“No es un vecino, es un genocida”

La jueza de ejecución penal del Tribunal Oral Federal Nº 1 de San Martín, en respuesta a un fallo de la Sala 2 de Casación, resolvió concederle la libertad condicional al ex comandante de Institutos Militares de Campo de Mayo Santiago Omar Riveros, condenado a prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua por la unificación de múltiples penas. La medida aún no se hizo efectiva por otra causa judicial.

La decisión de la magistrada responde a que Casación anuló su rechazo a la libertad condicional de Riveros y le ordenó dictar una nueva resolución.

En este sentido, la jueza dispuso que se le retire el dispositivo de control electrónico colocado cuando obtuvo el beneficio del arresto domiciliario y pidió al TOF 3 de la Ciudad de Buenos Aires que informe si recibió algún pedido de salidas transitorias, semilibertad o libertad condicional. Es por este motivo, según explican desde H.I.J.O.S. Capital, que por ahora la medida no se hará efectivo el fallo.

“Riveros es un genocida, no se arrepiente, mantiene los pactos de silencio que vulneran el derecho a la identidad de quienes nacieron en cautiverio en el centro clandestino Campo de Mayo. Rompan el silencio. El único lugar para un genocida es la cárcel común”, afirman desde el organismo de Derechos Humanos, al advertir sobre la posibilidad de que se concrete la libertad condicional a favor de Riveros.

Our website is protected by DMC Firewall!