Brasil: Jair Bolsonaro lanza una ofensiva generalizada contra los indígenas

Desde finales de enero, el presidente brasileño Jair Bolsonaro ha intensificado sus ataques contra los derechos de los indígenas. Las políticas del gobierno son cada vez más agresivas y la ONU teme “potenciales genocidios”.

«Cada día, un poco más, los indios son un ser humano como nosotros». Esta frase fue lanzada por Jair Bolsonaro el pasado 24 de enero, durante su emisión semanal en Facebook. No es su primera declaración racista dirigida contra los autóctonos, ni mucho menos. En 2004, les calificó de «apestosos». En 1990, lamentó que el ejército brasileño no haya sido capaz, a la imagen de su homólogo estadounidense, de «aniquilar a los indígenas».

Pero esta frase demuestra un cambio de estrategia. Los ataques racistas se esconden ahora detrás de un discurso de promoción del desarrollo, pues Jair Bolsonaro trata, ante todo, de abrir las puertas a la explotación de los territorios indígenas (TI) a la industria. El 5 de febrero, presentó un proyecto de ley autorizando la explotación minera, gasista, petrolera y agrícola, así como la construcción de infraestructuras hidroeléctricas. La noticia provocó una ola de indignación general, especialmente porque ningún poder de veto es acordado a los autóctonos (salvo por la extracción de oro artesanal). Si bien, la Constitución garantiza que incluso si los TI pertenecen al Estado federal, los autóctonos disfrutan del uso exclusivo de estas tierras.

Según la APIB (Asociación de Pueblos Indígenas del Brasil), el proyecto pisotea el desarrollo económico de los pueblos indígenas y promueve « los intereses económicos de los que apoyan al gobierno de Bolsonaro, aunque ello implique una total falta de respeto por la legislación nacional e internacional ». Si el proyecto de ley es aprobado, un estudio de impacto ambiental podría, por ejemplo, realizarse a distancia.

Fuente: Jean-Mathieu Albertini - Mediapart

DMC Firewall is a Joomla Security extension!