Red Eco Alternativo ***

Municipales jujeños por debajo de la línea de indigencia

El Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de la provincia (SEOM) advierte que municipios del interior pagan sueldos con mercaderías, que los salarios son en negro y que en promedio alcanzan los 2.771,82 pesos.

El SEOM denuncia que los sueldos por 4 a 6 horas diarias son de entre 400 y 3.500 pesos mensuales, y que varios municipios los pagan con tarjetas alimentarias. Afirman que esta situación abarca a más de 1500 trabajadores y trabajadoras municipales.

Los datos surgen a partir del acceso por parte del Sindicato a las Declaraciones Juradas de todas las localidades, a través del Expediente 259-67/2019 tramitado en la Dirección de Transparencia y Gobierno Abierto.

De esta información oficial, se desprende que en la actualidad existen 2062 trabajadores y trabajadoras en negro, en algunos casos con 10 años de antigüedad, que no tienen aportes jubilatorios, obra social ni seguro de vida obligatorio, en 48 municipios y comisiones municipales de Jujuy.

De los 2062 trabajadores y trabajadoras, 1564 cobran menos de 4.274,09 pesos, que es la actual línea de indigencia determinada por el INDEC, es decir que perciben salarios que no les alcanzan para poder cubrir el valor de la Canasta Básica Alimentaria.

Tomando en cuenta a la totalidad de los trabajadores y trabajadoras municipales, un tercio está por debajo de la línea de pobreza.

El SEOM remarca además la situación en algunos municipios en particular, como el de Libertador General San Martín, donde a las 330 personas que perciben Planes Sociales Municipales se les paga todo el sueldo con una tarjeta alimentaria que deben emplear en un supermercado determinado y canjear por ciertos alimentos. Esto mismo se repite en localidades como Puesto Viejo y Santa Clara.

Para el SEOM Jujuy, esta relación de dependencia entre trabajadores municipales y funcionarios es una nueva forma de trabajo esclavo porque los empleados tienen coartada su libertad: “con el fruto de su trabajo no llegan a cumplir con los requerimientos alimentarios básicos; el producto de su trabajo está condicionado a ser canjeado por alimentos no pudiendo emplearlo libremente; se encuentran amenazados y si denuncian su situación los despiden automáticamente, siendo imposible defenderlos legalmente ya que son trabajadores con nula estabilidad laboral; están obligados a trabajar en los municipios ya que por afuera de ellos no hay oportunidades laborales; están atados, bajo la promesa de los funcionarios de que en el transcurso de un determinado tiempo van a mejorar su situación o, que si aguantan, un familiar de esos trabajadores y trabajadoras van a tener un cargo en el municipio, engrosando ejércitos de trabajadores cuasi-esclavos”, detallaron desde el sindicato.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!