Bolivia: suman adhesiones que piden derogar decretos “ecocidas”

Mediante una carta dirigida al presidente de Bolivia Luís Arce y al vicepresidente David Choquehuanca, 521 personas de todo el país, además de 85 organizaciones de base y 118 instituciones de productores ecológicos, pueblos indígenas, consumidores organizados, colegios de profesionales, colectivos y Organizaciones No Gubernamentales (ONG), exigen la abrogación inmediata de los decretos 4232, 4348, 4238 y 3874.

Estos decretos son señalados como los causantes de los mega incendios de 2019 y 2020 que llegaron a consumir 8,7 millones de hectáreas de bosques en Bolivia, según datos de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN).

Ante la llegada de la época seca, sociedad civil boliviana levanta la alarma y reclama al presidente Arce que es “inadmisible que demoren en responder una solicitud en pro del cuidado de la vida, mientras constatamos que lejos de cumplir sus promesas electorales usted, comienza a dar señales contradictorias planteando reactivar el proyecto de biodiesel (agrocombustibles) y queriendo dar curso al uso de transgénicos en cultivos de soya, algodón y caña de azúcar para contentar a la base social de su partido, a la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores del Oriente (CAPPO), a la ANAPO, CAO y todas las transnacionales involucradas. Los sectores empresariales no hacen al pueblo ni nos sustituyen”.

Entre las normativas observadas por ser un estímulo para las quemas en áreas protegidas, tierras fiscales y propiedades privadas está el Decreto Nº 3874/2019, que autoriza procedimientos abreviados para la evaluación de eventos transgénicos de “Soya evento Hb4 y Soya evento Intacta, destinados a la producción de Aditivos de Origen Vegetal –Biodiesel’’.

El Decreto 4232 y 4238/2020, que autoriza ‘’de manera excepcional al Comité Nacional de Bioseguridad establecer procedimientos abreviados para la evaluación del maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, genéticamente modificados en sus diferentes eventos, destinados al abastecimiento del consumo interno y comercialización externa”.

El Decreto 4348/2020, que habilita y enmarca la producción ilegal de maíz transgénico (“maíz amarillo duro generado por cualquier tecnología”) en territorio boliviano, pretendiendo evitar polinización cruzada, con siembras y distancias diferenciadas.

Fuente: El País

Our website is protected by DMC Firewall!