Ostentación en los medios, salarios de hambre en la fábrica

El conflicto en la chocolatera Fel-Fort, propiedad del mediático magnate Ricardo Fort, continúa luego de un mes de conciliación obligatoria. El reclamo es por aumento salarial y efectivización de tercerizados. Mañana viernes habrá movilización.
(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires - El lunes 26 de abril tuvo lugar una nueva audiencia de conciliación obligatoria entre los representantes de la fábrica de chocolates Fel-Fort y sus trabajadores para buscar una salida al conflicto que ya lleva un mes. Nuevamente, la reunión fracasó porque la empresa realizó una propuesta que se aleja demasiado del reclamo de los trabajadores.
Los obreros piden un adicional voluntario no remunerativo de 600 pesos, de carácter mensual y que no sea descontado de paritarias. Pero además, denuncian que la mitad de los 500 empleados de la fábrica se encuentran contratados por agencia. De esa mitad, 110 trabajan hace más de 6 meses, algunos de ellos llevan 7, 5, 4 años bajo esta modalidad. Por ello, al pedido de aumento salarial se suma la exigencia de que se efectivice a esos 110 compañeros.
“La incertidumbre que tiene toda esa gente es terrible”, manifestó el delegado Rodolfo Vidal, en conversaciones con el programa “Los Locos de Buenos Aires” de FM La Tribu. “Esa gente es la que más sufre presión, no sólo para las horas extras, para ir a las asambleas, para los cambios de turnos, son los más vulnerables. Acá hay gente que sale los viernes a las 10 de la noche y son obligados a entrar los sábados a las 6 de la mañana. Y no tienen otra opción. Así que intimamos a la empresa a que efectivice a esas 110 personas. Y que se les respete la antigüedad, cosa que no venía ocurriendo en Fel Fort”, contó el representante gremial.
La del lunes fue la sexta audiencia de conciliación obligatoria, y nuevamente la empresa realizó una propuesta irrisoria. Ofreció efectivizar a sólo 60 trabajadores (de entre más de 200 contratados), un premio de 100 pesos y un incremento salarial de otros 100 pesos al básico. Frente a esto, los delegados de la Comisión Interna rechazaron la oferta y anunciaron que la lucha por aumento salarial y efectivización proseguiría.
Lo singular de este conflicto sindical es el carácter mediático del patrón y dueño de la fábrica, Ricardo Fort, que se pasea por todos los canales de televisión haciendo gala y ostentación de su fortuna, y de sus gastos fastuosos. Mientras Fort ostenta obscenamente su nivel de vida, sus obreros pelean por un salario digno. Cuando el conflicto gremial en la fábrica comenzó a tomar dimensión en los medios, Ricardo Fort salió rápidamente a negar los reclamos de los obreros, sosteniendo que eran “cosa de un grupito”.
“Acá los ánimos están muy caldeados con ese tema”, sostiene el delegado Vidal. “Todo lo que dice Fort es mentira. Para él el conflicto no existe, está todo solucionado. De hecho en una página de internet dijo que se le había dado al obrero lo que pedía, y que ya no había medidas de fuerza, que las condiciones laborales eran óptimas. Evidentemente está hablando de otra fábrica”.
A las pésimas condiciones salariales y la precarización laboral se suman denuncias de maltrato laboral. Rodolfo Vidal comentó a la agencia ANRED que “Rocha Dafne (empleada del local de venta de chocolates que la empresa tiene al lado de la fábrica), denuncia que el 1º de abril a las 16:50, en momentos en que el local estaba lleno de clientes, la dueña de la empresa, Marita Camba de Fort, se enfureció con la trabajadora a raíz de un problema con un ticket, y la sacó del local a los gritos, insultos y empujones dejándola al borde de un ataque de nervios. Aparentemente esta no es la primera vez que la madre de Ricardo Fort maltrata a sus empleados, sólo que esta vez el estado de movilización de los trabajadores enfurece aún más a esa señora y éstos, a su vez, ya no están dispuestos a soportar todo en silencio”, sostuvo el delegado.
A raíz de este y otros incidentes, y para acompañar el reclamo de los obreros de Fel-Fort, la agrupación de mujeres Pan y Rosas (PTS e independientes) lanzó la semana pasada una campaña con miles de afiches y volantes que rezan “Ricardo Fort, explotador de mujeres: en la TV como objetos, en las fábricas como esclavas”. “Queremos decir lo que ni TN, ni 6,7,8, ni ningún medio masivo de comunicación dice: que si este patrón puede ostentar en los grandes medios botas de 3500 dólares, relojes, cirugías y autos millonarios, si puede gastar en una noche lo que le paga a un obrero/a en un año, es porque en la milenaria fábrica Fel Fort, la de los “simpáticos” chocolates Jack, en plena Capital Federal, hay dictadura patronal”, sostiene un comunicado de la agrupación.
Mientras tanto, la lucha de los obreros continúa. La semana pasada realizaron un escrache en las puertas del teatro Premier donde el empresario presenta su obra “Fortuna” (es notable como la obscena ostentación puede naturalizarse tanto hasta convertirse en un fetichizado nombre de una obra teatral).  Mañana viernes 30 de abril, los trabajadores convocan a congregarse a las 19 en la Plaza del Congreso para movilizar al Ministerio de Trabajo “para marchar contra la burocracia patronal de Ricardo Fort”.
“La ostentación económica nos da vergüenza ajena. Vemos en televisión toda la plata que evidentemente les sobra a ellos. Parte de esa plata es la que nos falta a nosotros porque acá el nivel adquisitivo es muy bajo”, concluye Vidal.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!