Red Eco Alternativo ***

Vuelven las protestas en Hong Kong, se registran violentos choques

La policía china arremetió este domingo contra los miles de manifestantes que salieron de nuevo a las calles en Hong Kong para protestar contra el proyecto de ley de "seguridad nacional".

(RF) China - El coronavirus parecía haber puesto en letargo las manifestaciones en Hong Kong, pero este domingo las manifestaciones volvieron a resurgir, esta vez provocando choques violentos con la policía china.

En respuesta a la represión policial, algunos manifestantes lanzaron proyectiles contra las fuerzas del orden, erigieron barricadas improvisadas y utilizaron sombrillas para protegerse de los gases lacrimógenos y los cañones de agua. La policía de Hong Kong anunció 120 detenciones.

El coronavirus había ahogado en los últimos meses las manifestaciones que se desataron en la región semiautónoma en el segundo semestre del pasado año.

Pero el proyecto de ley que el régimen comunista depositó el viernes en el Parlamento chino para prohibir la “traición, la secesión, la sedición y la subversión” en Hong Kong, ha vuelto a activar al movimiento pro democracia quien multiplicó los llamados para denunciar esta maniobra de Pekín sobre un asunto que suscita desde hace años la oposición de los hongkoneses.

“Cañones de agua y barricadas”

Cuando los manifestantes se dirigían desde Causeway Bay al barrio vecino de Wanchai, la policía cargó con gases lacrimógenos y gas pimienta, con ayuda de cañones de agua, según periodistas de la AFP en el lugar.

La excolonia británica vivió entre junio y diciembre del 2019 su peor crisis política desde la devolución a Pekín en 1997, con manifestaciones prácticamente diarias, a veces violentas.

Esa movilización se vio reforzada con el triunfo de los “prodemocracia” en las elecciones municipales de noviembre, pero a principios de año perdió fuerza debido a las miles de detenciones realizadas por la policía y sobre todo a las restricciones impuestas para combatir el coronavirus.

“¡Estamos de vuelta!”

“¡Estamos de vuelta! Cita en las calles el 24 de mayo”, se leía el sábado en un grafiti en un muro cerca de la estación de metro Kowloon Tong.

Sin embargo, la policía había advertido que prohibiría cualquier manifestación ilegal, debido a las restricciones impuestas contra la covid-19 que limitan las congregaciones en público a un máximo de ocho personas.

Hong Kong goza de una autonomía amplia en comparación con el resto del país, dirigido por el Partido Comunista Chino (PCC), en virtud del concepto “Un país, dos sistemas” en el que se basó su devolución por parte del Reino Unido en 1997.

Sus habitantes tienen libertad de expresión y de prensa y un poder judicial independiente, unos derechos inexistentes en la China continental.

Este modelo debería durar al menos hasta 2047, pero muchos hongkoneses creen que Pekín controla cada vez más el territorio y el gobierno central interfiere en los asuntos internos.

Muchos ven la ley de seguridad nacional que promueve Pekín como la acción más grave, hasta ahora, contra la semi-autonomía hongkonesa.

Los opositores al texto temen en particular una cláusula que permitiría a la policía china realizar investigaciones en Hong Kong con sus homólogos hongkoneses. Muchos ven en ello el intento de una represión a la disidencia en el territorio.

El proyecto será sometido al Parlamento chino el jueves, en la sesión de clausura de la actual sesión parlamentaria, pero nadie duda del resultado en una asamblea sometida al PCC.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!