Red Eco Alternativo ***

Continúan protestas y cierre de centros educativos en Honduras

Algunos de los principales centros educativos de Honduras se mantienen tomados por los estudiantes como medida de protesta por el abuso de autoridad y la pretendida privatización de la educación.

(Telesurtv) Honduras - Estudiantes hondureños mantienen tomados este miércoles algunos de los principales centros educativos del país como manera de protestas contra el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, quien adelanta medidas para privatizar la educación del país. 

Los estudiantes también reclaman contra el abuso de autoridad por parte de los cuerpos policiales, que han dejado en el país desde el inicio de las protestas generales (el pasado 26 de abril), varios muertos y heridos.

Señalan que funcionarios policiales violaron el pasado lunes la independencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), y arremetieron contra los estudiantes dejan un saldo de cinco heridos, quienes actualmente se mantienen hospitalizados. 

El estudiante de periodismo de la mencionada casa de estudio, Kevin Contreras, expresó que en las manifestaciones suscitadas este martes 25 de junio, fueron arrestados dos menores de edad de Educación Secundaria en Tegucigalpa.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos (Acnudh) en Honduras expresó en Twitter su "profunda consternación por las consecuencias del operativo de las fuerzas militares en la UNAH".

Los universitarios se unieron a un llamado de la Plataforma de Defensa de la Salud y Educación integrada por 10.000 médicos y 60.000 docentes, que desde hace meses exigen con manifestaciones y bloqueos de calles la derogación de dos decretos que, a su criterio, privatizan ambos servicios.

¿Qué ha ocurrido durante estos meses de protestas en Honduras?

Al menos desde finales del pasado mes de abril, Honduras atraviesa una compleja situación política y social, con cientos de miles de ciudadanos movilizados en las calles de las principales ciudades del país exigiendo distintas reivindicaciones.

El punto de inflexión ocurrió el pasado 26 de abril, cuando el Congreso Nacional de Honduras aprobó dos controvertidas reformas para reestructurar el sector educativo y de salud.

Las medidas ampliamente rechazadas por los gremios fueron pasadas con el respaldo de la mayoría oficialista, y suscitaron situaciones de violencia al interior del recinto parlamentario donde legisladores de distintos partidos protagonizaron una pelea a puños.

Médicos y profesores iniciaron un plan de lucha contra las reformas, que denuncian vienen a terminar con las conquistas laborales y abren la posibilidad de privatizaciones en el sector público.

Con paros nacionales consecutivos y multitudinarias movilizaciones en Tegucigalpa (capital), el movimiento fue tomando volumen en sus bases hasta confluir en la conformación de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación Pública.

En este marco, el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández (JOH)derogó las polémicas medidas a principios de junio buscando desactivar la conflictividad social en las calles.

El mandatario convocó al denominado "Diálogo nacional por la educación y la salud", que fue rechazado por los huelguistas que propusieron en cambio que el Ejecutivo adhiera al "Diálogo alternativo ciudadano", con dirigentes de diversos sectores sociales del país centroamericano.

En un clima de descontento social generalizado, donde se han cultivado múltiples conflictos, rápidamente se plegaron a las protestas los partidos políticos de oposición, sectores campesinos, estudiantiles, del transporte, y ciudadanía en general, llevando la situación hasta lo que parece tomar el cariz de un levantamiento popular inminente.

Nuevos paros de la Asociación de Taxistas, que exige la anulación de un conjunto de regularizaciones impuestas al sector, así como de los transportistas de carga pesada en la zona norte del país, que ha producido desabastecimiento de combustible en varias gasolineras, han abonado a la escalada del conflicto.

¿Por qué se plegó un sector de las fuerzas de seguridad?
Tras reprimir fuertemente durante todo el mes de mayo el movimiento popular, el pasado miércoles un sector de la Policía Nacional de Honduras (PNH) se declaró en paro y protesta contra el Gobierno de Hernández.

Los efectivos sublevados, que incluyen también a la Fuerza Especial Cobras (FEC), adscripta al mismo cuerpo, reclaman mejoras salariales y expresan su respaldo a los reclamos de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación Pública.

La huelga policial no ha hecho más que intensificar la protesta ciudadana y la represión de la Policía Militar (PM) que se mantiene alineada con el Ejecutivo. En las últimas veinticuatro horas, diversas localidades hondureñas han sido escenario de saqueos, barricadas y enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, que han dejado hasta los momentos dos personas fallecidas y otras 21 heridas.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!