Residentes y concurrentes de CABA se movilizaron en defensa de sus puestos

Este martes la Asamblea CABA se manifestó frente al Ministerio de Salud de la Nación por el mal manejo en la adjudicación de vacantes para ocupar cargos formativos de concurrencias en el sistema de salud público porteño. Por estos errores, el Garrahan quedó con 35 enfermeros menos. Por Canal Abierto.

En la mañana del martes 2 de noviembre, residentes y concurrentes nucleados en la Asamblea CABA se movilizaron una vez más frente al Ministerio de Salud de la Nación por el mal manejo en la adjudicación de vacantes para ocupar cargos formativos de concurrencias en el sistema de salud público porteño.

Según informaron, durante el fin de semana les comunicaron a 150 profesionales de salud de las carreras de psicología, psicopedagogía y trabajo social que los puestos ya tomados podían sufrir modificaciones por un error de sistema. “Se trata de profesionales que dispusieron sus horarios y organizaron sus agendas en base a las concurrencias tomadas, ya firmaron y entregaron papeles, ya están insertos en distintos equipos de trabajo, y sin embargo frente a esta instancia de adjudicación podrían perder dicho puesto”.

“Esto pasa con el ingreso de residentes y concurrentes de CABA, Nación y Provincia. El problema de ahora fue con Nación y CABA porque hubo muchas fallas en los exámenes, y en la adjudicación de puestos porque hubo gente que no pudo aplicar. Lo que terminó sucediendo es que después de dos semanas que se realizaran las adjudicaciones y los recurrentes entraran a trabajar el Ministerio de Salud de la Nación mandó un mail advirtiendo esto. Ellos supieron del error el mismo día de la adjudicación y lo que hicieron es cambiar los puestos”, explicó Florencia Delgado, psicóloga concurrente e integrante de la Asamblea.

En el Garrahan, 35 enfermeros de CABA y de Nación habían tomado una residencia y con esto quedaron desafectados. Con los concurrentes de CABA pasó lo mismo. “Lo que nos dijeron desde el Ministerio es que lo resolvieron de esta manera, que se vuelvan a adjudicar los puestos. Esto lo que trae es que residentes como los del Garrahan queden sin puesto y que se modifiquen todos los ingresos de los concurrentes”, agregó Delgado.

El sistema de salud público porteño cuenta con más de 3.000 residentes y concurrentes. 1440 de ellos son parte del programa de concurrencias, dependiente del Ministerio de Salud, orientado a profesionales ya recibidos en distintas áreas que realizan capacitación de posgrado en la práctica concreta de los hospitales. Cumplen con veinte horas semanales que se dividen en cinco de formación y quince de atención directa. A diferencia de la residencia, donde se trabaja a tiempo completo y con guardias, los concurrentes no perciben remuneración ni cuentan con ART u obra social.

A esto se suma el reclamo por los recortes que hubo en CABA durante la pandemia en los puestos de concurrencia. Según denunció la asamblea en la movilización pasada, se recortaron más del 50%, pasando de 344 a 153 puestos. Esto fue aún más impactante en 2019, cuando pasaron de 519 a 153 lugares.

“Lo que pedimos hoy en reunión con el Ministerio de Salud de la Nación fue que abran más cupos, sobre todo porque el sistema de salud viene bastante colapsado y hace falta más personal. De esta manera se sostendrían los puestos de los que ya comenzaron a trabajar. También solicitamos una reunión con las autoridades de CABA para pedirles esto”, señaló Delgado.

A su vez, agregó: “Lo malo de esta decisión también es que muchos de estos concurrentes ya iniciaron tratamientos, y con estos movimientos la gente ve modificados sus procedimientos y se cambian equipos de trabajo. A nosotros nos afecta porque nos estamos formando, pero afecta mucho más a la gente porque se termina atrasando mucho la atención en los hospitales”.

Previo al brote de la pandemia de Covid, la Asamblea ya denunciaba la falta de personal en los hospitales. “Durante la pandemia, esto quedó muy a la vista. Ahora, que todavía seguimos en pandemia, esto se nota mucho más porque la gente quedó asustada y con secuelas. Lo que pasa es que ahora, al menos en los hospitales de CABA, hay entre cuatro y cinco meses de espera para atenderte, hay pocos turnos, gente que viene y hace fila desde las cinco de la mañana. Y todo esto es porque falta gente para atender”, finalizó la recurrente.

Mientras, la Asamblea CABA sigue exigiendo la reunión con el Ministerio de Salud de la Ciudad para solucionar la problemática de las adjudicaciones. De no haber novedades hasta mañana, se evaluarán más medidas a tomar.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd