Nora Cortiñas homenajeada en Jornada de Derechos Humanos y Democracia

En medio de la zozobra que hoy vive Brasil, Nora Cortiñas fue la figura central de la Jornada sobre Derechos Humanos y Democracia realizada en Salvador de Bahía, del 11 al 17 de julio recién pasado.

Madre querida de la Plaza de Mayo-Línea Fundadora e integrante de Diálogo 2000-Jubileo Sur Argentina, Nora fue invitada a compartir su gran espíritu, compromiso y experiencia con los movimientos sociales de Salvador. A lo largo de una nutrida agenda de actividades, en la calle, en espacios religiosos, con familiares de muertos y desaparecidos, ex presos políticos y en las universidades, la defensora de derechos humanos además fue homenajeada en reconocimiento de su trayectoria de vida y la lucha de todas las Madres.
“Estamos por cumplir 40 años en la calle – contaba Nora una y otra vez - pero no somos supermujeres. Nos movió el amor por nuestros hijos e hijas, la desesperación frente al crimen de crímenes que es la desaparición forzada de personas. En el camino aprendimos a levantar sus banderas, que sin justicia social no hay paz ni democracia.”
A partir del testimonio de Nora se abrieron espacios de denuncia e intercambio en torno a las graves violaciones a los derechos humanos que se sufren hoy, en Salvador como en otras partes de Brasil, de Argentina, de América latina todo. Se enfocaba sobre todo la lucha de las mujeres, sea frente a la negación de la voluntad popular expresada en las urnas o ante el no respeto al derecho a la vivienda y la ciudad, a la tierra, los territorios y la soberanía alimentaria. Se compartían lágrimas y demandas de respuestas desde el dolor desgarrador del genocidio silencioso de jóvenes negros, homosexuales, pueblos originarios y mujeres y hombres campesinos, víctimas del modelo económico, la discriminación, el patriarcado y las políticas de control social y criminalización.
“Lo que está viviendo Brasil es lo mismo que estamos sufriendo en Argentina con el asalto a las conquistas sociales y el recrudecimiento de las políticas neoliberales y extractivistas – señalaba una y otra vez Nora. – Hace falta seguir luchando por la Memoria y en contra de la Impunidad, contra la imposición de golpes de Estado como se han vivido también en este siglo, en Haití, en Honduras, en Paraguay.”
“Solas o solos con nuestro dolor, no logramos nada – advertía Nora a cada rato -. Hay que unirnos para avanzar contra las grandes políticas de dominación y muerte, como el racismo, el endeudamiento ilegítimo, el llamado libre comercio, la militarización, incluso la ocupación de pueblos hermanos como de Haití con las tropas latinoamericanas de la MINUSTAH.”
Como en la Plaza de Mayo cada jueves, Nora concluía permanentemente invocando la presencia de los detenidos-desaparecidos de toda nuestra América y alentando la persistencia, la solidaridad, la esperanza y la unidad con un “¡Hasta la Victoria, Siempre!”.
Fuente: Diálogo 2000 Jubileo Sur Argentina

DMC Firewall is a Joomla Security extension!