“Nosotros queremos una respuesta por todo esto”

Entrevista a Rosa y Elsa del Lof Paichil Antriao, Mapuche, y Paulo Asijak de la comunidad qom La Primavera de Fomosa, cuentan sus reclamos y preocupaciones compartidos.


De las 635 hectáreas que les pertenecían, hoy están ocupando 222. El resto fue usurpado por quienes se asentaron en Villa La Angostura, hoy uno de los lugares más caros de la Patagonia.
entrevista_territorio_01.jpg
Rosa Lof Paichil Antriao de la Comunidad Mapuche Paichil Antriao, nos decía: “Estamos acá por un reclamo que estamos haciendo hace mucho tiempo y no tuvimos respuesta sobre el desalojo que hubo el 2 de diciembre en el cual entraron unos policías uniformados, hicieron un desalojo, quemaron las ruka (viviendas), quemaron banderas y comenzaron los tiros. Hubo jóvenes baleados con balas de goma. Hay un joven que está muy mal.
Primero queremos que se retire la policía del  territorio. Y que nos contesten lo que nosotros hemos pedido. No tenemos luz, agua ni gas. Muchas familias están sufriendo la falta de agua, el insulto de la policía, estar continuamente mirando quién entra y quién sale; y los jóvenes no pueden ir a trabajar porque los llevan presos. No podemos hacer denuncias de ningún tipo. Las que logramos hacer fueron con testigos y no sé si han llegado a su destino. Como nos atendía el hospital antes, ya no nos atiende tampoco. Así que estamos totalmente desamparados de todos lados.”

¿Pudieron acceder a algún organismo oficial?
Sí, al I.N.A.I. (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), a Confederación, al INADI (Instituto Nacional contra la Xenofobia la Discriminación y el Racismo).

¿Desde cuándo están haciendo estos reclamos, sin respuesta?
Hace 8 años, hasta que el 2 de diciembre entró la policía.

Ester Zumilda, se acercó al grabador para aclarar: “Este viaje que hicimos es porque ya tocamos todas las puertas en Villa La Angostura. Las Radios, el Intendente, el Concejo Deliberante, los abogados, los Jueces, están todos metidos con los privados. De nuestras 625 hectáreas nos quedan 220 y quieren seguir sacándonos todo lo que nos queda”.
“La policía, la GEOP, está montada en nuestro territorio hace 2 meses. Así que nosotros pedimos al Gobierno, que nos parece que está para eso, que saque a la policía de nuestro territorio.  Y a ver qué pasa con la revisión de títulos de nuestro territorio, que lo tienen que hacer el I.N.A.I.”.

¿Cuántas familias están viviendo en la comunidad?
35 familias, nos reunimos y decidimos en conjunto lo que vamos a hacer.

¿Cómo es la situación con el trabajo?
Los jóvenes han perdidos todos el trabajo. Porque no pueden salir de nuestro territorio. Nos llevan presos, si nos encuentran por el camino nos atrapan. Nos lleva la policía. Dicen que somos violentos. Hay tres jóvenes que fueron maltratados, se los llevó la policía. Dicen que estamos con la ETA… cualquier cosa.

“Hoy nosotros nos encontramos discriminados, maltratados”

En Formosa, la Comunidad qom (Toba) La Primavera, reclama que se les mantenga la propiedad sobre las 5172 hectáreas que les pertenecen. Paulo Asijak, Miembro y referente de la comunidad, explicó la situación en la que hoy se encuentran:
“Hoy la policía está totalmente apostada ahí como si el lugar fuera de ellos. Nosotros siempre la vemos a esa gente, hoy es cada vez peor. Cuál sería una respuesta favorable para que esta gente se retire de ahí. El Gobierno cierras las puertas porque tiene que tener algún interés. Esto es trabajo del gobierno, de su gestión”.
Resaltando la responsabilidad del Gobierno por la presencia de la policía en sus comunidad, Paulo afirmó: “Esto es como si fuera que no fuéramos nada, como si no valiera nada el hecho de que somos originarios, indígenas. Hoy nosotros nos encontramos discriminados, maltratados”.

“Recién me llamó un hermano, ayer volvió la policía, los atacaron. Pero ellos se mantienen junto al pueblo. Nosotros no tenemos jefe, si administrador, delegado, pero la potestad es del pueblo. Porque la policía siempre nos pregunta ¿Quién es el delegado de ustedes?, ´el pueblo es nuestro delegado, le contestamos´”.

¿Qué rol juega el ICA (Instituto de Cultura Aborigen)?
El ICA no sirve para nosotros, los tres directores están puestos a dedo por el gobierno y el presidente es un criollo, si realmente el presidente tuviese interés en resolver estos casos, nosotros no estaríamos como estamos ahora: molestando en cada oficina, golpeando puerta por puerta.
Hoy nos encontramos con el tema de la salud, de la escasez de agua, nos hicieron de todo. Hay serios problemas: el abandono. Ellos tienen medios para resolver estos casos. Desde lo institucional, desde lo Nacional, tienen el poder para llamar a la provincia. Pero ellos mismos se encadenan entre ellos y como dijeron las hermanas recién, hay una documentación que puede favorecer a cada comunidad, pero qué pasa: el expediente… no sé si lo dejan en el inodoro.
Están violando todos los ámbitos legales. Está el convenio 169 internacional. Pero qué pasa con estas leyes, son un número, sabemos que son un número. Y está el artículo 75, inciso 17 de la Constitución Nacional. Están las leyes, pasan por las manos de cada funcionario, pero eso no basta para poder aplicarlas. Y no se aplican.
Lo que nosotros pedimos es la devolución de tierras y la personería jurídica y el que tienen estos temas en la mano es el Gobierno de la Provincia.


¿Cómo está funcionando la administración compartida de las tierras que les sacaron a ustedes para dárselas al Parque Nacional?
El Parque Nacional reconoció que las tierras son nuestras desde tiempos ancestrales y sacaron un documento. Pero esto se tendría que respetar y aplicar. Esto no se está resolviendo. Nosotros tuvimos conflicto con el Parque, y si nos hubiéramos mantenido en silencio no se hubiera resuelto nada.
Sabemos que el Parque no tendría que estar metido dentro de la Comunidad, tendría que estar cerca de donde le compete, cerca del Río Pilcomayo y donde termina. Nosotros somos pacíficos y buenos de más y por eso ellos no traspasan, pero el Gobierno tienen que tener la capacidad de reconocer que se equivocó y él mismo se tiene que reprender.

¿Y las tierras que les quitó la Universidad de Formosa?
Nosotros tuvimos problemas con la Universidad por el predio que quisieron instalar ahí. Pero el rector niega que tenga convenio con la Provincia para instalar un predio ahí. Pero el predio está instalado.
Y ahora nos encontramos que el Gobierno mismo está queriendo hacer una pista de aterrizaje para un avión personal.
Nos están queriendo sacar 2042 hectáreas, de 5172 hectáreas. Las 2042 nos las quieren sacar para la Provincia que las comparte con el Parque. Y para la universidad quieren sacarnos otras 600 hectáreas.
Están haciendo un desastre, de desmonte. Pobre monte, nunca había sido dañado desde el tiempo de nuestros tatarabuelos, porque este lugar sirvió para la recolección de la comida.
Hicieron un desastre. Desaguaron lo que ocupábamos nosotros antes, para subsistir, ahí teníamos el mercadito, había pesca. Ese lugar nunca se secó, pero cuando vino este gobierno, hizo un desastre, primero la poda y luego esto, el desagüe. Hoy es un desierto.
Secaron todo para discriminar al pueblo nuestro, sin consultarnos. Además tienen interés en usar el terreno para arrendar el ganado vacuno. Ahí hay varios criollos que tienen ganado, están enredados con el Gobierno provincial.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd