Red Eco Alternativo ***

“Están en juego derechos sociales y democráticos que nos costó mucho conseguir”

Compartimos entrevista realizada por Mario Hernandez a Pablo Vasco, escritor, periodista y activista LGBTIQ+, respecto a cómo afecta la Ley Ómnibus a las políticas de género y diversidad vigentes hasta ahora.

Mario Hernández: Te llamaba porque quería que analizaras como afecta la Ley Omnibus las políticas de género y diversidad.

Pablo Vasco: La Ley Omnibus es un ómnibus que pretende pasar por arriba un montón de derechos, económicos, sociales, etc., y también como no podía ser de otra manera es un retroceso en cuanto a derechos de género. Resumo los cuatro o cinco temas en que afecta. Uno es que cierran el INADI, el Instituto Nacional contra la Discriminación, que ha sido una herramienta...

MH: Ahora dicen que no lo harán. Viste que han retrocedido en algunos temas como la desregularización del régimen de pesca, el cambio del sistema de biodiesel, la modificación al sistema electoral, las privatizaciones del Banco Nación, la criminalización de la protesta por reunión de tres o más personas. Todo eso está siendo modificado y parece ser que otros de los temas que han planteado es la modificación que tiene que ver con el cierre del INADI, porque tiene la oposición de radicales, el bloque de Pichetto y algunos bloques provinciales.

PV: Incluso tuvieron que salir a desmentir que el INADI tiene 400 empleados en Buenos Aires, cuando tiene 400 en todo el país, lo cual no es una cosa muy significativa. También reforman la Ley de los 1000 días, que es una ley que se votó junto a la Ley del aborto. En esta modificación de la ley de los 1000 días introducen toda una serie de cambios conceptuales que ya se habían superado, por ejemplo, el criterio de un niño por nacer; la verdad que no hay un niño por nacer, hay fetos, embriones y después que nacen son niños, el criterio es el que había puesto Menem, la Iglesia habla de niños por nacer, cuando se está hablando durante el embarazo, es un concepto que va contra el derecho al aborto y eliminaron la palabra persona gestante y sabemos que la mayoría de las personas embarazadas son mujeres, la enorme mayoría, pero hay varones trans que pueden concebir y las dos leyes de aborto y la de 1000 días original tenían ese concepto que ahora se borra.

El otro concepto es el de la Ley Micaela, la capacitación en violencia de género, que es una ley de aplicación para el conjunto del personal del Estado, ahora la limitan especialmente a las áreas de género; bueno, hay una serie de aspectos, sin contar los despidos que afectan al Ministerio de Mujeres y otras áreas de detección de violencia de género, es decir, una ley ómnibus, que intenta retroceder en todos los derechos, incluso en los derechos conseguidos durante muchas décadas.

También está el aspecto electoral, si quisieran llegar a cambiar cómo son los circuitos, cómo son hoy las provincias por distritos uninominales, es decir, que se elige un único diputado por región, que deja de lado de hecho la paridad de género en distritos electorales, porque la inmensa mayoría van a ser varones, es decir, es una ley mala en todos los sentidos.

MH: Respecto a la Ley Micaela en particular, recordemos que Micaela García era una joven entrerriana, militante del Movimiento Evita y feminista, asesinada a los 21 años, su victimario estaba en libertad condicional, por violar a dos mujeres y el femicidio de esta joven puso en agenda de manera urgente la necesidad de capacitar con perspectiva de género a todos los que trabajan en la órbita del Estado. Quiero referirme en este sentido en la importancia de que tiene esto porque me llegó el informe de los asesinatos por violencia de género, del colectivo.

“Ahora sí que nos ven” que da a conocer los datos elaborados a partir de análisis de medios gráficos y digitales de todo el país que indican que entre el 1° de enero y el 1° de diciembre del año pasado se cometieron 308 femicidios en Argentina, además el 39% de los femicidios fueron cometidos por parejas de las víctimas, el 23% por ex parejas y al menos 256 niños perdieron a sus madres por estos hechos. Digo esto porque en varios casos los femicidios fueron cometidos por funcionarios públicos y justamente a lo que apunta la Ley Micaela es aplicar la obligatoriedad de capacitación de género a todos los agentes del Estado.

PV: Tal cual, vos fíjate que estás hablando de los promedios de femicidios del año 2023, que dan más o menos una cada 28 horas. Y son muy similares a casi un femicidio por día que había en 2015, cuando estalló el Ni Una Menos, es decir, ocho años después con semejante nivel de movilizaciones seguimos teniendo hoy un promedio de femicidios como expresión máxima de la violencia de género que prácticamente no ha cambiado en una década y eso tiene que ver con la capacitación, los programas de prevención, con que en los colegios se apliquen efectivamente con los programas de Educación Sexual Integral (ESI) para ayudar a prevenir los abusos y la violencia y que los gobiernos le pongan presupuesto a la ley 26485 para combatir la violencia de género y todos los dispositivos de ayuda para contención a la mujer que es víctima de violencia de género, para que pueda ser autónoma, porque si no es tremendo, porque estamos en los mismos niveles de cuando estalló el Ni Una Menos.

Que se limite la aplicación de la Ley Micaela, que se retroceda a conceptos más patriarcales, que se ponga en duda si la mujer va a tener mayor o menor representación política y, por supuesto que se ajuste el presupuesto de las tareas públicas como quiere hacer brutalmente el gobierno de Javier Milei, repercute directamente sobre la situación de las mujeres. Además, sabemos que la crisis económica siempre recae un poquito más sobre las mujeres y diversidades, por la desigualdad, las brechas salariales, porque la mujer ataja la situación en el hogar y la escuela, entonces creo que debemos ser fuertes en todos los sectores.

MH: La degradación del Ministerio de la Mujer a Subsecretaria de Protección contra la Violencia de Género, ¿qué reflexión te merece?

PV: Le limitan las funciones, pero cuando el gobierno anterior creó el Ministerio de la Mujer a caballo del 2015, la ola verde, etc., generó expectativas y hay que decir que la gestión anterior fue deficiente, incluso ante sectores mismos que simpatizaban con el gobierno, porque no le asignó presupuesto, porque eran funcionarias muy de la academia con poca vinculación con el territorio y los problemas concretos, más relato que realidad, ahora este gobierno de Milei aprovecha eso para decir: “Hay que cerrarlo”.

Es todo lo contrario, si dijéramos anda mal la salud pública, bueno, cerremos la salud, al contrario, hay que fortalecerlo, darle presupuesto, nombrar personal, estamos en esta situación, es decir, se crearon expectativas, se dieron cifras, pero lo que hay que hacer no es cerrarlo, ni degradarlo, sino poner personal, fortalecerlo, poner presupuesto, vincularlo con las organizaciones populares, para trabajar en forma directa las problemáticas, bueno este gobierno va en realidad en sentido contrario de lo que hace falta.

Desgravación: Lautaro Brodsky

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!