Maldita policía, el mismo accionar

 

chos_malal.jpg

 

 

A días de cumplirse seis meses del fusilamiento público de Carlos Fuentealba, el hijo del secretario general de Aten provincial fue detenido y agredido por la policía provincial, en el marco de las movilizaciones en pedido de justicia por el asesinato del docente neuquino
(María Inés Lasivita – Red Eco) Neuquén - La Comisión Carlos Presente (Co.Ca.Pre) presentará el 4 de octubre un petitorio nacional e internacional exigiendo juicio a los responsables políticos del asesinato de Carlos Fuentealba. Más de doscientas personas llegaran a Buenos Aires desde Neuquén, en donde se realizará una masiva marcha al Congreso Nacional para exigir justicia.
Ctera, entidad sindical nacional docente, convocó a un paro nacional para la jornada, en que se cumplen seis meses del asesinato del maestro. La medida fue ratificada por las asociaciones docentes de todo el país. En la provincia de Neuquén y en diferentes lugares los maestros y la Co.Ca.Pre realizaron fuertes movilizaciones que tuvieron una amplia convocatoria.
En este marco, el lunes a la madrugada, Ciro, hijo de Marcelo Guagliardo, secretario general de Aten provincial (quien viene acompañando las acciones), fue agredido e intimidado por la policía.
Según contó a Red Eco Pablo Grison, secretario adjunto del sindicato, Ciro volvía a su casa en la localidad de Chos Malal junto con su novia y un amigo, cuando el auto en el que viajaban fue interceptado por tres móviles policiales. Los hicieron descender, dejaron que su novia se retirara y se los llevaron “demorados” sin explicación. Ciro fue golpeado dos veces por policías, que solo le dijeron “¿y ahora que vas a hacer? Vos sos el hijo del piquetero”. Fue retenido hasta las 13 del domingo en la comisaría, pero sin embargo cuando los familiares fueron a preguntar la policía negó que haya estado detenido. La denuncia del hecho se asentó en la fiscalía.
“Nos parece sumamente grave, es una localidad de doce mil habitantes donde todos se conocen, le pegaron a él solo y en el mensaje expresaron la intención de hacerle saber que sabían quien era, con un claro corte cuasimafioso por parte de la policía y dejando en evidencia que fue una cuestión política” dijo Grison, y señaló también que esto ocurrió 48 horas después de que se anunciara el paro nacional y 48 horas antes de que los policías sean citados a prestar declaración indagatoria por la represión de Arroyito.
El lunes se realizó en Chos Malal un plenario de secretarios generales de ATEN, y el intendente de la localidad se entrevistó con Marcelo Guagliardo y se comprometió a prestar atención a lo que ocurrió. Al día siguiente se realizó una concentración en repudio del hecho junto con la APDH zona norte de Neuquén.
Alberto Rodríguez, integrante de la Co.Ca.Pre y cuñado de Carlos Fuentealba, dijo que lo que pasó “es muy sugestivo, ya pasaron otros aprietes en otros lugares, porque es así como obra el feudalismo de Sobisch, su estrategia es poner guita y palo. Nuestra movilización viene repercutiendo y el 4 va a ser muy grande, parece que hay un marco que los está poniendo nerviosos en medio de la campaña electoral” y destacó que Sobisch continúa presentando su candidatura a presidente ratificando por derecha su postura represiva en entrevistas a los medios de comunicación, en las que intenta “justificar” el asesinato de Fuentealba arguyendo que era “violento” o “piquetero”.
Carlos Fuentealba fue fusilado en público el 4 de abril durante una manifestación en reclamo de mejoras salariales. El único detenido es el autor del disparo, el sargento Pablo Poblete, y la causa se encuentra dividida en dos. El petitorio que ya cuenta con decenas de miles de firmas y que se presentará el próximo jueves ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, exige su unificación y la condena a los responsables políticos de la represión policial.
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd