“El año que descansamos, el año que enloquecimos, el año que no nos bañamos”

Tras algunos años alejado de la escritura, Diego Arbit acaba de editar su nuevo libro de poesía oral “El año que no nos bañamos”, con textos nacidos en y post pandemia. “Trata, creo, sobre la modernidad en una ciudad tercermundista como Buenos Aires, pero abarcando, incluso, nuestra historia”, describe el autor en diálogo con Red Eco, donde además repasa todos sus proyectos actuales. Red Eco Alternativo.

(Red Eco) - “No tengo idea. Pica el cuerpo cuando quiero escribir. Es una necesidad física y mental”, responde Diego Arbit al ser consultado sobre qué lo motivó a escribir “El año que no nos bañamos”. “Pero si trato de buscarle una idea concreta – continúa –, diría que fue un reencuentro conmigo después de algunos años alejado de la escritura. No muchos, pero que usé para pensar. En pandemia escribí dos libros que muy probablemente se conviertan en tres”.

"El año que no nos bañamos" recopila poemas orales, pensados para ser representados en escena, leídos de a dos o tres personas, algunos musicalizados, e incluso hay uno que tiene un video con ilustración digital inspirada en el texto. “En algún momento consideré que esa compilación estaba terminada y concluyó en el libro que está editado por Pocket Editorial con mi compa Lucas Alonso como editor”, señala Arbit, que a su vez también creó la obra: “El año que no nos bañamos me ahorqué”.

La obra se presentará esta noche a las 20 hs en el Espacio Cultural “Panda Rojo”. “Es el inicio de un dispositivo teatral que tengo en la cabeza hace más de veinte años – detalla –. Un personaje entra al escenario y se encuentra con otro personaje que está ahorcado y en consecuencia realiza una serie de acciones en relación a ese choque de realidades, personaje A no está ahorcado, personaje B sí lo está. En este caso el dispositivo teatral que vamos a ver en vivo es que quienes están en escena no están ahorcadxs, quienes salen de escena inmediatamente sí, con la soga al cuello. Sólo tienen vida cuando tocan el centro del escenario. Es un dispositivo escénico que me interesa desarrollar a futuro con otras obras”.

Diego Arbit se dedica a la performance y poesía oral desde sus 19 años, son formatos que experimentó en muchísimas formas y que en pandemia no estuvieron ausentes: “Con uno de los grupos a los que pertenezco, Las Ridículas, junto a Maru Betania y Mhoris Emma, hicimos poemas nuestros compuestos en esos meses y de otras personas, pero filmados. Y también en pandemia conocí más a la productora de este espectáculo, Carolina Posse, con quien diseñamos un  espectáculo que se llamó El Borde, que interpretamos Las Ridículas y además Jako Marcos, Maxo Garrone y Checha Kadener. De hecho en pandemia dimos un show en el Parque de la Estación, para bastante gente, en el marco del FELBA (Feria de Editoriales y Librerías de la Ciudad de Buenos Aires). Estuve muy activo y conectado en general con la poesía oral en ese periodo. Armamos la World Poetry Slam Asociation, con ligas de Slam de todo el mundo, la Abya Yala Poetry Slam, con ligas de países del continente americano y reforzamos la unidad de Slam Argentina”, enumera.

El Slam es una competencia de poesía oral, un formato de espectáculo creado en Estados Unidos en los años 80 y Arbit es el coordinador de la liga de Slam llamada Slam Capital, que está en la Ciudad de Buenos Aires.

“Básicamente la pandemia nos dio la posibilidad de tener tiempo para otras cosas. Menos escenario con público, pero reforzamos el conocimiento, el cimiento de nuevos grupos, la comunicación virtual y también, en mi caso, la poesía filmada”, afirma Arbit.

Gran parte de este trabajo se puede leer en “El año que no nos bañamos” y se puede ver esta noche en la presentación del espectáculo “El año que no nos bañamos me ahorqué”, en el Espacio Cultural Panda Rojo, Sarmiento 3096, CABA.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd