Red Eco Alternativo ***

Nuevos casos de violencia policial en cuarentena

Este martes, cerca de la estación de trenes de Berzategui, la policía local disparó y mató a un joven de 22 años que habría amenazado a las agentes con un cuchillo. En tanto, en Saladillo integrantes de la Bonaerense dispararon balas de goma contra un hombre y lo dejaron inconsciente en la vía pública. Red Eco Alternativo.

(Red Eco) Buenos Aires - La Policía había acudido a las cercanías de la estación de trenes de Berazategui pasadas las 16 horas tras un llamado al 911 en el que referían la presencia en la vía pública de una persona visiblemente alterada y con supuestas intenciones de robo. Al parecer, el joven quiso salir corriendo al ver a los agentes, pero no pudo por lo que los habría amenazado con un cuchillo. La respuesta de uno de los policías fue dispararle dos veces a quemarropa; una bala impactó en la pierna y la otra en el abdomen. La víctima, identificada como Diego Arzamendia, murió pocos minutos después en el Hospital Evita Pueblo. Para la fiscalía, la UFI descentralizada Nº4 de Berazategui, el agente actuó en legítima defensa. Sin embargo, hay videos de celulares que registraron el momento en los que se ve a alrededor de 10 policías rodeando al joven, y hasta se puede advertir que los disparos fueron cinco en total.

Cabe recordar que en la misma localidad bonaerense hace menos de un mes fue asesinado Alan Maidana, de 19 años, por el policía federal Germán Bentos.
A su vez, desde el Colectivo Contra el Gatillo Fácil de La Plata denunciaron que el domingo pasado un integrante de la Policía de la Ciudad disparó nueve veces con su arma reglamentaria en la zona sur del distrito, en Plátanos, contra dos jóvenes. Augusto Oscar Iturralde, de 25 años, murió en el momento y otro hombre que lo acompañaba huyó en moto.

La versión oficial, una vez más, habló de intento de robo y les atribuyó a los jóvenes un arma que apareció contra un basural. “Flojo argumento para justificar la legítima defensa, ya que al pibe muerto no se le puede atribuir el descarte del arma. Los medios de la zona titularon ‘policía abatió a motochorros que intentaron robarlo’, y hablaron de ‘dos delincuentes armados’. A la vez informaron que el policía, cuya identidad protegieron celosamente y estuvo demorado unas horas en la causa caratulada como ‘homicidio en exceso de la legítima defensa’, fue liberado”, detallaron desde el Colectivo.

En tanto, el domingo a la madrugada en Saladillo, en el marco de un operativo por incumplimiento de cuarentena, un patrullero persiguió y chocó la moto en la que viajaban dos jóvenes que, como consecuencia del impacto, cayeron al suelo. Antes de que uno de ellos, de nombre Sebastián, pudiera ponerse de pie, uno de los agentes le disparó tres veces y a quemarropa con balas de goma, en abdomen, cabeza y pierna, dejándolo inconsciente en la vía pública. El joven recobró el conocimiento cuando ya estaba en el hospital municipal, a donde fue trasladado tras el llamado a una ambulancia por parte de un vecino del lugar. A su amigo Alexis, en tanto, lo llevaron detenido. Tras varias horas fue liberado y al consultar por Sebastián, un policía le respondió: “Se hace el muertito ese”.

Luego de que Sebastián recibiera el alta, un patrullero fue a buscarlo a su casa sin orden judicial y sin explicación. Tanto él como su mamá se negaron a ir, pero otros oficiales fueron al domicilio de la abuela del joven y la trasladaron a la comisaría desde donde la obligaron a llamar por teléfono a su nieto para exigirle que se presente en la dependencia policial. La abuela recién pudo irse de la comisaría de Saladillo cuando intervino una abogada en representación del joven.

Al día siguiente, Sebastián y su abogada se presentaron ante la fiscalía descentralizada para hacer la denuncia penal, pero con la excusa de tomar medidas de prevención por el Covid-19, la fiscal Patricia Hortel le negó la presentación, pidiéndoles que la realizaran por mail. La funcionaria judicial le informó además que había iniciado actuaciones de oficio y que existía otra actuación en materia federal por incumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y resistencia a la autoridad.

Finalmente, la denuncia por los delitos de abuso autoridad, abuso de arma, lesiones y abandono de persona fue presentada ante la fiscalía general de La Plata y tramita en la Fiscalía Nº8 de investigaciones complejas. Además, la Comisión Provincial por la Memoria realizó una presentación ante la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense para que se investigue administrativamente a los funcionarios implicados y sean desafectados preventivamente durante el curso del sumario.

Fuentes: Agencia Andar / Colectivo Contra el Gatillo Fácil de La Plata

Imagen: Colectivo Contra el Gatillo Fácil de La Plata

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd