Libertad YA a Marcos Bazán

La Gremial de Abogados y Abogadas denunció ayer que, a dos semanas de conocerse el veredicto del Tribunal de Casación de anular la condena a Marcos Bazán en la causa por el feminicidio de Anahí Benítez, la justicia de Lomas de Zamora no ha acatado la resolución. Por tal razón, la Gremial interpuso un Habeas Corpus. Red Eco Alternativo

(Red Eco) Buenos Aires - “La Gremial denuncia que a Marcos Bazán lo mantienen de rehén mientras la justicia departamental de Lomas de Zamora se acomoda los huesos”, se afirma documento que hoy dio a conocer la Gremial.

El 28 de diciembre de 2021 la Sala I del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, resolvió “anular el veredicto y la sentencia” condenatoria de Bazán, la convocatoria a un nuevo juicio con otros jueces y del cual debía participar como imputado Marcelo Villalba.

La Gremial interpuso, tras conocerse la resolución de Casación, el "Cese de Prisión" para Bazán. A 15 días, la justicia lomense mantiene la prisión.

“La resolución del Tribunal de Casación fue un golpe durísimo para toda la Justicia Lomense y sus colaboradores que jugaron todas sus fichas a cerrar filas y ratificar la condena prisión perpetua a Marcos Bazán. El cachetazo del Tribunal de Casación fue muy duro. Y ahora no reconocen la derrota. Y temen al juicio político que puede caerles encima”, manifiesta el documento de la entidad.

El Habeas Corpus expresa al Juez de garantía que “no solo tuvimos que soportar la vulneración de todas las garantías procesales constitucionales y convencionales en el juicio, sino que también ahora luego de cuatro años y cinco meses debemos de tolerar la desidia de la corporación judicial de Lomas de Zamora que no puede ni quiere reconocer su inoperancia y prolonga de manera innecesaria esta detención cautelar. Los Señores Jueces del Tribunal Nro. 7 están haciendo demasiados méritos para forzar a la defensa en la interposición de un juicio político”.

Daniel Carral, presidente del Tribunal de Casación, expresa en los fundamentos de la sentencia que dictamina la anulación de la condena a Bazán, la arbitrariedad en la valoración de las pruebas y la “presión” sobre muchos de los testigos, principalmente.

“En definitiva, encuentro probada la infracción a la garantía de imparcialidad judicial, puesta de manifiesto en el particular sesgo de los jueces al examinar la evidencia y motivar el veredicto de culpabilidad del acusado, como también en la intervención que tuvieron durante la práctica de la prueba, desviándose del rol que como terceros desinteresados debían cumplir en el marco de un proceso penal adecuado al Bloque Constitucional Federal”, expresa Carral.

Anahí Benítez, de 16 años de edad, desapareció el 29 de julio de 2017 en horas de la tarde en la zona de Lomas de Zamora y fue hallada asesinada en el predio de Santa Catalina.
Marcos Bazán vivía en una vivienda lindera a poco más de 300 metros de donde fue encontrada Anahí.

Marcelo Villalba tenía el celular de la joven y su ADN fue hallado en el cuerpo. Villalba no participó del juicio realizado en 2020, porque fue declarado inimputable.



DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd