Excarcelaron a Belén Guevara

En enero la joven se había refugiado con sus hijos en unas viviendas vacías en la Villa 31 ante la inminente llegada de una fuerte tormenta, pero a las pocas horas llegó la Policía de la Ciudad que rompiendo puertas, gritando y a los golpes se la llevaron detenida. Belén fue finalmente liberada el 17 de febrero tras un recurso interpuesto por su defensa ante la Cámara Nacional de Casación.

Compartimos nota de la Agencia Andar:
Belén estaba en situación de calle y se había acercado a un merendero del Movimiento Teresa Rodríguez 12 de abril. Mientras asistía y colaboraba en el lugar por las noches buscaba dónde dormir con sus hijos. Sin trabajo y con las pocas posibilidades laborales cortadas por la pandemia y las medidas del ASPO no había podido sostener el alquiler de donde vivía. A mediados de enero, cuando se avecinaba una fuerte tormenta, Belén se refugió en unos departamentos vacíos. Sabía de su existencia porque cuenta con un expediente abierto en el IVC de la ciudad para presentarse como candidata viable para que le asignen una de esas viviendas. Sólo pasaron unas horas cuando llegó la policía de la ciudad rompiendo puertas, a los gritos, golpeándola a ella y sus hijos y se la llevaron detenida.

Ahora, después de una fuerte movilización de sus colegas de militancia y organismos de derechos humanos que asumieron su defensa, la Sala 2 de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional hizo lugar a su excarcelación. Desde la Comisión Provincial por la Memoria, que acompañó con distintas presentaciones al defensor Ramiro Geber de la APDH CABA, aseguraron que los fundamentos vertidos para rechazar los dos pedidos previos de excarcelación para Guevara carecían de forma absoluta de perspectiva de género.

Mientras tanto desde el 14 de enero Belén permaneció detenida en distintas comisarías y 22 días en el penal de Ezeiza. A partir de los recursos presentados por la defensa en Casación se resolvió por unanimidad conceder su excarcelación. Finalmente este 17 de febrero Belén pudo volver con sus hijos que habían quedado al cuidado de familiares paternos y de compañeras de su organización.

“Fue muy emocionante el re encuentro con sus hijes, la calidez con que cientos de compañeros y compañeras nos apoyaron, marcharon con nosotros, todo eso fue muy significativo para su liberación. Ahora viene un tiempo de acostumbrarse a esto nuevo, ella estaba solita vagando por las calles y ahora tiene una gran familia que es el MTR 12 de abril”, cuenta Cristina Mena, una referente política de ese espacio que encabezó el reclamo por la libertad de Belén.

“La hemos cuidado como se cuida a las compañeras”, agrega Cristina y cuenta orgullosa que la joven ahora, aún conmocionada, “se está integrando a una vida piquetera”.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd