¿Qué pasará con el INDEC luego del 10 de diciembre?

Esta es una de las incógnitas que están planteadas. En estos días circularon informaciones periodísticas sobre el retorno al organismo de Graciela Bevacqua, funcionaria echada por la  intervención kirchnerista encabezada por Guillermo Moreno en 2007. Marcela Almeyda, nuevamente electa delegada e integrante de la Junta Interna de trabajadores del instituto estadístico, habló de este y otros temas durante una entrevista del programa Los Locos de Buenos. Red Eco Alternativo.

(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires - “Tuvimos reuniones informales y de hecho conocemos a muchas de las personas que se están nombrando para trabajar en el INDEC; a Graciela Bevaqua en particular la conozco porque era mi jefa cuando estaba en el organismo”, explicó Marcela Almeyda al comenzar la entrevista.
La delegada comentó que las informaciones sobre la vuelta de Bevaqua tienen relación con el trabajo que realiza junto a Patricia Giménez, diputada radical,  ex directora de la Dirección de  Estadísticas de la provincia de Mendoza, que también fue intervenida. “Sabemos que es un proyecto que está en danza pero está sujeto a de quien termine dependiendo el INDEC como organismo”, dijo. Incluso se especula con una conducción tripartita de Bevaqua, Giménez y Leandro Despoy actual titular de la Auditoria General de la Nación.
Almeyda contó que los trabajadores nucleados en ATE INDEC se dieron una política de hablar con todos los candidatos a presidente, entre ellos Mauricio Macri. “Fue uno de los que nos recibió. Le planteamos cuales creíamos nosotros que eran las condiciones en que debía normalizarse el INDEC y que los trabajadores que habíamos resistido todo este tiempo éramos una especie de garantía de esa normalización; que había ciertas cuestiones que modificar con respecto incluso al INDEC anterior”.
Los trabajadores sostienen que lo fundamental es recomponer los equipos técnicos que han sido desmantelados durante casi 9 años de intervención, no solo por el despido o porque los jubilaron sino porque dentro del INDEC hay trabajadores que fueron desplazados de sus funciones. “Hay mucha gente que está trabajando en otros organismos, a algunos hay que decirles si quieren volver, otras personas que fueron jubiladas compulsivamente quizás puedan volver a asesorar o algún plano similar y comenzar a recomponer todo lo que se destruyó en estos años”, planteó Almeyda como formas viables para reconstituir el material humano altamente capacitado que fue corrido del organismo durante el proceso de vaciamiento de la intervención.
Recordemos que los trabajadores no solo han padecido sino que han denunciado durante todos estos años el rol jugado por los funcionarios de la intervención que llevaron a destruir las estadísticas públicas y el papel de las patotas que se movían dentro del INDEC.
Algunas de las dudas planteadas por la delegada del instituto durante la entrevista se refieren a cuál es el plan que tiene el nuevo gobierno para poder saber en qué tiempo se podrán recuperar distintos niveles de estadísticas. “Por ejemplo del índice de precios al consumidor que sale todos los meses, nos preguntamos cuándo podrán dar un número creíble y razonable, si va a ser a nivel nacional o no, todas esas cosas son definiciones que tendrán que tomar los que se  hagan cargo”, ejemplificó Almeyda.
Volver a tener índices confiables, si bien no es tarea fácil, es para la delegada menos complejo que recuperar la confianza en el organismo. “Por eso me parece importante tener gestos hacia la sociedad en el sentido de que va a ser una gestión distinta, y también hacia los mismos trabajadores de adentro del INDEC,  no solo hacia los que más visiblemente resistimos sino todos los que trabajaban allí bajo una presión y un hostigamiento que no se le desea a nadie”.
Respecto a cómo se vive dentro del INDEC el triunfo Cambiemos, Almeyda habló de la sensación de “cierta zozobra” de quienes tienen cargos de dirección.  “Nosotros, los trabajadores, no vamos a impulsar que se eche a otros trabajadores. Acá los que se tienen que ir son los han tenido responsabilidad (en el vaciamiento del organismo). Esos son los que más temor tienen y los que tal vez renuncien. Para el resto es quizás el temor al cambio o al qué vendrá pero en realidad no debería peligrar la fuente de trabajo de nadie, salvo las patotas que lo doy por descontado, ya que no tienen nada que hacer en un organismo público. Los trabajadores, hayan entrado de la mano que hayan entrado, si lo que quieren es trabajar, esas fuentes de trabajo no tienen por qué peligrar”.
Marcela Almeyda contó el clima que el lunes post elecciones se vivió dentro del INDEC: “Era un clima de ‘se van a tener que ir’, ‘se termina esto’, respecto al organismo específicamente e  independientemente quien se haya votado. Lo que había era una alegría contenida por muchos años de que ‘esto que pasa acá adentro se termina’”.
El próximo 16 de diciembre se realizará un nuevo abrazo al INDEC, tal como se hace todos los meses desde que fue intervenido el organismo, cada vez que da a conocer el índice de precios que refleja cuál es la inflación oficial. En esta oportunidad no se sabe si saldrá o no para ese día pero volver a abrazar el INDEC significará que más allá del cambio de gobierno los trabajadores siguen en pie de lucha para decir que siguen siendo los garantes de recuperar la credibilidad. “Nosotros vamos a seguir en la defensa de las estadísticas públicas y no vamos a parar hasta que podamos reconstruir el Instituto y obtener los derechos y las garantías que los trabajadores nos merecemos”, afirmó Marcela Almeyda como cierre de la entrevista en Los Locos de Buenos Aires.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!