Red Eco Alternativo ***

Córdoba: vecinos de Villa Tropezón pararon el desalojo

El jueves 5 de noviembre el funcionario Carlos Viana junto a la Guardia de Infantería, intentaron desalojar seis viviendas del barrio. La medida pretendió ser moneda de cambio para dejar sin efecto una denuncia de usurpación contra ocho vecinos. Por decisión autónoma de los vecinos organizados, la policía no pudo finalmente efectuar el desalojo. Fuente: ECOS Córdoba

Recordemos que hace dos semanas, 8 vecinxs fueron imputados en Tribunales 2 por usurpación, a partir de una denuncia del funcionario del Ministerio de Desarrollo Social, Arq. Carlos Viana.

En este contexto, el propio Carlos Viana, acompañado de otros funcionarios del MDS y la Guardia de Infantería se hicieron presentes en la Villa ayer por la mañana, manifestando que los vecinos debían desalojar inmediatamente sus viviendas o serían expulsados por la fuerza policial. El cuadro lo completaban dos camiones de mudanza y una pala mecánica Bobcat.

En una larga jornada, seis familias de Villa El Tropezón sufrieron la angustia de perderlo todo, tras la presión de los funcionarios públicos y el amedrentamiento de la fuerza policial. Ante las averiguaciones pertinentes que confirmaron que no existía orden de desalojo alguna, y luego de horas de negociaciones lxs vecinxs aprobaron un acta acuerdo regulada por su representante legal, el abogado Martín Rodríguez, quien resolvió junto a lxs damnificadxs frenar las irregularidades en el escrito que el MDS ofrecía firmar.

Las modificaciones del acuerdo estuvieron basadas en aclarar lo dicho, de que no se trataba de una ocupación irregular. Por otra parte lograr poner fecha cierta a la entrega de las viviendas prometidas, como a la ubicación de los lotes dispuestos para habitar. Y en el caso de que no se entreguen los domicilios en el tiempo estipulado, se renovará el subsidio para seguir alquilando.

Cabe destacar que la solución surgió de parte de lxs vecinxs organizadxs, quienes en marzo habían conseguido un acuerdo por las 50 viviendas que se están construyendo en barrio Vicor/Héroes de Malvinas para sus familias y, ante la situación vivida ayer, ofrecieron 4 de éstas casas para garantizarle techo a las familias que se encontraban en esta situación de sumo riesgo. “Continuaremos negociando con el Gobierno para que nos garanticen nuevamente las 4 viviendas”, comentaron posteriormente.

Mientras la guardia de infantería -pasada las 18 horas-, permanecía apostada en el lugar, un grupo de vecinxs se trasladó al Ministerio de Desarrollo Social en una trafic blanca para modificar el tan esperado acuerdo. En ese transcurso los camiones cargaron parte del mobiliario de una vivienda y el vehículo Bobcat permaneció en las inmediaciones con la clara intención de voltear las casas.

Por un lado la policía por radio pedía orden de desalojo y por otro lado los funcionarios “negociaban” con lxs vecinxs para que se vayan voluntariamente antes de la represalia. Tan es así que los mismos hombres del gobierno provincial, acotaron haber llegado al lugar sin conocimiento de la presencia policial.

Finalmente unieron las fuerzas y junto a la comisión del barrio, aceptaron un acuerdo inicial por alquiler, consistente en 10 mil pesos por familia. A su vez, en el plazo de 60 días, por escrito y con manzana asignada, el Ministerio se comprometió a destinar de las 50 viviendas construidas en barrio Vicor, cuatro de las casas y el lunes resolverán por otras dos. La condición del Gobierno es que se fueran en ese momento del lugar, para continuar con las obras del Nudo Vial. Algunas familias resolvieron por entonces irse a vivir a la casa de familiares hasta que puedan conseguirse un alquiler y solo hasta el mes de diciembre.

Cada familia asume su digna pobreza resistiendo, a pesar de tanta tristeza acumulada, para no quedar en los márgenes de la discriminación del Estado, los embates del progreso y la mirada sesgada de una parte de la población que ahora disfruta de nuevos y rápidos caminos para llegar a la meta, ignorando la realidad de tantos desprotegidxs.

Y entre tantas amenazas, la Guardia de Infantería no pudo reprimir y la solución llegó de los mismos vecinxs al lograr un acuerdo que les trajo por el momento un dejo de tranquilidad, en la continuidad de la escolaridad de los niños y sus respectivos trabajos precarizados.

El día viernes 6 de noviembre trasladarán a las familias restantes, provocando así la demolición de las viviendas. Luego si no cumplen con la entrega de las casas prometidas, en ese plazo, se entregarán 3 mil pesos cada 30 días, según lo firmado.

“Ustedes se pensaban que ahora los que tienen casas nuevas no se van a mover (por otros vecinxs). Estamos más unidos que nunca” expresa Marcelo vecino del Tropezón, dejando entrever que se puede vivir de manera comunitaria.

Por Melina Dassano | @MeliDassano
Cobertura Esteban Morales y Matías Spicogna.

Imágen: Esteban Morales

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!