Red Eco Alternativo ***

Francia: las claves de la controvertida reforma de las pensiones del gobierno de Macron

El cambio de reglas para jubilarse impulsado por el gobierno de Emmanuel Macron levantó un frente sindical unánime en su contra. Nueva protesta conjunta con huelga interprofesional para el próximo 31 de enero.

El cambio de reglas para jubilarse impulsado por el gobierno de Emmanuel Macron levantó un frente sindical unánime en su contra. "Si Emmanuel Macron quiere llevar a cabo su madre de todas las reformas (...), para nosotros será la madre de todas las batallas", advirtió el jefe del sindicato Force Ouvrière (FO), Frédéric Souillot.

De acuerdo con los sindicatos, solo en la capital unas 400.000 personas marcharon contra los planes del Gobierno y formaron una marea humana que se expandió durante horas entre la Plaza de la República y la de la Nación. Al final del día, de hecho, en una reunión intersindical se acordó una nueva protesta conjunta con huelga interprofesional para el próximo 31 de enero.

Con su sistema público de pensiones, Francia garantiza actualmente a los asalariados una pensión de entre 50% y 70% del sueldo, a partir de los 62 años y 42 años de cotizaciones como mínimo. Este sistema, uno de los más generosos de Europa, fue instaurado a finales de la Segunda Guerra Mundial y es uno de los pilares del sistema francés de Seguridad Social universal.

Sin embargo, el sistema redistributivo en el que los trabajadores en activo pagan las pensiones de los jubilados corre peligro a largo plazo: el envejecimiento de la población con el aumento de la esperanza de vida podría desequilibrarlo. Con este argumento, el gobierno de Emmanuel Macron plantea una reforma para alargar el periodo laboral y evitar un déficit de 13.500 millones de euros en 2030, según cifras oficiales. Es la sexta reforma de pensiones que busca endurecer las condiciones para retirarse desde 1995.

Edad de jubilación. Es uno de los elementos más controvertidos. La edad legal para jubilarse incrementaría progresivamente de 62 a 64 años a partir de 2030 para toda la población, excepto las personas con problemas de discapacidad. Los sindicatos, los partidos de izquierda, los ecologistas, la ultraderecha están en contra de esta medida con alternativas que van desde aumentar las cotizaciones empresariales y/o de los asalariados.

Periodo de cotización. Pasaría de 42 a 43 años en 2027 para obtener una pensión completa. Los detractores de la reforma recuerdan que los dos tercios de los trabajadores de más de 60 años ya no trabajan por diversos motivos (enfermedad, desempleo, etc.), con lo cual sería poco realista incitarlos a trabajarles más.

Una pensión mínima de 1200 euros: El gobierno francés asegura que, gracias a la reforma, se garantizará una pensión mínima de 1.200 euros para los futuros jubilados.

Jubilación anticipada: La reforma prevé reglas más favorables para los asalariados que empezaron a trabajar antes de los 20 años. Podrán jubilarse dos años antes. Lo mismo para los trabajadores que ocuparon empleos que suponen mucho esfuerzo.

Sistemas preferenciales: Se eliminarán progresivamente ciertos privilegios de los que gozaban los empleados de las compañías públicas de energía y de transportes.

El partido de Emmanuel Macron, que carece de mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, podría buscar los votos de la bancada de derecha Los Republicanos (LR), el partido que por otra parte controla el Senado. Pero el Gobierno no excluye aplicar la reforma por decreto para evitar un empantanamiento en el Legislativo.

2023 francia reforma macron1   2023 francia reforma macron2 2023 francia reforma macron3 

 Fuente: Raphael Morán - El Confidencial y RFI

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd