Futbol vs políticas públicas

Desde el anuncio realizado el 30 de octubre de 2007 de que Brasil sería la próxima sede de los juegos de la Copa del Mundo de Fútbol de 2014, comenzaron muchas inversiones y obras para dejar las capitales a la altura de recibir a los miles de turistas que visitarán el país en la ocasión. Casi seis años después y faltando sólo ocho meses para el comienzo de la competencia mundial de fútbol, los Comités Populares de la Copa, esparcidos por las 12 ciudades sede de los juegos, cuestionan la prioridad de políticas públicas del gobierno frente a las altas inversiones con las obras para el evento mundial deportivo.
brasil_protestas2013_11.jpg(Tatiana Félix – Adital) Brasil - Los representantes de los Comités Populares del Distrito Federal Chico Carneiro y, de Fortaleza, Roger Pires, que integran la Articulación Nacional de los Comités Populares de la Copa (Ancop), hablan sobre las violaciones de derechos que se han producido como consecuencia de las obras de la Copa, sobre las manifestaciones de junio y sobre la preparación de los movimientos populares para el gran evento deportivo.
ADITAL: En relación con las manifestaciones de junio, en el contexto de la Copa de las Confederaciones, ¿cómo está el trabajo de ustedes en este momento?
Chico Carneiro: Bueno, las movilizaciones continuarán con otro formato. Los Comités continúan apoyando todo tipo de movilización, pero continúan en el trabajo de enfrentamiento a los impactos de la Copa, que sí son permanentes, no cesaron. Entonces, en varias ciudades hay impactos diferentes, seguimos dialogando con el pueblo, transmitiendo información, cuestionando al Estado desde diferentes frentes, presentando proyectos en relación con las más diversas violaciones a los derechos humanos que la Copa viene trayendo a la población brasilera. Por otro lado, también estamos preparándonos ya para la Copa del Mundo, en el sentido de promover más articulaciones entre los afectados por la Copa y de continuar con la campaña "¿La Copa para quién?”, que es el nombre que se utilizó durante la Copa de las Confederaciones y que queremos que se fortalezca como un gran movimiento pensando más hacia adelante.
A: Una de las cuestiones más criticadas y que más ha afectado a las personas son las remociones de las viviendas. ¿Ésta es realmente la cuestión principal o existe alguna otra que haya preocupado más?
Roger Pires: Creo que es la principal, pues en la mayoría de las sedes eso está ocurriendo y de una manera desgraciadamente parecida. Entonces, este proceso ha sido muy desordenado, hay muchas violaciones a los derechos involucradas en el medio. Tenemos que contar con el auxilio y el trabajo de abogados populares y de grupos e instituciones que puedan de alguna forma participar de este proceso. Y si no hubiera habido grupos así, habría ya muchas familias removidas hacia lugares, generalmente distantes de donde viven. En Fortaleza, por ejemplo, ésta es la cuestión principal. Cerca de 5 mil familias van a ser removidas, así como en San Pablo, Río de Janeiro, Porto Alegre (Río Grande do Sul). Ahora, hay ciudades en las que éste no es el principal foco, como aquí mismo, en el Distrito Federal, en Manaus (Amazonas) y algunos otros lugares que tienen otros problemas. Pero el de las remociones es el que ha sido más grave y que ha afectado a un mayor número cuantitativo de manera directa.
A: ¿Hay algún ejemplo directo?
CC: Aquí en el Distrito Federal hay cerca de 500 familias amenazadas, en virtud del apuro con que el gobierno del Distrito Federal quiere resolver la cuestión del relleno sanitario, que es un gran basural a cielo abierto. Ellos dicen que quieren mostrar al mundo que Brasilia no tiene problemas con la basura; entonces, para hacer las cosas rápidamente, necesitan remover a 500 familias. Y ahí trabajamos con esto como una población amenazada en virtud de las obras de la Copa. Hay otra cuestión indirecta; que quien destruyó y construyó el estadio Mané Garrincha es la Terracapo, la agencia gestora de las tierras públicas del Distrito Federal. Y en un estadio en que se invirtieron 1.800 millones de reales, la empresa al poco tiempo comenzó a tener problemas de caja para solventar la obra y tuvo que vender varios terrenos. Entonces, en los últimos ocho meses, hizo seis remates de terrenos, cada uno de aproximadamente 100 a 120 lotes en el Distrito Federal, para recaudar dinero para invertir en el estadio. Eran terrenos que podrían ser usados para vivienda pública; hay una demanda de 300 mil familias registradas en el programa de vivienda, que no están siendo atendidas porque el terreno está siendo destinado para especulación inmobiliaria. Entonces no hubo una remoción, pero existe un problema directamente vinculado con la prioridad de la Copa del Mundo.
Nota completa: http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=78054
Mujeres indígenas marchan a Quito en defensa de la amazonía
Una numerosa movilización de mujeres dirigentes y lideresas de diferentes nacionalidades, federaciones y comunidades de Pastaza, filiales al Gobierno de las Naciones Originarias de la Amazonia Ecuatoriana (GONOAE) inició una marcha que partió el sábado 12 de octubre desde la ciudad del Puyo, y que tiene previsto llegar a la ciudad de Quito el próximo 16.
(OCCLAC) Ecuador - La movilización busca despertar conciencia en la población a nivel nacional sobre la defensa por la vida y en rechazo a la actividad extractivista en la amazonía ecuatoriana.
Rosa Gualinga, representante de la comunidad Shiwiar, al explicar las razones que le movieron a participar en esta movilización expresa "yo estoy luchando por la vida, por mi nacionalidad, de mi selva, de mi flora y fauna". Las dirigentes indígenas manifiestan que como mujeres sentimos desde la profundidad de nuestros vientres las amenazas del extractivismo y consideramos de carácter urgente abrir el debate frente a la coyuntura que se ha generado a partir del tema Yasuní-ITT y salir en defensa de nuestra madre nutriente que pare, cría y ampara a todos sus hijos sin mirar acciones, etnias ni clases sociales.
Priscila Alvarado, mujer Naporuna, señaló que como mujeres amazónicas están "luchando por nuestros territorios porque no queremos contaminación, queremos vivir en paz con nuestros hijos e hijas". Por su lado, Rosa Dahua, mujer Andoa Quichwa, dijo que la marcha es también para "defender a nuestros hermanos no contactados, que están dentro del Yasuní, y que el gobierno dice que no hay personas en el Yasuní, (lo cual es) mentira; sí hay los hermanos ahí adentro".
Así también, Gloria Ushiwa, mujer Zápara, expresó "estamos marchando, vamos a llegar a Quito, vamos a hablar con el señor Rafael Correa; nosotros no queremos petróleo, tal vez podríamos buscar otra manera de vida, ahora claro, los que necesitan esa basura económica, lo que están buscando algunos indígenas que pasan en la calle, pero nosotros no, somos organizados, vivimos años organizados en nuestros territorios. No queremos petróleo".
Según señalan a una madre no se la explota ni se le extraen de sus entrañas el petróleo o el carbón para provecho de nadie, a ella se la respeta y se la ama por el simple hecho de haber provenido de su cuerpo. Estos actos simbolizan una mutilación de sus partes, equivalen a un matricidio.
La movilización salió el sábado 12 de la ciudad del Puyo (centro de la Amazonía ecuatoriana) y pasó por la ciudad de Baños, luego de lo cual avanzó a la localidad de Salasaca, en donde las mujeres indígenas realizaron una Asamblea junto a las autoridades locales y regionales como Franco Viteri, presidente del Gobierno de las Naciones Originarias de la Amazonia Ecuatoriana. En la asamblea se escuchó el discurso de las dirigentes de distintas comunidades indígenas, intervenciones de los presentes en apoyo a las mujeres amazónicas e incluso cantos típicos en distintas lenguas dedicados a la selva.
La noche anterior, cuando llegaron a la comunidad Manzana Pamba de Salasaca, fueron cálidamente recibidas por los pobladores quienes salieron de sus casas para acompañarlas en la caminata hasta el lugar donde pasarían la noche y quienes les ofrecieron comida, cobijas y caramelos para los niños.
El domingo las marchantes participaron en reuniones en las comunidades que las reciben y descansaron para continuar la movilización este lunes 14 de octubre, en que emprenderán su camino hacia la ciudad de Ambato, Salcedo, Latacunga y Pujilí, para finalmente llegar a la capital el miércoles 16 de octubre.
Mujeres de la amazonia.
Las mujeres indígenas exigen "respeto a la autonomía de los gobiernos territoriales comunitarios de las distintas naciones de la Amazonía ecuatoriana", y denuncian "el saqueo de nuestros recursos naturales a través del extractivismo dentro del modelo de acumulación capitalista".
A través de la marcha buscan "visibilizar y socializar nuestro modelo comunitario de vida "Kawsak Sacha", la selva Viva, que es el concepto integral del sumak kawsay, con respeto a todos los seres de la naturaleza, sus guardianes y amos en convivencia con el ser humano de la selva de manera pacífica y cordial", y pretenden "Entregar las resoluciones tomadas en XIV congreso de la GONOAE y el I Encuentro de Mujeres de las Organizaciones Indígenas Amazónicas, por Defensa de la Vida, el Territorio y el Buen Vivir".
Our website is protected by DMC Firewall!