Red Eco Alternativo ***

“La discriminación racial es un problema generalizado y sistémico, no es coyuntural o local”

El pasado miércoles 17 en Charleston, Estados Unidos, un joven blanco abrió fuego en una Iglesia contra feligreses negros durante una jornada de lecturas de la Biblia con el saldo de nueve muertos. En la emisión del viernes 19 de junio de Enredando las mañanas, dialogamos con el sociólogo James Petras sobre este caso y la situación actual de las minorías negras y la discriminación racial en los Estados Unidos. Por RNMA

En la emisión del pasado viernes 19 de junio, en Enredando las mañanas dialogamos con James Petras, sociólogo norteamericano, sobre los hechos acontecidos en Estados Unidos la semana pasada. El caso, ya conocidos como la Masacre de Charleston, aconteció en una iglesia de esa ciudad ubicada en el Estado de Carolina del Sur, donde un joven blanco abrió fuego contra un grupo de afroamericanos, dejando un saldo de nueve muertos.

Según la postura del entrevistado, la discriminación racial en Estados Unidos “es un problema generalizado y sistémico, no es coyuntural o local. Tiene que ver con toda la política económica de gobierno, donde podemos ver que la tasa de desocupación entre los afroamericanos es dos veces más que en los blancos, y en la juventud cuatro veces más.” En el mismo sentido, enfatizó que “la estructura del capitalismo tiene una forma de deformar la participación de los afroamericanos y, más allá de ellos, los latinoamericanos particularmente los de color, que sufren las injusticias, el maltrato, los peores trabajos y la expulsión, a pesar de que muchos de ellos viven aquí hace décadas. En fin, podemos decir que la enfermedad que se culmina en este asesinato en la Iglesia, es parte de un sistema político, judicial, policial que ha perseguido hace siglos a la gente de color.”

Al ser interrogado por las resistencias de las comunidades negras, Petras aclaró que hace años que el movimiento de derechos de los negros ha sufrido muchas bajas. En cuanto a la situación actual, aclaro que “existen una serie de líderes electorales que los afroamericanos que consiguieron mejorar la condición de un sector de la población afroamericana, incluso entre los latinos pasó algo similar. Se incorporaron alcaldes, congresistas y políticos, pero cada vez más lejos de las comunidades y los pobres e incorporados a la vida e influencia de la clase media acomodada. Entonces, lo que pasa en los últimos 30 años es que los pobres negros quedaron sin liderazgo ni organización, liderados por los políticos del Partido Demócrata.”

A su vez, aclaró que “es un problema la ausencia de un movimiento que podría encabezar y reivindicar los reclamos de los pobres en los barrios. Ese es el gran desafío. De vez en cuando hay un crimen y los pueblos reacciones, movilizan y exigen justicia. Pero después pasa la coyuntura y todo vuelve a lo anterior, el mismo racismo, los mismos problemas económicos. Entonces tenemos un gran problema de descontento y frustración que no tiene un enfoque político. Entre los blancos hay poco apoyo; hay grupos estudiantiles y grupos religiosos que apoyan la lucha pero son muy minoritarias. El pueblo norteamericanos blanco está tan desorganizado y tan incapacitado de actuar como los negros. En este momento hay grupos y organizaciones sociales locales, algunos organizados a partir de las iglesias. Por el momento, hay mucha dispersión, mucha frustración, mucha bronca; pero no encuentran el medio político y social ni el liderazgo para encabezar y presentar una alternativa a nivel nacional”.

Sobre el nivel de represión estatal, el entrevistado afirmó que: “la policía actúa como la vanguardia del capitalismo, matando intimidando a los negros y poniéndolos en guetos. En estos podrían cometer cualquier crimen y no se meten, pero una vez que salen de ahí para realizar alguna acción son reprimidos. Es un sistema extremo y muy policíaco. La agencia de seguridad nacional está presente en todos lados y tratan de meter a los afroamericanos en conspiraciones para después encarcelarlos como terroristas.” A su vez, trazó una diferencia radical en relación a los blancos que cometen actos racistas, quienes, según él “no están vigilados. Todos se comunican en sitios de web, hablan de asesinatos del terrorismo blanco, pero la Policía Federal no se mete. En este caso particular en Charleston, podemos ver como el tipo estaba en internet, mezclado con grupos racistas, y los policías no lo tenían bajo observación ni en la lista de terroristas sospechosos.”

Al ser preguntado sobre si existe un aumento en la cantidad de asesinatos o si se trata sólo de mayor difusión mediática, Petras respondió que “están recibiendo más cobertura porque la comunidad negra está protestando y confrontando y eso forzosamente recibe más publicidad. Pero yo creo que es una constante, hace años que la represión feroz y la policía aquí han ganado una autonomía de acción, de actuar de una forma violenta a partir de la guerra contra el terrorismo como pretexto.”

AUDIO descargar

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd