Los despidos no se toman vacaciones

Los trabajadores de Ediciones Colihue se encuentran en lucha para la reincorporación de 14 despedidos por organizarse sindicalmente. Por su parte, la metalúrgica Tenaris Siat dejó en la calle a 22 trabajadores tercerizados.
(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires- Despidos y aprietes en Ediciones Colihue.  A mediados del mes de diciembre, Ediciones Colihue despidió a 4 trabajadores que venían reclamando por el cumplimiento de sus derechos laborales, por aumentos salariales y mejores condiciones de trabajo. Desde hacía varios meses habían comenzado a organizarse, proceso que culminó en agosto de 2009 con la elección de un delegado, reconocido por el Sindicato de Comercio.
Ante el atropello patronal, tuvo lugar un paro de actividades y distintas medidas de lucha, volanteos y actividades en las puertas de la empresa, en el barrio de Parque Centenario. El 30 de diciembre el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, exigiendo la reincorporación de todos los despedidos, pronunciamiento que la empresa, cuyo responsable máximo es Aurelio Benito Ramón Narvaja, desconoció. El 2 de enero los despedidos se presentaron para tomar sus puestos de trabajo, pero se les impidió el acceso.
Ediciones Colihue no sólo no acató la resolución ministerial, sino que elevó a 14 el número de despedidos, en una maniobra de claro avasallamiento de los derechos laborales y de desconocimiento de las leyes argentinas.
Los trabajadores denuncian que Narvaja ha tenido en los últimos años actitudes hostiles y discriminadoras hacia ellos, y que ha ejercido persecuciones de neto corte político e ideológico. Según denuncian en un comunicado, Narvaja es miembro activo de Carta Abierta, el grupo de intelectuales orgánicos del kirchnerismo.
Los trabajadores convocan para mañana viernes a las 12 horas a una movilización al Ministerio de trabajo para exigir la reincorporación de los despedidos, en el marco de la conciliación obligatoria, y por el respeto de los fueros sindicales.
Buenos Aires- Tenaris Siat dejó a 22 trabajadores en la calle. La multinacional Tenaris Siat, del rubro metalúrgico, cuya planta está ubicada en la localidad de Valentín Alsina, despidió a 22 trabajadores tercerizados que vienen luchando por su efectivización.
En el mes de noviembre, el Ministerio de Trabajo resolvió que los 3 años que estos trabajadores llevaban desempeñando labores fijas y permanentes dentro de la empresa daban sobrada cuenta de que eran empleados de la misma, a pesar de haber sido contratados por LESUIVANT, una de las tantas agencias que tercerizan contratos basura. Además, Tenaris Siat venía llevando a cabo un plan de suspensiones rotativas acordadas con los empleados, que aceptaron esta medida para resguardar los puestos de trabajo.
El 11 de enero tuvo lugar una audiencia en el Ministerio de Trabajo, en la cual los representantes de la patronal anunciaron que no cumplirían con la exigencia de efectivización, ya que los trabajadores en cuestión habían sido contratados de manera “eventual”. A la vez, amenazaron con despedir a los 23 trabajadores, medida que se efectivizó el pasado lunes 18.
En asamblea, los trabajadores resolvieron realizaron un paro de actividades para reclamar por la reincorporación, medida de fuerza que contó con el apoyo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). El martes 19 tuvo lugar una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. En esta instancia, los representantes de la cartera laboral se comprometieron a que los 22 despedidos serían reincorporados.
DMC Firewall is a Joomla Security extension!