Red Eco Alternativo ***

Israel se atrinchera en el territorio sirio de los Altos del Golán con la excusa de las renovables

Si la empresa energética israelí Energix se sale con la suya, un invasivo proyecto de parque eólico podría cubrir hasta un cuarto de los terrenos de cultivo pertenecientes a los residentes sirios de los Altos del Golán.

(Jessica Buxbaum – El Salto) Medio Oriente - El 9 de diciembre, la policía israelí disparó gases lacrimógenos y balas de goma contra cientos de sirios que se manifestaban pacíficamente contra la construcción de un parque eólico en el territorio ocupado de los altos del Golán.

Hubo diez manifestantes heridos y ocho detenidos. Según Al-Marsad, la única organización pro derechos humanos del Golán ocupado, el centro de salud de la Asociación del Golán para el Desarrollo de las Aldeas Árabes recibió 12 casos de manifestantes con heridas provocadas por balas de goma, algunas de ellas en la parte superior del cuerpo y en la cara. Decenas de manifestantes sufrieron de intoxicación por gas. Según la policía, los agentes respondieron con “armas no letales” y cuatro agentes resultaron heridos por el lanzamiento de piedras.

Los enfrentamientos violentos culminaban una semana de fuerte presencia policial en los altos del Golán. Los agentes se encontraban allí para escoltar a los empleados de la empresa israelí Energix Renewable Energies mientras tomaban muestras de suelo con máquinas excavadoras para el proyecto de parque eólico que se está construyendo en tierras sirias.

Los cortes policiales de carreteras impidieron que mil agricultores sirios accedieran a sus tierras. Los manifestantes dicen que las excavaciones dañan la agricultura. Los drusos sirios dicen que el parque eólico perturbará su modo de vida.

La manifestación del día 9 era parte de una huelga general de las comunidades de drusos sirios contra Energix y la policía. Pero la lucha siria contra Energix comenzó en 2018, cuando Energix estaba en la fase final de aprobación de su proyecto de parque eólico.

Ahora, el parque eólico está en marcha tras ser aprobado por el Comité Nacional de Infraestructura israelí (NIC, por sus siglas en inglés) y el consejo de ministros, a pesar de la fuerte oposición de los vecinos.

“[Este proyecto] tendrá un efecto negativo sobre nuestras tierras y nuestro entorno, y para nosotros como agricultores y seres humanos”, señala Emil Masood, un activista y dueño de una explotación de cerezas que impulsa las protestas contra el parque eólico.

Denominad ARAN Wind Project, el plan instalará 23 aerogeneradores en cerca de un cuarto de los terrenos agrícolas sirios. La propuesta original incluía 52 aerogeneradores, pero el proyecto fue rebajado en su paso por las distintas instancias gubernamentales.

Energix niega que el proyecto vaya a dañar la economía, entorno y salud locales, y defiende que este “conducirá a una mejora significativa en la calidad de vida de los residentes” y que “ocupará menos del 2% de los márgenes del terreno agrícola de la comunidad drusa”. Según el mapa del proyecto aprobado, el parque eólico abarcará un poco más de 3.500 dunams, cerca de 352 hectáreas.

Energix presume que el proyecto creará cientos de puestos de trabajo a la vez que servirá para cumplir objetivos de la política energética israelí. Israel se adhirió al acuerdo climático de París en 2015 y se comprometió a alcanzar un 10% de su generación de energía a través de fuentes renovables para 2020, y un 17% para 2030.

Pero según testimonios de expertos citados en unas alegaciones colectivas contra el parque eólico, el proyecto dañará significativamente la salud, vivienda y sustento de los sirios.

El profesor Hagit Ulanovsky, que facilitó su opinión de experto para las alegaciones colectivas, explicó que debido a la topografía montañosa de la región, los residentes van a sentir de manera más intensa en su físico los infrasonidos de los aerogeneradores. Y esta contaminación acústica será la que en último término haga que los agricultores sirios dejen de cultivar sus tierras.

“El ruido va a ser insoportable. Nadie va a poder permanecer a menos de entre 200 y 300 metros de cada aerogenerador, lo que representa la mitad del área en cuestión”, señaló Ulanovksy. “Y durante la fase de construcción, miles de árboles serán talados y se perderán para siempre”.

“Entre 500 y tal vez 5.000 años de generaciones de personas que han vivido en el mismo lugar y cultivado los mismos árboles van a verse interrumpidos”, añadió Ulanovsky.

Nota completa: https://www.elsaltodiario.com/ocupacion-israeli/israel-se-atrinchera-en-el-territorio-sirio-de-los-altos-del-golan-con-la-excusa-de-las-renovables-

 
Our website is protected by DMC Firewall!