Red Eco Alternativo ***

Detención de Emiliano Ulloa

En el Enredando las Mañanas del viernes 24 entrevistamos a Gisela Ulloa, hermana de Emiliano, quien quedó detenido luego de intervenir cuando un grupo de prefectos golpeaban a un chico que ya tenían reducido en el barrio de Catalinas Sur, La Boca. Emiliano fue reducido, arrastrado, golpeado y arrestado por causa armada debido a robo y lesiones. Luego de haber sido llevado a diferentes comisarias fue liberado el día viernes por la madrugada. Por RNMA

Gisela comienza el relato de lo que sucedió aquel día con su hermano, cuando la parte más oscura parece haber terminado: “Hoy puedo decir buen día”. Ese fue el puntapié inicial con el cual comienza a contar detalladamente cuáles fueron las situaciones a las cuales fue sometido Emiliano desde el lunes 20.
“Mi hermano volvía de trabajar (como ayudante de cocina en un restaurante de Capital Federal). Él volvía en bicicleta, estaba a dos cuadras de su casa en el barrio Catalinas. Donde están las vías del tren de carga estaba la prefectura pegándole a unos chicos a quienes ya tenían reducidos y esposados. Mi hermano les dijo “ey amigo, ¿por qué le pegás si ya los tenés ahí?” Y le dijeron “¿Vos qué te metés?”. Mi hermano insistió, se le fueron encima a él, lo esposaron, lo tiraron al piso y lo arrastraron hasta la caseta que tienen en Brasil y la subida a la Autopista La Plata y ahí le pegaron entre diez o quince prefectos. Lo llevaron a la Comisaría 24 de La Boca, le armaron una causa por robo y lesiones. De la 24 lo llevaron a la 30 de Barracas, donde lo tuvieron hasta antes de ayer a las 8 de la mañana. Después lo trasladan a la Alcaldía de Tribunales. Con la excusa de que había feria judicial nos dijeron que en La Boca no había fiscal que se encargue del trámite burocrático que había que hacer para que la jueza dicte la libertad, entonces estuvo casi cuatro días presos. Ayer -por el jueves 23- lo llevaron para la Superintendencia de Salud de la Policía Federal en Laferrere. Esta madrugada lo soltaron pero después de padecer todo esto que es muy grave: la violencia institucional.”

ELM: ¿Pudiste hablar con él?
Gisela:
Sí, nosotros somos una familia bastante numerosa y además mi hermano tiene muchos amigos porque es un pibe muy bueno. Anoche estuvimos ahí hasta que lo largaron y éramos más de 30 personas.

ELM: ¿Qué te contó de la alcaldía de Tribunales? Ya que tiene realmente muy mala fama como lugar de detención…
Gisela:
Mirá la verdad es que estábamos todos muy conmocionados, era el momento de abrazarlo. Me dijeron que no lo trataron mal. Los que sí le pegaron y los trataron muy mal fueron los de Prefectura. En los otros lugares que estuvo no lo trataron mal en el sentido de violentarlo, pero no deja de ser violento que te tengan tres días preso por algo que no hiciste y que te armen una causa. Eso tiene que ver con el funcionamiento y los tiempos de la justicia. Esto implica que a él las lesiones por los golpes se le vayan desapareciendo y esto perjudica la causa porque ahora, ¿cómo se prueban los golpes que tuvo? Si bien un médico en la Alcaldía constató que tenía golpes en los pies, los otros fueron desapareciendo.

ELM: ¿La prefectura siempre actuó de esta manera?
Gisela:
Al principio los vecinos estaban contentos porque la Prefectura había empezado a reemplazar a la Policía, que ya no estaba acá, porque lo que estaban pidiendo era seguridad. Pero con el tiempo lo que fue generando fue inseguridad en el barrio, sobre todo con los pibes. La inseguridad se fue incrementando a medida que fue pasando el tiempo. Mi hermano tiene suerte porque tiene una familia que lo apoya, porque estamos orgullosos de lo que hizo. Pero hay un montón de pibes que no tienen una familia atrás que los puedan contener y son más vulnerables a una situación de estas características. Le puede pasar a cualquiera esto.

ELM: No deja de ser paradójico que la Prefectura y Gendarmería, que fueron fuerzas creadas para “cuidar” las fronteras, sean puestos hoy al servicio de generar y reforzar las fronteras internas de la exclusión que genera este sistema en el cual vivimos. Ahí están los prefectos y gendarmes para recordarnos quién manda y maltratar y verduguear a los pibes. Un abrazo fuerte a tu hermano y cuenten con la RNMA para lo que necesiten.
Gisela:
Les agradezco muchísimo.

Descargar AUDIO

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd