Red Eco Alternativo ***

Las protestas campesinas son reflejo de una crisis existencial de la agricultura india

Con más de 800 millones de personas la India rural posiblemente es el lugar más interesante y complejo del mundo, pero está asolado por suicidios de agricultores, desnutrición infantil, un paro cada vez mayor, una economía informal y un endeudamiento que no dejan de aumentar, y un colapso total de la agricultura.

(Colin Todhunter - Countercurrents) India - Dado que la sociedad india todavía es de base agraria, el reconocido periodista P Sainath afirma que lo que está sucediendo en India se puede calificar de crisis de proporciones de civilización y se puede explicar con pocas palabras: secuestro de la agricultura por parte de las corporaciones. También con en pocas palabras describe el proceso por medio del cual se está llevando a cabo: comercialización depredadora del campo. Y otras pocas palabras sirven para describir el resultado: el mayor desplazamiento de nuestra historia.

A finales de noviembre de 2018 All India Kisan Sangharsh Coordination Committee (una organización que aglutina a unas 250 organizaciones de agricultores) publicó una declaración con motivo de la masiva y bien publicitada marcha de agricultores que se estaba celebrando entonces en Delhi. En la declaración se afirmaba lo siguiente: “Los agricultores no son un mero residuo de nuestro pasado; los agricultores, la agricultura y la India rural son una parte fundamental del futuro de India y del mundo como portadores de conocimiento, de unas habilidades y una cultura históricos, como agentes de la seguridad y soberanía alimentaria, y como guardianes de la biodiversidad y de la sostenibilidad ecológica”.

Los agricultores afirmaron estar preocupados tanto por la crisis económica, ecológica, social y existencial de la agricultura india como por el constante abandono de este sector por parte del Estado y por la discriminación de las comunidades agrícolas. También les preocupaba la profunda penetración de enormes corporaciones depredadoras y ávidas de beneficios, por la gran cantidad de suicidios de agricultores en todo el país y por el fardo insoportable del endeudamiento y de las cada vez mayores disparidades entre los agricultores y otros sectores.

La declaración pedía al Parlamento indio que celebrara inmediatamente una sesión especial para aprobar y promulgar dos proyectos de ley de, por y para los agricultores de India. De haber sido aprobado por el parlamento, [el primero de ellos] el proyecto de ley de liberación del endeudamiento de los agricultores de 2018 habría previsto, entre otras cosas, la exoneración total de los préstamos de todos los agricultores y trabajadores agrícolas.

El segundo proyecto de ley, el proyecto de ley sobre el derecho de los agricultores a unos precios mínimos de apoyo garantizados y remunerados para los productos agrícolas, de 2018, habría hecho que el gobierno tomara medidas para reducir el coste de los insumos de la agricultura gracias la regulación específica de los precios de las semillas, la maquinaria y el equipamiento agrícola, el diésel, los fertilizantes e insecticidas, al tiempo que haría ilegal y punible la compra de productos agrícolas por debajo del precio de apoyo mínimo.

La declaración también pedía un debate especial sobre la universalización del sistema de distribución pública, la retirada de aquellos pesticidas que están prohibidos en otros lugares y que no se aprueben las semillas modificadas genéticamente sin una valoración exhaustiva de su necesidad e impacto.

Otras reivindicaciones eran que no hubiera inversiones extranjeras directas en la agricultura ni el procesamiento de alimentos, la protección de los agricultores frente el saqueo de las corporaciones en nombre de la agricultura bajo contrato, la inversión en colectivos de agricultores para crear organizaciones de productores agrícolas y cooperativas de campesinos, y la promoción de la agroecología basada en patrones de cultivo adecuados y la recuperación de la diversidad de semillas locales.

Ahora, a finales de diciembre de 2020, en vez de responder a esas necesidades, el gobierno indio promueve y facilita, por medio de la reciente legislación, la corporativización de la agricultura y el desmantelamiento del sistema de distribución pública (y del precio de apoyo mínimo), al tiempo que pone las bases para la agricultura bajo contrato.

Esta legislación incluye tres proyectos de ley: el de comercialización de productos de los agricultores (promoción y facilitación) de 2020, el de acuerdo de agricultores sobre garantía de precios y servicios agrícolas (empoderamiento y protección) de 2020 y el de artículos esenciales (enmienda) de 2020.

Aunque ya han caducado los dos proyectos de ley de 2018 antes mencionados, los agricultores exigen que las nuevas leyes agrícolas que favorecen a las corporaciones y perjudican a los agricultores sean sustituidas por un marco legal que garantice a los agricultores el precio de apoyo mínimo.

Nota completa: https://countercurrents.org/2021/01/farmers-protests-reflect-existential-crisis-of-indian-agriculture/

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!