Red Eco Alternativo ***

Trump amenaza a Honduras por una nueva caravana de inmigrantes

Las caravanas de inmigrantes procedentes de Centroamérica se han producido de manera regular en los últimos años. Se organizaban de forma más o menos improvisada y se disolvían en el tránsito o, si alcanzaban Estados Unidos, a sus integrantes se les ponía en proceso de deportación o se vetaba su entrada.
(La Vanguardia) Hinduras - Todo esto sucedía sin que trascendiera a los focos internacionales. Hasta que la llegada de Donald Trump ha convertido estas marchas de la miseria y el miedo en un espectáculo a fin de sacar rédito a su ideas xenófobas, subrayan los grupos pro derechos humanos. En estas caravanas, como la más reciente de la pasada primavera, la Administración Trump ha hallado la ilustración de todo lo que, bajo su prisma, considera que no funciona en la política migratoria de EEUU.

Ahora hay otra procesión. La componen, según quien la cuenta, de 1.200 y 2.000 personas, en su mayor parte mujeres y niños, que salieron de San Pedro Sula, en Honduras, una de las ciudades más violentas del mundo.

Aunque ayer estaban en Guatelama, aún sin entrar en México y a 1.500 kilómetros de Texas, el vicepresidente Mike Pence sostuvo que “no toleraremos este descarado desprecio a nuestras fronteras y a nuestra soberanía”.

Su comentario no fue más que la prolongación de las advertencias que vertió el martes el presidente Trump. Amenazó a Honduras con retirar las ayudas económicas que recibe de Washington en caso de no parar esa marcha y hacer que sus integrantes regresen a sus casas.

Este país recibió unos 175 millones de dólares entre el 2016 y el 2017, tal como consta en los datos de la agencia estadounidense para el desarrollo internacional.

“Estados Unidos ha informado con urgencia al presidente de Honduras de que si la larga fila de gente que se dirige a hacia EEUU no se detiene y da marcha atrás, no habrá más dinero o ayuda para Honduras, efectivo de inmediato”, señaló Trump, olvidándose que esas dotaciones las aprueba o no el Capitolio.

El aviso lo extendió luego a otros países como Guatemala y El Salvador, en este caso por si permiten la libre circulación “de sus ciudadanos y otros” en dirección a la tierra prometida.

A raíz de sus tuits, las autoridades guatemaltecas detuvieron a Bartolo Fuentes, antiguo legislador hondureño y uno de los promotores de la marcha, y tenían la intención de deportarlo.

Los componentes de esta riada humana dicen que huyen de Honduras por la situación de pobreza endémica y la violencia de las mafias criminales y la droga.

Las autoridades de México han asegurado que esta vez tratarán de pararla. En su respuesta a la marcha de abril, lograron reducir de algo más de 1.000 a 300 los que entraron en Estados Unidos.

“Lo que estamos viendo día a día es una bien conocida y publicitada táctica de aprovechar los agujeros legales en la práctica de detener y liberar”, afirmó una portavoz del Departamento de Estado en relación a los indocumentados detenidos al cruzar y a los que se deja en libertad a la espera de la resolución de sus casos.

En aras de acabar con esa práctica, la Administración Trump causó el sonrojo internacional esta pasada primavera al separar a los niños de sus adultos, ante la imposibilidad legal de encarcelar a los menores de edad.

Aprovechando que las legislativas están a la vuelta de la esquina, el presidente insistió ayer en culpar a los demócratas “por impedir una ley que proteja nuestro país” y sostuvo que ha de ser “un gran asunto” para los republicanos en estas elecciones.

Las familias vencen el miedo

A pesar de tratar de criminalizar a las caravanas, de amenazar con detenciones y deportaciones exprés o de llevar a la práctica la separación de familias, con menores que siguen sin saber dónde están sus adultos, el número de padres y madres inmigrantes con hijos ha crecido en los tres meses siguientes a que el presidente Trump se viera obligado a finiquitar ese plan de separación familiar en la frontera.
 
Según cifras avanzadas por The Washington Post, los agentes de frontera arrestaron a 16.658 miembros de familias en septiembre, el número más alto registrado en un solo mes y un incremento del 80% respecto a julio. Estos números corresponden al Departamento de Seguridad Nacional, uno de los que más atención presta el presidente Trump, y se han filtrado cuando aún no son oficiales públicamente, a tan sólo 20 días de las elecciones legislativas. La inmigración es el principal caballo de batalla del trumpismo. 
 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!