Red Eco Alternativo ***

El PSOE compañero de ruta del gobierno más insensible y neoliberal que ha sufrido España

El sondeo de Metroscopía publicado el 16 de octubre anticipaba que aunque el 49% de los votantes socialistas desearían evitar un Gobierno de Mariano Rajoy, un número mayor (56%) consideraba que la abstención y el paso a la oposición convenía más al PSOE.  Según el citado sondeo unas nuevas elecciones favorecerían al PP que vería nuevamente incrementada su votación en unos cinco puntos superior a la de junio, relegando al PSOE a tercera fuerza política detrás de Podemos. Finalmente, el domingo 23 de octubre, el Comité Federal del PSOE decidió romper con el bloqueo que desde hace diez meses impide formar gobierno en España. Por 136 votos a favor y 96 en contra aprobó facilitar con la abstención en una segunda vuelta, la investidura de Mariano Rajoy y evitar unas terceras elecciones en menos de un año. Por Mario Hernández  

 ¿Lo peor ya pasó?

 No obstante, una docena de diputados han hecho saber que no acatarán la resolución y votarán en contra. Entre ellos figuran los 7 miembros del socialismo catalán (PSC).

El reciente ganador de las primarias de ese partido, Miquel Iceta, había reclamado al PSOE que no facilite la investidura de Rajoy y consulte a la militancia. “No podemos ser la muleta de un Gobierno conservador. Hay que explorar un Gobierno progresista y devolver la esperanza a nuestros votantes”.

Conocido el resultado el ex líder del PSOE, Pedro Sánchez, manifestó en su cuenta de Twitter: “Pronto llegará el momento en que la militancia recupere y reconstruya su PSOE. Un PSOE autónomo, alejado del PP, donde la base decida. Fuerza”.

Para Pablo Iglesias, secretario general de Podemos: “Hoy se constata el fin del turnismo como sistema de partidos; nace una gran coalición que nos tendrá enfrente como alternativa”.

Mariano Rajoy será el presidente que gobierne con menos apoyo parlamentario en esta etapa parlamentaria (137 de 350 diputados), lo que lo obligará a negociar cada iniciativa.

En su discurso del 30 de agosto ya marcó los 3 ejes prioritarios de su próximo mandato: la creación de empleo, la recuperación económica y el cumplimiento del déficit y los compromisos con Europa, pero sin dudas el más importante será mantener la unidad territorial de España, amenazada por el separatismo catalán.

Así lo entiende el columnista de El País, Antonio Navalón, para quien “la bomba nuclear que está activada en el corazón del sistema español no ha merecido ni una propuesta, ni la atención ni mucho menos la formación de un grupo de trabajo para atender problemas tan graves como el separatismo de Cataluña”.

Al respecto, el pasado sábado 15 se desarrolló el homenaje al ex presidente de la Generalitat, Luís Companys, fusilado hace 76 años por las tropas franquistas. En la oportunidad el actual presidente, Carles Puigdemont, lanzó una advertencia: “No habrá tribunales ni ilegalidades que vayan en contra de la voluntad del pueblo catalán si ésta es clara y manifiesta”.

También el ex presidente, Artur Mas, comparó al PP con el franquismo. Más aseguró que la judicialización del proceso soberanista demuestra que “la sombra del franquismo es muy larga”.

En el mismo sentido se pronunció Lluís Rabell, líder de Catalunya Sí que Es Pot: “El gobierno en funciones sigue en una vía, la de la judicialización, que no nos lleva a ninguna parte. Será un camino difícil, largo y complicado, pero hay un anhelo en la sociedad catalana y el referéndum será la salida a la situación de Cataluña”.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!