Red Eco Alternativo ***

El sindicalista que nadie quiere reconocer Piedra pesada Pedraza

 
(Red Eco) Buenos Aires - A mas de un día del asesinato de Mariano, tanto la presidenta como el dirigente de la CGT Hugo Moyano, intentaron deslindar no solo responsabilidades sino también cualquier vinculación con el sindicalista de la Unión Ferroviaria (UF) José Pedraza.
La presidenta participó de dos actos. A la salida del primero, repitió la frase políticamente correcta que los políticos utilizan en estos momentos: que la justicia juzgue y castigue no solo a los autores materiales sino también intelectuales de este hecho. En el segundo acto realizado en la Casa de Gobierno, lamentó la “muerte” producida por la “violencia” y comparó la “violencia” de la patota de la burocracia de la UF con la “violencia” de los estudiantes que tomaron el Ministerio de Educación. Y señaló que esa “violencia” llevó a la rotura de la puerta del Palacio Pizzurno, lo cual lamentó entendiendo el valor histórico del inmueble. Y luego intentó enmendar semejante comparación que a horas del asesinato de Mariano resultaba aberrante: claro que una puerta no es una vida, dijo.
Por su parte, Hugo Moyano en el programa A dos voces, que se emite por TN, subrayó que si bien José Pedraza es integrante de la CGT, hace tiempo que no lo ve. Ni una sola palabra del dirigente camionero para repudiar el ataque de la patota de su compañero en la central sindical.
Hoy jueves, en declaraciones a FM Milenium, Moyano calificó el asesinato como un “hecho desgraciado” y relativizó que el accionar haya sido de “patotas sindicales o de otra naturaleza”. El sindicalista reconoció que "es lógico que los sindicatos tienen que cambiar", y enmarcó ese cambio "en una sociedad que viene de un estado de degradación".
Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que el asesinato del militante "bajo ningún punto de vista quedará impune" y que los responsables materiales y los autores intelectuales, “si los hubiera", del asesinato, "tienen que pagar", sostuvo Fernández. En 2002, cuando fueron asesinados los militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, Fernández era Secretario General de la Presidencia. Llamado a declarar en septiembre de 2005 para juzgar a los responsables materiales, el ministro dijo que como no se encontraba en el país en el momento de los asesinatos (llegó a las pocas horas), desconocía todo lo que que había sucedido. En tanto, a través de un comunicado, firmado por su secretario general José Pedraza, La Unión Ferroviaria deslindó “toda responsabilidad en los disparos de armas de fuego que, lamentablemente, derivaron en la perdida de vidas” en los “los hechos ocurridos en cercanías de la Estación Avellaneda”. El escrito señala que frente a un grupo de personas “pertenecientes a distintos partidos políticos” que intentó realizar un corte en las vías del Ferrocarril Roca, “trabajadores ferroviarios en servicio trataron de impedir que se consumara la interrupción”.
“La Unión Ferroviaria y la Ugofe -que gerencian los grupos Plaza, Roggio y Emepa-, son los dueños de las empresas tercerizadas que hoy se ahorran el 40% de los sueldos de los trabajadores y cobran subsidios del Estado”, afirmó Flavio Bustillo, delegado ferroviario opositor al líder de la Unión Ferroviaria, José Pedraza

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd