Red Eco Alternativo ***

Bolivia: funcionarios del departamento de Tarija denuncian que los obligan a bloquear

Desde hace dos días Tarija se sumó al paro cívico que hace casi un mes se viene desarrollando en Santa Cruz. El presidente de la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB) y alcalde de Tarija, Johnny Torres, pidió al Gobierno de Luis Arce Catacora tomar la decisión política de que el Censo se pueda efectuar en el 2023. Red Eco Alternativo

 

(Red Eco) Bolivia- Con estas acciones los departamentos de Tarija, Pando, Beni, Cochabamba y Sucre se sumaron con marchas, bloqueos, cierre de fronteras y paros cívicos con la intención de expandir el pedido de CENSO 2023 y no que se efectué en el 2024 como indico el gobierno central.


Pelea por el Censo 
La pelea en Bolivia es por el momento en que será el censo poblacional.

Santa Cruz y el resto de los Comités Cívicos comenzaron con el paro indefinido en Santa Cruz hace más de 20 días porque piden que el Censo sea en 2023 mientras que tras cuatro días del trabajo de la mesa técnica, el Gobierno de Bolivia informó que la conclusión es que la realización del censo se puede adelantar entre marzo y abril de 2024.

Esta determinación ya la había comunicado el presidente Arce a fines de julio de este año, por lo cual allí comenzó la crisis.

La modalidad de generar bloqueos en esta ciudad es la misma que comenzó durante las protestas antes del Golpe de Estado en 2019: se obliga a los funcionarios públicos, en este caso de la alcaldía y también a ciertos sectores universitarios que vayan a los puntos de acceso a las grandes ciudades. De esa forma se pone una cuerda y queda a resguardo un grupo de personas.

De esta manera funcionarios del gobierno indican que “nos mandan a bloquear a nuestros propios padres que son campesinos o a nuestros hijos, esto no es por el pueblo y no nos beneficia, es puro beneficio de los poderosos”.

Según explica el sitio www.bloomberglinea.com "En lo político, el censo debería impactar en un nuevo padrón electoral que permita redefinir la distribución de escaños parlamentarios con la nueva realidad poblacional. Las próximas elecciones son en 2025 y si el censo fuese en 2024 no se podrían implementar las modificaciones necesarias.
En lo económico, el censo definirá la redistribución de la coparticipación tributaria, según el nuevo índice de población, pero también daría lugar a un nuevo pacto fiscal, que podría quebrar lo que para muchos es el centralismo del Gobierno nacional"

 

Fuente: medios bolivianos 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!