Red Eco Alternativo ***

La tragedia griega de la traición de Tsipras

En la noche de 15 de julio de 2015, el primer Ministro griego Alexis Tsipras, pone a la votación un paquete de medidas negociadas (impuestas es la verdad) con la Troika europea. La contradicción en esta consulta parlamentaria, es el hecho de que tal paquete, es justamente el mismo – o casi el mismo, pues en algunos aspectos es aún peor – del que fuera rechazado por la población en un referéndum ocurrido el domingo 5 de julio.

(Bruno Lima Rocha – estrategiaeanalise.com.br) Grecia - Oxi (No) en griego fue la decisión del 61% de los votantes. Ahora, investigaciones alegan que más del 70% de los griegos, estaría a favor de la postura de Tsipras. Eso es altamente discutible, porque investigaciones de opinión no pueden ser, más legítimas del que mecanismos de consulta directa. Citando nuevamente al excelente portal de Auditoria Ciudadana de la Deuda y directamente, a la auditora María Lúcia Fatorelli, si tal deuda fuera revelada sus orígenes provocaría revolución en las finanzas mundiales. Tal deuda “tiene orígenes ilegales e ilegítimas”. Concuerdo y refuerzo esta tesis, además entiendo que tal deuda es impagable (como lo han dicho los economistas Paul Krugman, Joseph Stiglitz y Thomas Piketty) y odiosa (cómo es el concepto para una deuda al ser auditada).
Vale manifestar que disiento con estos respetables reformistas. El editor del portal Opera Mundi, Breno Altman afirma (publicada en 14 de julio de 2015 en el portal Brasil 247, bajo el título de “Grecia ha salida fuera de la rendición condicional?”) que: “Pero el primer-ministro griego, para el bien o para el mal, debe aún preferir, en estos días decisivos, el recuerdo de aquella pequeña ciudad otrora polonesa, en la cual la delegación bolchevique entregó todos los anillos y muchos dedos, para su revolución”.
Altman realiza una dudosa comparación de Tsipras, con Lenin, cuando del tratado en consonancia y rendición de Brest-Litovsk, cuando Rusia traba un acuerdo con a Alemania, donde según Altman . “Lenin habría ido contra la posición de la mayoría del Comité Central del Partido Bolchevique”, acotando que de la misma manera “Tsipras que no siguió la postura del Comité Ejecutivo de la coalición Syriza.
Sinceramente, Altman se equivoca al afirmar que “la sabiduría de un líder provisional puede estar por encima de la decisión colectiva de delegados electos”. Así no hay formación partidaria que resista y se pierde toda y cualquier confianza, con las nuevas instituciones políticas, teóricamente – al menos en el caso del Syriza – marcadas por democracia interna y consulta directa en temas fundamentales.
El periodista, y profesor de Relaciones Internacionales y dirigente del PSOL, Gilberto Maringoni, afirma – en entrevista para el portal Opera Mundi, publicada en 10 de julio, que: “Con relación al referéndum realizado el último domingo (05/07), en el cual el “no”, contra el acuerdo que venía siendo propuesto por la Comisión Europea, fue votado con más del 60%”, a lo que agrega Maringoni que fue “durísimo" el plebiscito. "Ellos tuvieron 35% de los votos en las elecciones y fueron para la decisión [del referéndum] contra toda la presión de la Comisión Europea. Vencieron”. Y añade que “el plebiscito no era para suspender pagos o cosa que lo valga y sino para dar legitimidad interna a las negociaciones”.
Así, la votación no dio carta blanca a Grecia, que sigue aislada internacionalmente, dice. "No hubo ningún movimiento en el tablero externo [para apoyarla]. Al contrario, quien se movió y consolidó fue la Comisión Europea. Eso porque, según Maringoni, a pesar de apoyos puntuales – principalmente venido de los suramericanos – ningún país grande se movió.”
A pesar de la correcta evaluación geopolítica, el tema es otro. La población decidió por una medida y no hay balón de cristal, ni carta blanca al primer ministro para utilizar el apoyo popular y así corromperlo, en nombre del bien común, decidido por los delincuentes que llevaron a Grecia a la actual situación insoportable. Contar con el apoyo de operadores financieros como Mario Draghi y bases partidarias como el PASOK, y la Nueva Democracia es simplemente tirar en la basura, las posibilidades de toda la nueva izquierda reformista europea, como lo Podemos de España o el Partido de Izquierda (Partí de Gauche) de Francia. Aun no concordando con la vía electoral, entiendo que la misma cataliza – equivocadamente – gana la mayoría y la invierte, delante de poderes que no son ni visibles en menos aún legítimos.
Muchas veces, el análisis del realismo internacional trae la ceguera de las posibilidades políticas en cualquier ambiente interno. En otras palabras, en nombre de la “responsabilidad” se justifican las mayores traiciones, terminando por reforzar las tesis del escepticismo y de la política como forma de control popular bajo la apariencia democrática.
Nota completa: estrategiaeanalise.com.br

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd