Red Eco Alternativo ***

Desocupación y precarización en la era macrista

“Los trabajadores no somos los responsables de la desocupación. No vamos a cargar con el peso del ajuste macrista”, afirmaron desde la Junta  Interna de Delegados de ATE-INDEC luego que el pasado 19 de junio el organismo estadístico publicara el índice de desempleo. La tasa superó los dos dígitos. Se ubicó en el 10,1% representando 1.961.840 desocupados, cifra ésta que implica que en un año hay 211.800 desocupados más. Compartimos a continuación las reflexiones de lxs trabajadores y el informe del IPPYP


"Los trabajadores no somos los responsables de la desocupación. No vamos a cargar con el peso del ajuste macrista”

(Junta  Interna de Delegados de ATE-INDEC) Argentina-  El día 19 de junio, el Indec publicó los índices que reflejan la situación actual del mercado de trabajo. El dato más significativo es el crecimiento de la desocupación, tanto para el período interanual como para el intertrimestral (aumenta de 9,1 a 10,1 por ciento en ambos períodos).

Sin embargo, esto no es todo. La "presión sobre el mercado de trabajo”, conformada por los desocupados más aquellos que aun estando ocupados buscan o se declaran disponibles para trabajar más, alcanza el 33,9% de la Población Económicamente Activa al primer trimestre del año.

¿Por qué ocurre esto? Es sencillo, los magros salarios producto de un constante aumento de los precios de la canasta básica (el valor de la misma a la fecha es de $ 30.337 para un hogar tipo del GBA), empujan a los trabajadores a tener que buscar otras fuentes de ingresos. Es por ello que este indicador ha aumentado constantemente a lo largo del último año, pasando de 29,3% a 33,9% entre los primeros trimestres de 2018 y 2019.

Otro indicador “termómetro” de la situación laboral actual es el nivel de NO registro de los asalariados. El mismo se encuentra 1,1 punto porcentual por encima del valor arrojado el mismo trimestre del año anterior, pasando de 33,9% a 35,0%, y casi dos puntos por encima de hace dos años (33,3% en el primer trimestre de 2017). Cabe destacar que este indicador a lo largo del país encuentra situaciones aún más críticas, como lo es el caso del NOA que alcanza el 43%.

En correlación con lo anteriormente dicho, la Secretaria de Trabajo a partir de información del SIPA, confirma esta situación: los trabajadores registrados (asalariados, monotributistas, autónomos) en marzo de 2019 -último dato disponible- son 268,3 mil menos que en el mismo mes de 2018, lo que marca una caída interanual de 2,2% (desde septiembre del año pasado, la intensidad de la caída interanual no ha hecho más que aumentar).

Además, de los 268,3 mil empleos perdidos, 161 mil corresponden a asalariados registrados del sector privado (-2,5% interanual), de los cuales casi la mitad (69 mil empleos) revistaban en la industria manufacturera, cuya caída interanual alcanza al 5,8%, resultando una clara muestra de cómo el modelo económico actual no solo es perjudicial para todxs lxs trabajadores sino también para todo el tejido productivo 

En relación a lo que encontrábamos al inicio de esta gestión, considerando la serie desestacionalizada, para mantener la misma relación entre trabajadores del sector privado registrado y la población total, en marzo de 2019 nos encontramos con un déficit de 329 trabajadores frente a noviembre de 2015, con lo que el deterioro de este tipo de empleo, controlando por el factor demográfico, acumula una caída del 5,1%, y sin nada a la vista que permita presagiar un mejor horizonte.

Por otro lado, si profundizamos el análisis sobre la desocupación, se observa que los peores números se los llevan lxs jóvenes y las mujeres en su conjunto. Estas últimas, a pesar de tener una menor participación en el mercado de trabajo en comparación con los varones (la tasa de actividad de las mujeres es del 49,0 y de varones de 63,4 por ciento) presentan mayores niveles de desocupación (11.2 vs. 9.2 varones), mientras que lxs jóvenes en su conjunto, rondan el 20 por ciento.

¿Y si sos mujer y joven? La situación es aún más alarmante, ya que la desocupación alcanza el 23.1 por ciento.

Como venimos señalando la inflación deteriora el poder adquisitivo de los trabajadores, nos sobra mucho mes al final del magro sueldo, por esta razón tenemos que salir a buscar un segundo y hasta un tercer  ingreso, y además otros miembros de nuestras familias (los hijos que queríamos que se dediquen solo a estudiar, los viejos, que han visto ferozmente podados sus haberes jubilatorios) tienen que salir a buscar ingresos para satisfacer las necesidades del grupo familiar, generando más demanda en un mercado que cada vez ofrece menos oportunidades laborales y que, entre otras cosas, ha impulsado el aumento del desempleo en jefxs de hogar (de 4,6 a 5,5 en el último año)-. 

Ya pasaron 42 meses de la gestión macrista, donde, de la mano del cumplimiento de los mandatos y recetas del FMI, por parte de los distintos niveles de gobiernos (nacional, provincial y municipal), se agravo en forma continua la situación del mercado de trabajo. Cada vez más personas salen a buscar trabajo, trabajo que no encuentran y si lo encuentran es informal o precario, y con pagas cuyo poder adquisitivo se reduce día a día, a la luz de niveles de inflación astronómico, dónde solo ganan los exportadores del sector primario, los dueños de las empresas de servicios públicos y, cuando no, los especuladores del sector financiero


Despidos, desocupación encubierta y precarización en la desindustrialización macrista

(IPPyP) Argentina -  Como era de esperar la tasa de desocupación superó los dos dígitos. Se ubicó en el 10,1% representando 1.961.840 desocupados, cifra ésta que implica que en un año hay 211.800 desocupados más. Pero como siempre, y dadas las características que presenta el mercado laboral argentino, al observar los denominados “ocupados demandantes”, la tasa sube en un año de 15,3% a 17,5% es decir que hay una desocupación encubierta de 477.695 personas más.

En concreto, sumando la desocupación abierta y la encubierta en un año se agregaron a la búsqueda de empleo 689.495 personas más totalizando casi 5,4 millones de personas buscando trabajo. Cabe agregar que se observa que el aumento del desempleo es resultado de la destrucción de puestos de trabajo ya que lo que se expande son los desocupados de menos de un año de duración, al tiempo que explotó el subempleo que salta en un año del 9,8% al 11,8%, es decir que aumenta en 417.300 personas.

El panorama se completa con rasgos que han sido constitutivos del gobierno de Cambiemos. En un marco de estancamiento y ligero descenso de la tasa de empleo, hay un descenso de la tasa de asalarización, una caída de la tasa de empleo formal, 51.200 ocupados menos en la industria en el último año y un aumento del cuentapropismo (167.000) y de los asalariados no registrados (140.500).

Durante todo el período de Macri de cada diez puestos de trabajo generados 5 son cuentapropistas y 4 trabajadores clandestinos o no registrados.

INFORME COMPLETO

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!