Red Eco Alternativo ***

Octubre Político: “Derrocando a Roca” en Radio FLIA

En este octubre de debates y discusiones políticas, Radio FLIA realiza un mes especial de programas titulado ‘’todo octubre es político’’. El lunes 5, Marcela Radowitsky presentó los temas que estarán siendo pensados durante el mes. Fueron entrevistados dos integrantes del colectivo “Derrocando a Roca”, programa político-cultural que se emite todos los miércoles, a las 21,  por Radio La Colectiva. Hablaron sobre cómo surgió este proyecto autogestivo, las secciones del programa, la visita a la casa de Osvaldo Bayer e hicieron un llamado a la reflexión sobre este 12 de octubre. Radio FLIA – Red Eco.
(Radio FLIA – Red Eco) Buenos Aires

Burbuja sideral de Marcela Radowitsky:
“Estamos en el teatro. Se abre el telón. Comienza la obra de teatro. Contexto: el panorama no es el mejor. Giro de 360 grados sobre el eje. Las historias se suceden, encadenadas y ancladas. Se oyen disparos y gritos a lo lejos, un cuerpo cae PUM!
183 conflictos territoriales con pueblos originarios. Marginalización, hostigamiento y represión. PUM!
En panamericana una murga de reclamos, suena un zurdo, las balas cruzan la calle, PUM!
En la periferia de la ciudad, un niño corre, escapa de la policía. PUM. Por debajo, chillan las maquinas de coser de los talleres clandestinos. El policía que disparó vigila que la cocaína no se pegue en la olla. Alguien revuelve.
De repente, huele a carne quemada, tiene perfume de mujer, alguien grita. Cada 19 días una mujer muere incendiada PUM
A lo lejos, en las fronteras, el miedo pasa con VISA, disfruta de largas estadías pagas con fondos públicos. Se oyen subsidios tapando gritos. Pero la soja hace  mucho ruido. Los ladrillos del negocio inmobiliario, ladran y muerden. Dejan gente sin hogar y hogares sin gente. Afuera, el asfalto está frio PUM.   
Llantos, una niña llora. Se abre una puerta,  entra la iglesia ¡esa niña no aborta! Decide el PAPAPUM.
Se escuchan pedidos de auxilio. Nos hundimos. A LOS BOTES! Trata, Narcos y Lavados primeros!! Gritan los quistes del poder judicial, intentando salvar a algún familiar.  
Al norte, una montaña estalla PUM, vuela en pedazos. Se derrama cianuro. Al sur una Vaca Muerta rumea agonizante. Su sufrimiento no nos deja dormir.
PUM cae un árbol, y otro y otro. Se amontonan como fósforos, arden bosques, mientras las políticas de maquillaje se escurren como arena, dejando solo desierto. Se escuchan los azotes de cadenas de fondo. Cadena de mentiras. Los aplausos de las banderas que nos dividen, interrumpen la tragedia.  Festejan que los saberes fueron apropiados y prohibidos.  En el medio, muertas de risas, las leyes toman vacaciones entre polvos y papeles.
Con tanto bullicio, se disimula el llanto de la soberanía alimentaria, que llora sola en un rincón. Y la fumigación me hace ruido, tanto veneno me ensórdese. Tantos medios me envenenan.
PAN Y CIRCO
En el teatro de la vida, se debaten las marionetas gordas el destino del público, que mira expectante y pasivo. Los títeres bailan a la luz de las cámaras, que brillan y giran. Que giran y nos marean. Dialogan en lenguaje codificado, responden con spots armados. Los hilos que tejen la red de leyes que nos sostienen, los hacen bailar, al ritmo de una música morbosa. Las marionetas danzan y muestran su blanca sonrisa de plástico, sonríen porque tienen un plan.
Uno a uno los temas van pasando. Ellos bailan carismáticos, sobre esta sinfonía contextual, que no los afecta. Que no les llega.
DE PRONTO SILENCIO
TODO QUEDA EN SILENCIO. La verdad y la mentira se cruzan y no se distinguen. Se miran confundidas.
La parodia finaliza. La verdad queda arrinconada, con el voto en la sien, en una gran contradicción entre derecho y obligación. VOTO, ese hecho político que dejará sobre el escenario una sola marioneta, conservando la sonrisa y bailando al ritmo de quien opera, por detrás, los hilos.
Fin de la función. Se cierra el telón, se oyen silbidos. Y nos preguntamos
¿Quién quedará?
Cuando el público se haya ido y  las marionetas estén en sus valijas, los dueños del teatro reirán a carcajadas”.
*

Radio FLIA (RF): ¿Qué libro están leyendo actualmente?
Javier Chateau (JC): Estoy leyendo “Cambio de piel” (1967) del mexicano Carlos Fuentes.
Carlos Sanabria (CS): Yo tengo tres. Estoy terminando “La guerra de los mundos” (Heinemann, 1898) de Herbert George Wells, también “La etnografía” (Norma, 2001) de Rosana Guber y “Punk, la muerte joven” (Editorial Bruguera, 1978) de Juan Carlos Kreimer.  

RF: ¿Leen literatura contemporánea?
JC: Lo último que leí fueron dos libros de Emanuelle Carrérre, uno de ellos es  “Limónov” (P.O.L, 2011) y el otro “De vidas ajenas” (2011).
CS: En mi caso, no puedo leer poesía lamentablemente, porque no tengo la paciencia suficiente y no puedo contemplar cada palabra, cada encadenamiento. Lo intenté, tengo un libro de Paco Urondo, pero nunca lo sentí realmente. Narrativa contemporánea tampoco leo, sí soy de leer muchas revistas de política y de actualidad como “Crisis” o “Sudestada”. Las notas que salen en estas revistas ya no se ven en los diarios masivos.

RF: “Derrocando a Roca” existe hace cuatro años ¿Cómo nació este proyecto?
CS: El origen del proyecto es conflictivo porque nace de una materia llamada Taller de Procesamiento de Datos de la Carrera de Comunicación Social en la UBA, el primero de diciembre cumplimos cuatro años. Se nos propuso confeccionar un medio que vinculara lo político con lo digital, lo llamamos “Derrocando a Roca”. Luego de aprobar la materia, en lugar de decir “chau chau adiós”, planteé a los compañeros que estaba bueno continuar la idea haciendo radio. Enseguida se sumaron dos compañeras de la comisión que empezaron a hacer la producción en una radio llamada Sin Dial, después nos pasamos a La Colectiva que es donde estamos hoy. El planteo que nos movilizó fue “¿A quién pondrías en el billete de cien?” como forma de discutir la identidad, acuérdense que hace cuatro años todavía estaba Roca en el billete, no estaba Evita.
JC: Empezó como una campaña a nivel digital en las redes sociales que se empezó a viralizar.
CS: En ese tiempo conozco a Javi y armamos un equipo de compañeras y compañeros de la carrera de comunicación, que promediábamos la carrera con la idea por un lado de hacer algo propio, de construir un medio propio para dejar, por un lado, de ser grandes críticos y analistas de medios (que a eso apunta la carrera) y por otro lado, para romper ese llanto eterno del estudiante de que lo que estudia no tiene salida laboral. En realidad, yo no espero al terminar mi carrera que me inviten a un super evento con todas las empresas de medios ofreciéndome laburo, no me cabe estudiar en una universidad pública para eso. Sumado a eso, nos movilizaba la idea del “hazlo tú mismo” que viene de un lado más punk. Iniciamos “Derrocando” y se han sumado un montón de personas. En el programa de radio tenemos una página web, escribimos artículos, salimos a la calle.
JC: El programa de radio en sí, arrancó en el año 2012, allá por febrero o marzo, en Sin Dial Radio, y desde 2013 estamos en Radio La colectiva. Y la verdad que el equipo se ha mantenido y siempre se ha sumado gente copada.

RF: Me parece interesante la idea de “hazlo tú mismo”, no solo desde la autogestión o de la comunicación sino pensando en los recursos que otorga la academia que permite poder plasmarlos en distintas ideas o proyectos alternativos…
JC: Sí, nosotros absorbimos muchas ideas durante tantos años de estudio para construir algo, sobre todo para trabajar en lo que nos gusta.
CS: Hay una idea fundada en los estudiantes de periodismo y comunicación que consiste en enviar curriculums en radios para trabajar un par de años gratis hasta llegar a ocupar un lugar propio. Yo, por mi parte, preferí crecer con mis compañeros y compañeras; formarme, equivocarme, trabajar de manera colectiva y poder ser parte de una experiencia de trabajo horizontal.

RF: Esta forma de accionar les permite posicionarse desde cierta independencia en lo ideológico, siendo que producen en su mayoría contenido político ¿Cómo arman la agenda política? ¿Dónde se enfocan particularmente?
JC: “Derrocando a Roca” está conformado por distintas vertientes ideológicas, alguna de ellas partidarias. Hay ciertos parámetros o premisas de base colectiva y, a su vez, existe la  posibilidad de poder expresarnos individualmente de forma libre y transmitir ideales propios.
CS: La premisa que nos unió en un principio fue pensar: ¿por qué derrocar a Roca? y la respuesta es anacrónica si solo nos remontamos a 1870, se trata de reconocer el legado que dejó Roca en la sociedad, tanto desde el tratamiento que se le da a la tierra, a la propiedad, a la expropiación de tierras de los pueblos originarios. Hay algo que nos nuclea más allá de cualquier adhesión partidaria porque hacer periodismo militante significa no omitir para construir una realidad propia. Por otra parte, es conflictivo seleccionar las noticias en función de la agenda que construyen los grandes medios. Evidentemente hay algunas noticias fundamentales que compartimos pero siempre le damos una vuelta distinta para no decir exactamente lo mismo. Otras veces vamos a lo alternativo, buscamos construir un mensaje autónomo. Hay una sección que se llama “Pasando prensa” en la que tomamos todas las prensas de partidos de izquierda, las leemos y hacemos una especie de parodia al respecto.
CS: Un ejemplo claro sobre cómo abordamos la agenda que construyen los grandes medios fue el caso del niño QOM que murió en Chaco por desnutrición. Tanto el oficialismo como la oposición se culpaban mutuamente pero ninguno cuestionaba el modelo; desde nuestra parte, decidimos aportar con una nota reflexiva hecha por nuestro compañero Santiago porque nuestra idea no es protestar o criticar, ni tirarle palos a ninguno de los dos, sino abordar la coyuntura y construir sobre eso.
JC: Además de elaborar mucho contenido político y cultural, también incluimos, por ejemplo, notas sobre crónicas a bandas de rock; siempre tratamos de equilibrar un poco las cosas.

RF: La idea sería ir encontrando a estos Roca que se siguen reproduciendo con otros nombres, con otros formatos pero que siguen existiendo y sosteniendo lo mismo…
JC: Sí, porque fueron heredadas las mismas políticas de Roca, por ejemplo, las de entregar actividades extractivistas a corporaciones a lo largo del país.

RF: ¿Conocen la FLIA? ¿Pudieron asistir a alguna?
JC: Yo no fui pero conozco la movida por compañeros que si fueron. Sé que surge como una  contrapuesta a la feria del libro que se hace en la rural.
CS: Yo tampoco fui pero sé que está buena la apuesta. Compañeras de “Derrocando a Roca” hicieron un trabajo documental en base al “Ni una menos”, entre ellas, Andrea, Estefanía, Natalia, Alejandra, Silvina, y próximamente, la editorial Milena Caserola publicará el libro que compila este trabajo y seguramente será presentado en la FLIA.

RF: Cuéntennos sobre las secciones del programa…
JC: Las secciones son mensuales. Una de ellas es la sección de CORREPI; tenemos otra sobre feminismo en la que Andrea Beltramo debate en un intercambio constante entre las distintas teorías y análisis sobre el tema; después está la columna de “los invisibles” a cargo del compañero Agustín que trata sobre la cuestión de la urbanización de las villas, de los barrios populares y sus distintas luchas; otra columna se ocupa de las actividades extractivistas, por ejemplo, la de Chevron, Monsanto etc., se llama “presencia agraria”.
CS: Además, semanalmente, se tocan temas de cultura con reseñas de películas o de libros, también incluimos el humor dentro del programa. Tratamos de estar firmes en las cuatro patas: actualidad, política, cultura y humor.

RF: Ustedes, imagino que atesorarán algún invitado que han tenido la suerte de que asista al programa, me refiero a Bayer particularmente…
CS: Sí, Osvaldo nos recibió hace un par de años en su casa. El año pasado también nos comunicamos pero telefónicamente el día que festejamos los cien programas, pero no justamente porque lo llamamos nosotros sino porque estábamos con el “Indio” Fernández…
JC: Bayer siempre dice que la idea de derrocar a Roca surge con el “Indio” Fernández  y fue a partir de él que Osvaldo decide sumarse después a esta iniciativa.

RF: Se viene el 12 de octubre ¿Qué conmemoramos?
CS: Me parece un día que invita a reflexionar sobre cómo fuimos educados, y no solo desde una postura defensiva hacia los pueblos originarios por los atentados que sufrieron sino con la firme idea de actuar en la actualidad por los conflictos que sufren y plantearnos cómo podríamos intervenir.
JC: También para reconocer la lucha de muchísimos años que llevan adelante los pueblos originarios, a lo que muchas veces lo han teorizado desde un lugar pasivo, tomándolos como víctimas o sólo rememorándolos por los asesinatos.

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!