Red Eco Alternativo ***

Tucumán: Se escapó femicida condenado a perpetua

Roberto Carlos Rejas estaba detenido en el Cuartel de Bomberos desde la semana pasada luego de ser encontrado culpable por la desaparición y el femicidio de Milagros Avellaneda y su hijo Benicio Coronel. Amalia Ojeda, madre de la joven y abuela del niño, había recibido amenazas. Además, desde la Dirección General de Bomberos habían advertido a la Justicia que no estaba en condiciones de alojar allí a Rejas.

“Hago notar que las instalaciones de esta Unidad de Emergencias, no cuentan con arrestos, calabozos, celdas y/o algo similar, para la permanencia y seguridad de detenidos, por lo cual se habilitó un espacio en el dormitorio de Oficiales, Suboficiales y Agentes como así también en oficinas, para que permanezca el nombrado”, informó en un comunicado oficial la Dirección General de Bomberos de la Policía de Tucumán.

Advirtieron además que “siendo el personal que constituye la Guardia Diaria Contra Siniestros un total de nueve y/o diez efectivos, más un Oficial Subalterno”, en caso de “producirse un llamado de emergencias, como ser: incendio, derrumbes, levantamiento y traslado de cadáveres, derrame de sustancias, etc. todos ellos tienen una función específica dentro del cuadro de dotación en las Autobombas y Unidades de traslados, quedando únicamente al cuidado de las instalaciones quien cumple la función de radio operador y el cabo de cuarto (quien maneja el libro de guardia)”.

Sin embargo, la justicia determinó que Roberto Carlos Rejas fuera trasladado al Cuartel de Bomberos tras ser condenado hace poco menos de una semana a perpetua por la desaparición y femicido de Milagros Avellaneda y su hijo Benicio.

El último dato que se tuvo de la joven y el niño fue el 28 de octubre del 2016, cuando estuvieron con Rejas, guardiacárcel de la Policía, a quien Milagros le reclamaba la paternidad del niño. Esa noche, Milagros envió mensajes de audio a una amiga donde le relataba que le había pegado. La familia de Rejas tiene además estrechos vínculos con la Policía, su padre es perito forense y dos de sus hermanas también se desempeñan en el servicio penitenciario.

Según fuentes judiciales y policiales, el domingo Rejas recibió la visita de tres amigos que estacionaron un Corsa Classic por calle España, entre Muñecas y 25 de Mayo. Hacia allí da la ventana por la que se escapó.

En el barrio donde vive Amalia Ojeda este lunes nadie durmió. La mujer que llevó adelante la lucha por justicia había recibido amenazas por la tarde, y ante la ausencia de la policía en su casa, vecinos se organizaron para protegerla. Además, a las 3 de la mañana una multitud se movilizó hasta el Cuartel de Bomberos ya que se sospecha que contó con ayuda desde adentro para lograr el escape.

Organizaciones de mujeres y feministas convocaron a movilizaciones en la puerta de los Tribunales Penales para exigir que se de con el paradero del asesino y se proteja a la familia de Milagros y Benicio: “Hacemos responsable al Estado de Tucumán por la seguridad de Amalia y su familia”.

Fuente: La Nota Tucumán

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!