Red Eco Alternativo ***

Costa Rica: el veneno en el plato

El informe de la Unidad de Control de Residuos de Agroquímicos (UCRA) del Servicio Fitosanitario del Estado de Costa Rica (SFE) presentado esta semana confirma una realidad preocupante e incómoda: el 64 por ciento de los vegetales frescos analizados contiene algún tipo de agrotóxico.

De acuerdo con el análisis de 5.186 muestras de productos vegetales frescos, solamente el 36 por ciento de los alimentos producidos en el país y el 55 por ciento de los importados están libres de residuos de agrotóxicos.

Pero lo más preocupante es que en las muestras nacionales analizadas se detectó la presencia de sustancias prohibidas en Costa Rica, como por ejemplo el insecticida organoclorado heptacloro y su producto de degradación heptacloroepóxid.

“Una situación grave es la presencia de Carbofurán y Ometoato en vegetales frescos. En particular el Carbofurán, un insecticida altamente tóxico que genera lesiones en órganos genitales”, dijo Henry Picado, miembro de la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon).

Esta situación no hace más que confirmar lo que Fecon y varias organizaciones nacionales e internacionales hemos denunciando año tras año.

En 2017, Costa Rica importó la cifra récord de 18,6 millones de kilogramos de ingredientes activos de agrotóxicos. Fue a partir de 2016, con la entrada en vigencia de los polémicos decretos ejecutivos 39995-MAG y 40059-MAG, que el país centroamericano comenzó la escalada de importaciones, hasta llegar a ser considerado como la nación con mayor consumo de plaguicidas por hectárea.

Fuente: Giorgio Trucchi/Gerardo Iglesias - Rel UITA

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!