Red Eco Alternativo ***

Ordenan testeos y atención médica en comisarías bonaerenses

Lo hizo el Juzgado de Garantías N 1 de Lomas de Zamora, a cargo de Jorge López, ante los ministerios de Seguridad y Salud, a partir de un habeas corpus colectivo presentado por la Comisión Provincial por la Memoria, en su carácter de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura. Es para las comisarías de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría y Ezeiza.

Actualmente en las comisarías bonaerenses hay 5.600 personas privadas de su libertad en 1.224 plazas, una sobrepoblación récord en los últimos 15 años. Estas condiciones inhumanas de detención hacen impracticables las políticas de prevención del coronavirus, por lo que la Comisión Provincial por la Memoria presentó un habeas corpus colectivo a favor de todas las personas detenidas en dependencias policiales de la región sanitaria VI, zona sur del conurbano bonaerense.

Hasta el momento de la presentación se pudo constatar que en las dependencias policiales de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría y Ezeiza se registraron más de 580 casos positivos de coronavirus: 447 policías y 134 personas detenidas. Además de 3 muertes: dos efectivos policiales y un detenido que presentaba antecedentes de diabetes y epilepsia.

En respuesta, el magistrado Jorge López, a cargo del Juzgado de Garantías N 1 de Lomas de Zamora, emitió un fallo en el que ordenó a los ministerios de Seguridad y Salud bonaerenses que desplieguen un “dispositivo de testeo exhaustivo de coronavirus con el fin de realizar una búsqueda intensificada de casos que favorezca la detección precoz, la prestación de cuidados médicos oportuna y minimice la transmisión del virus, en virtud del agravamiento estructural de las condiciones de detención existentes”.

En su resolución, el juez calificó la situación en las comisarías como de crisis humanitaria: “las deplorables condiciones edilicias (falta de ventilación, escasa iluminación, falta de higiene); falta de alimentación; de camastros y sus respectivos colchones ignífugos; atención médica; lo cual contraría las más elementales normas de derechos humanos, prescriptas en las Reglas Mínimas para el Tratamiento de Reclusos de la Organización de Naciones Unidas”.

Desde la Comisión advirtieron además que no existen en las dependencias policiales ámbitos físicos disponibles para el cumplimiento de cuarentena al ingreso, o que permitan aislar a una persona ante la existencia de síntomas compatibles con el Covid-19 que configuren un caso sospechoso, por lo que  se terminaron usando cocinas, calabozos de contraventores que no poseen baño ni ventilación u oficinas administrativas como lugares de alojamiento de personas. En este sentido, el juez de garantías mencionó que los propios agentes policiales ni siquiera conocen la existencia de protocolos de acción ante casos de coronavirus.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!