Policía del Chaco reprimió a estatales sobre el Puente Chaco-Corrientes

Durante la mañana de este miércoles, la Policía de la provincia desalojó y reprimió con golpes, gas pimienta y balas de goma una protesta sobre el puente interprovincial Chaco-Corrientes de trabajadores y trabajadoras del Sindicato de Obras Sanitarias de Chaco (SOSCH), que representa a empleados del Servicio de Agua y Mantenimiento Empresa del Estado Provincial (SAMEEP), y la Corriente Sindical Jorge Weisz (CSJW), que agrupa a estatales precarizados de distintas dependencias provinciales.

Compartimos nota de ANRed:
En diálogo con ANRed, Viviana Toros de la CSJW, relató: “vinimos con carteles y volantes y lo que hemos recibido fue balas de goma y gas pimienta, los compañeros con corchazos y las compañeras empujadas por policías varones”. En cuanto a sus reclamos, explicó: “Queremos que se deje atrás lo que se firmó con los gremios funcionales traidores a los reclamos de los trabajadores. Han firmado una paritaria que ya la comió la inflación. Se suma a eso deuda de calificación, deuda de calificación acumulativa y compañeros con 14 años de antiguedad con una categoría miserable, con un sueldo básico de $26000. Estas paritarias no sirven, porque nos hunden en la miseria”.

Así denunciaron lo sucedido desde el Sindicato de Obras Sanitarias de Chaco (SOSCH) y la Corriente Sindical Jorge Weisz (CSJW), a través de un comunicado: “La policía del Chaco, a las órdenes del gobernador Capitanich, reprimió con golpes y balas de goma una protesta en la rotonda de acceso al puente interprovincial que une Chaco con Corrientes, encabezada por el Sindicato de Obras Sanitarias (SOSCH), que representa a trabajadores de la empresa estatal de provisión de agua SAMEEP, y por la Corriente Sindical Jorge Weisz (CSJW), que agrupa a trabajadores estatales precarizados de distintas dependencias provinciales”.

“La represión se produjo sin orden de desalojo y no hubo personal policial femenino, como corresponde para los casos en que hay mujeres en la protesta – ampliaron los sindicatos – Por el momento, dejó como saldo varios heridos por balas de goma, entre ellos mujeres, y un hombre mayor que se descompensó por los golpes recibidos”.

Según explicaron, reclaman “la apertura de paritarias, condiciones dignas de trabajo, el pago de las deudas por calificación, el blanqueo de las sumas por refrigerio y el cese de la persecución a los dirigentes gremiales de SOSCH, sobre quienes pesa una restricción perimetral injustamente establecida”.

“Vinimos con carteles y volantes para visibilizar nuestros reclamos y recibimos balas de goma y gas pimienta”
En diálogo con ANRed, Viviana Toros de la Corriente Sindical Jorge Weiz, relató: “Después de tantas negociaciones y predisposición al diálogo, vinimos al puente, a la vera de la ruta, a visibilizar nuestra problemática, para que los que transitan sepan qué es lo que está pasando en Chaco, en un lugar que comunica Chaco con Corrientes. Vinimos con carteles y volantes y lo que hemos recibido fue balas de goma y gas pimienta, los compañeros con corchazos y las compañeras empujadas por policías varones”.

En la misma línea, Viviana agregó: “Estamos acá con un acta que hicimos, porque siempre estamos dispuestos a negociar, con el gremio del SOSCH, la abogada, para que empecemos a hablar realmente sobre la vida de los trabajadores y las trabajadoras, en esta situación tan crítica, ante un acuerdo con el FMI, que profundiza la miseria que ya veníamos trayendo, donde un gobierno nacional, con anuencia del provincial, legitima una estafa del gobierno de Macri. Se llenan la boca hablando de Macri y han legitimado una estafa sobre el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras. Por lo tanto, estamos acá esperando que el gobierno provincial resuelva cuál es la respuesta que tiene”.

En cuanto a los motivos de la protesta, la entrevistada amplió: “Queremos que se deje atrás lo que se firmó con los gremios funcionales traidores a los reclamos de los trabajadores, entendiendo que han firmado una paritaria que ya la comió la inflación, y que se suma a eso deuda de calificación, deuda de calificación acumulativa, compañeros con 14 años de antiguedad con una categoría miserable, con un sueldo básico de $26000. En algún momento pudieron tener horas extras, pero hoy las rifan, porque no están dispuestos a hacer un servicio de agua y cloacas como tiene que ser. Están desmantelando una empresa provincial y algo tan importante como es al agua”, sentenció.

Asimismo, sobre la situación de precarización de los y las trabajadoras estatales en general, expresó: “Estas paritarias no sirven, porque nos hunden en la miseria. Por más que el gobierno haya anunciado descuentos en los remedios y en algunos alimentos, no hay efectivo para comprar. Los salarios son de miseria. Hay compañeros que trabajan en las escuelas higienizando que pusieron el pecho en toda la pandemia y tienen un ingreso de entre $11000 y $16500. Y un trabajador de planta de SAMEEP tiene un salario de $26000”.

Imagen: Corresponsal Popular

Our website is protected by DMC Firewall!