Red Eco Alternativo ***

Políticos que buscan votos en Brasil distribuyen falsas “curas” contra la covid-19

Impulsadas por Jair Bolsonaro, algunos ayuntamientos de Brasil están distribuyendo cloroquina e ivermectina contra la covid-19, a pesar de que no está demostrado que estos medicamentos sean eficaces.

(Anna Beatriz Anjos, Giulia Afiune, Julia Dolce, Rafael Oliveira - Agência Pública) Brasil - Donald Trump convirtió la hidroxicloroquina en el centro de atención en marzo como un medicamento “muy poderoso” para combatir la covid-19, y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, su gran aliado, la adoptó rápidamente. Dos días después de la primera declaración del presidente estadounidense en favor de este medicamento, Bolsonaro anunció que el laboratorio del Ejército brasileño ampliaría su producción, y luego el Ministerio de Salud autorizó el uso de cloroquina e hidroxicloroquina en casos severos de covid-19, como terapia complementaria y bajo el criterio del médico.

En ese momento, los estudios sobre la efectividad del medicamento aún no eran concluyentes, pero la presión del presidente se intensificó. En unos meses, dos ministros de Salud fueron despedidos, en parte debido a su resistencia a incorporar este medicamento. Tras una nueva gestión, el Ministerio de Salud comenzó a autorizar la prescripción de cloroquina asociada con la azitromicina para tratar casos leves, moderados y severos de covid-19, siempre y cuando el paciente firmara un formulario de consentimiento y declarara conocer los riesgos.

Poco a poco, han salido nuevos estudios que demuestran la ineficacia de este fármaco para tratar la enfermedad, y entidades médicas y científicas respetadas de todo el mundo han abandonado el uso de la cloroquina. Entre ellos, la agencia reguladora de Estados Unidos, que revocó, el 15 de junio, la autorización de emergencia de hidroxicloroquina para pacientes con covid-19. Después, la Organización Mundial de la Salud suspendió los ensayos clínicos con este fármaco de manera definitiva.

En Brasil, entidades médicas como la Sociedad Brasileña de Enfermedades Infecciosas también se han opuesto a este fármaco.

Frente al resto del mundo, Bolsonaro siguió defendiendo y publicitando la medicina en publicaciones y presentaciones en vivo en redes sociales. En Brasil, los fabricantes de cloroquina, de los cuales algunos han declarado ser partidarios del presidente, vieron aumentar el consumo de este medicamento en 358% hasta julio.

Desde que el presidente comenzó a publicitar supuestas curas para esta enfermedad, un séquito de médicos brasileños difundió un controvertido “tratamiento temprano” de la enfermedad, que implica el uso de hidroxicloroquina y cloroquina junto con otros fármacos, como el antibiótico azitromicina.

A partir de declaraciones enviadas por lectores, Agência Pública encontró que varios municipios comenzaron a usar medicamentos ineficaces como parte de sus políticas públicas para combatir la enfermedad. En muchas ciudades, estos medicamentos también se han convertido en un instrumento dentro de la carrera por las elecciones municipales que se llevarán a cabo el 15 de noviembre, contribuyendo a la popularidad de los alcaldes que buscan la reelección.

Al investigar los protocolos adoptados en diez ciudades de ocho estados diferentes, que describen el cuadro de la situación en el país: de norte a sur, los ayuntamientos ofrecen “kits anticovid” que contienen medicamentos ineficaces, y prometen, de manera ilusoria, prevenir o curar la enfermedad, que ya ha matado a más de 150.000 brasileños. En al menos ocho de las ciudades investigadas los residentes informaron que los medicamentos se entregaron incluso sin tener un resultado de la prueba para detectar la covid-19.

En año electoral los medicamentos entran en disputa

Pero ¿por qué distribuir medicamentos que no funcionan? Varios expertos señalan el uso político de la falsa “cura” en el contexto de la carrera por las elecciones municipales del 15 de noviembre.

“El uso político de medicamentos y vacunas es muy evidente ahora durante la pandemia”, dice Natália Pasternak, doctora en microbiología de la Universidad de San Pablo y presidenta del Instituto Questão de Ciência. “Es muy fácil para ti conseguir votos y la simpatía de la gente así: ‘Mirá cómo cuido a la población de mi ciudad, estoy repartiendo un botiquín gratis’”.

Esto es lo que está sucediendo en Natal, capital de Rio Grande do Norte, según Daniel Menezes, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Federal de Rio Grande do Norte. En busca de la reelección en 2020, el alcalde Álvaro Dias creó al menos tres centros de distribución de medicamentos y sostiene que la ivermectina “es eficaz para prevenir el coronavirus”.

Nota completa: https://rebelion.org/politicos-que-buscan-votos-en-brasil-distribuyen-falsas-curas-contra-la-covid-19/

 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!