Red Eco Alternativo ***

Se festejó en la Ciudad de La Plata el Año Nuevo Andino 5519

recibiendo_al_sol.jpgDurante la noche del 21 de junio se hicieron presentes en el Parque Pereyra Iraola estudiantes universitarios e integrantes de las organizaciones (como la Academia Mayor de la Lengua Quechua e Hijos del Cóndor) para celebrar el solsticio de invierno, el día más corto y la noche más larga del año. Pasaron toda la noche esperando la llegada del padre sol, al calor de cuatro fogatas que simbolizaban los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este, oeste.
(Noelia Carrazana – Red Eco) Buenos Aires - Entre el 21 de junio y el 24 de junio, se realizan en las diferentes naciones originarias la celebración del Inti Raymi, el año nuevo mapuche Wetripantu (WE=Nuevo / Tripantu=Año), y la celebración de San Juan que es de la comunidad Guarani, que en algunos lugares como en Tarija, ciudad del  país vecino de Bolivia, se llama “día del lucero Guarani”. Estos días están marcados por el solsticio de invierno, la noche más larga del año, que la religión cristiana quiso opacar poniéndole el nombre de fiesta de San Juan.
El fuego es el elemento que reina durante estos días, aunque el 23 de junio sea quizás el día que más fuegos se encuentren encendidos en la América, ya que ese día andinos, mapuches y guaranies lo alimentan toda la noche. Aunque existen diferencias, por ejemplo el pueblo Guarani en la actualidad celebra el 23 de junio con caminatas sobre las brasas para estar en contacto directo con el fuego.
El fuego, elemento purificador, permite expresar la energía de la entrada en el nuevo ciclo de vida, es el momento en que acaba el ciclo de cosecha y comienza la preparación para el nuevo año agrícola.

¿Qué es el Inti Raymi?
En quechua significa “Fiesta del Sol”, era una antigua ceremonia religiosa andina en honor al Inti, el dios sol, que se realizaba cada solsticio de invierno en los Andes. En 1572 el virrey Francisco de Toledo la prohibió por considerarla una ceremonia pagana y contraria a la fe católica. Se siguió realizando de manera clandestina, hasta que en 1944 Faustino Espinoza Navarro efectuó una reconstrucción histórica en la ciudad del Cuzco, basada en la crónica de Garcilaso de la Vega,  y desde ese momento la ceremonia vuelve a ser un evento público y de gran atractivo turístico.
Se sabe cinéticamente que la luz sale por oriente y se dirige hacia occidente. En la época Inca, el oriente era el Antisuyo (la selva). Es decir que la luz salía por Anti, al mediodía era Inti y por la tarde era Conti, de la misma manera son los días previos al Inti Raymi, es decir el día del solsticio el 21 de junio se llama Anti, el día 22 Inti, el 23 Conti y finalmente el 24 es el Inti Raymi.
Según el investigador Luis E. Valcárcel, los nombres en quechua de estos días también se relacionan con el estudio etimológico de los Suyus del Tahuantinsuyu que fue denominado como tal por seguir las cuatro direcciones cardinales conocidas en esa época como: Chinchaysuyu, Collasuyu, Antisuyu y  Contisuyu, estas dos últimas denominaciones determinan el paso del sol sobre la tierra y para explicarnos la razón de estos nombres necesitamos saber que el SOL estaba marcado por tres momentos: Naciente, Cenit, Poniente. Anti=Naciente, Inti=Cenit, Conti=Poniente.
El nombre Anti, puesto al sol que nace, se debe a que en efecto sale por detrás de la cordillera oriental, que se llama Janan-Ti (Janan: altura; Ti: conjunto, varios). Anti viene a ser la abreviatura de Janan-ti, “serie de alturas” cordillera. Inti (In: luz; ti: conjunto) significa el “total de luz”, Conti (Con: fuego; Ti: todo) significa “todo el fuego”, y en efecto, el sol poniente semeja una bola ígnea enorme.
El  Inca Garcilaso de la Vega dice que era “ésta la principal fiesta y a ella concurrían los curacas, señores de vasallos, de todo el imperio con sus mayores. La preparación era estricta, pues en los previos tres días no comían sino un poco de maíz blanco, crudo, y unas pocas de yerbas que llaman chúcam y agua simple. En todo este tiempo no encendían fuego en toda la ciudad y se abstenían de dormir con sus mujeres”.
Ese día, el soberano y sus parientes esperaban descalzos la salida del sol en la plaza. Puestos en cuclillas, con los brazos abiertos y dando besos al aire, recibían al astro rey. Entonces el inca, con dos vasos de oro, brindaba la chicha.

Foto: Natalia Pastor - Inti Raymi en Punta Querandí 2010


 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!