Red Eco Alternativo ***

Salud pública argentina: Hospitales en decadencia y bajos salarios

Mientras el hospital público se convierte en un receptáculo de toda persona que no tiene donde atenderse, los trabajadores de estos nosocomios deben hacer paros, conferencias de prensa, movilizaciones, para que funcione. Estas son algunas de las ideas centrales que el Dr. Reynaldo Saccone, directivo de CICOP, desarrolló durante la entrevista  realizada por Mario Hernandez para Red Eco Alternativo

(Mario Hernandez para Red Eco) Argentina- “Estamos en presencia de una desvalorización y un descuido absoluto, pero que no es casual, es consciente porque detrás de esta falta de mantenimiento y descuido del recurso humano, de los bajos salarios para que la gente se vaya, hay una estrategia que es la creación de la Cobertura Universal de Salud que consiste en que cada uno pague de su bolsillo los servicios de acuerdo a su capacidad adquisitiva”, afirmó

Durante la entrevista que compartimos, habló sobre los reclamos de paritarias, sobre la situación de los hospitales públicos en distintos lugares de la provincia de Buenos Aires. También reflexionó acerca de las causas del brote de hantavirus y de otros brotes epidémicos como el dengue, el sarampión y otras fiebres virales como  la chinkungunya y el zika

Salarios y situación de los hospitales públicos

R.S.: Nosotros siempre tenemos esa permanente situación conflictiva porque el gobierno tiene la estrategia de no convocar nunca a todos los gremios juntos, sino hacerlo por sectores. Nosotros todavía tenemos abierta la paritaria del 2018 y empezar a discutir la de 2019. Es una lucha permanente que tiene que ver no solo con el desinterés sino con la necesidad del ajuste y recorte y permitir que se deteriore todo el sistema de salud pública.

En estos últimos 60 días hubo hechos tremendos en la provincia de Buenos Aires. El más grave fue el del hospital Oñativia que en ocasión de una gran tormenta se prendió fuego la central eléctrica. Primero se culpó a un rayo, ahora parece que no fue así y la fiscalía está investigando. Pero causó un daño muy importante, tanto que hubo que evacuar a 80 pacientes que estaban internados, prácticamente la totalidad y quedaron destruidas para siempre todas las instalaciones de la unidad de terapia intensiva, los quirófanos y el centro obstétrico que incluye todo lo que tiene que ver con el parto y el recién nacido. Todo eso hay que hacerlo de nuevo y va a llevar unos cuantos meses suponiendo que pongan dedicación que es lo que le falta a este gobierno. Así que eso crea una sobrecarga en los hospitales vecinos porque los pacientes se van a otros.

Durante todo el año pasado la CICOP estuvo presentando denuncias sobre el estado de los edificios y las instalaciones eléctricas, lo que tenía que pasar pasó y ahora es una sobrecarga para los hospitales vecinos y un perjuicio directo para la población de la zona.

M.H.: También una situación en el hospital Romero y en el Bollini de La Plata.

R.S.: Son de distinta naturaleza. Pero todas pertenecen a la desidia del gobierno de María Eugenia Vidal. En el Melchor Romero son las cloacas tapadas en la cocina como uno de los problemas, rebalsan, impiden el desagote y cuando llueve se inunda con agua cloacal. El mantenimiento de esas cloacas corresponde a empresas tercerizadas que están cobrando pero no cumplen con los términos del contrato. El otro problema del Romero es la carencia del recurso humano, no hay pediatras ni psiquiatras de guardia. Es un hospital que está considerado polivalente, referente en psiquiatría, así que el que no haya psiquiatras el fin de semana es gravísimo. La seccional de CICOP junto con ATE se está moviendo haciendo reclamos. Lo interesante que los trabajadores tanto profesionales como no profesionales, es que tienen que reclamar para que los hospitales funcionen, es una cosa increíble, un contrasentido, tienen que estar continuamente haciendo paros, conferencias de prensa, movilizaciones, distintas formas de visibilización gremial directa para que funcione el hospital. No solo por aumentos de sueldo y mejorar las condiciones.

Mencionaste el Bollini que es un hospital odontológico infantil, monovalente enclavado en el centro de La Plata, donde han habido una serie de agresiones al personal de guardia, tanto administrativos como profesionales por la presión de la demanda. Hay gente que lleva a su niño para atenderse y se encuentran con un hospital muy limitado en la oferta de servicios, porque le cabe las generales de la ley de todo el sistema público de la provincia de Buenos Aires, es decir, problemas de infraestructura, edilicios, de equipos y de recursos humanos, no hay suficientes profesionales para responder a la demanda. Demanda que en general en la provincia de Buenos Aires está aumentada porque en una situación de crisis la gente se vuelca a los hospitales, muchos abandonan sus prepagas y otros que estaban en relación de dependencia van a la calle y tienen que ir al hospital porque se quedan sin obra social, aparte de quienes trabajan en negro que tampoco tienen. Entonces el hospital se convierte en un receptáculo de toda la sociedad que no tiene donde atenderse y son mayoría.

M.H.: Esta situación que se vive en la provincia de Buenos Aires no es ajena a la Ciudad de Buenos Aires. En el hospital Argerich los jubilados padecen una vía crucis, tienen que pasar por 3 instancias antes de ser atendidos con sus consecuentes filas.

R.S.: Y tienen que hacer cola afuera del hospital al sol. Forma parte de lo mismo. Estamos en presencia de una desvalorización y un descuido absoluto, pero que no es casual, es consciente porque detrás de esta falta de mantenimiento y descuido del recurso humano, de los bajos salarios para que la gente se vaya, hay una estrategia que es la creación de la Cobertura Universal de Salud que consiste en que cada uno pague de su bolsillo los servicios de acuerdo a su capacidad adquisitiva.

M.H.: Ya se ha implementado en Mendoza ¿no?

R.S.: No. Eso de la localidad de Guaymallén que mencionaron hace dos años fue un intento. En realidad no hay ninguna norma ni ley que lo establezca, es una combinación de medidas. Es mucho de lo que hace este gobierno en distintos rubros como la modificación del Código urbano de la Ciudad de Buenos Aires que convierte muchísimos espacios públicos y los habilita para el desarrollo del negocio inmobiliario. En esto hacen lo mismo.

Pero lo que buscan fundamentalmente es que cada uno pague de acuerdo a su capacidad de ingreso. Entonces lo que quieren hacer primero es lo que llaman la personalización de todos los que van a usar el sistema de salud, por eso inventaron la historia clínica digital única para todo el país, que podés consultar si te enfermás en la Quiaca. Esa es una cara positiva, la otra es que tus datos personales pasan a engrosar el gran caudal de datos sobre la población que son utilizados por distintas empresas para sus negocios. Pero el aspecto concreto es identificar a la población.

Lo que hicieron en Mendoza, en una pequeña localidad, fue que identificaron a cada uno y les dieron una credencial. Es lo máximo que han hecho, como no pueden implementarlo porque va a haber resistencia, están avanzando por la vía de no mejorar los hospitales y solo hacer las mejoras que sirvan para ese proyecto que va acompañado de la tercerización del sistema de salud, o sea, utilizar el presupuesto del Estado para pagarle a empresas particulares que son grandes monopolios internacionales que van a tomar el presupuesto del Estado para brindar atención medica de acuerdo a lo que pague cada uno.

La culpa no es solo del ratón

M.H.: Yendo al tema del brote de hantavirus, algunos piensan que la culpa la tiene el ratón, que inclusive la Comisión nacional por la memoria de la provincia de Buenos Aires solicitó que los ministerios de Seguridad, Salud, Justicia y el organismo provincial de Niñez y adolescencia coordinen acciones de prevención para evitar el contagio de esta infección en cárceles, comisarías y centros cerrados para jóvenes y neuropsiquiátricos bonaerenses. ¿Qué nos podes comentar de toda esta problemática? que está vinculada a este brote que inicialmente surgió en la Patagonia pero que ahora han aparecido algunos casos en Salta, Jujuy e inclusive en la provincia de Buenos Aires.

R.S.: Efectivamente el ratón tiene la culpa, pero por qué puede haber ratones que están desparramando este virus es lo que hay que preguntarse.

Es una enfermedad causada por un virus, que como toda virosis se presenta con fiebre, gran decaimiento, dolores musculares y en un 38/40% de los casos se desarrolla una enfermedad pulmonar, una insuficiencia respiratoria que puede llevar a la muerte. Esa es la peligrosidad del virus.

El virus que produce esa patología está tipificado, es el virus Andes y en general es transmitido por el ratón colilargo, es decir, el ratón salvaje no el de las casas urbanas, sino el que habita en el campo. Es un ratón que está sujeto a un ciclo ecológico. Es herbívoro, come granos durante el invierno y en el verano hierbas frescas y flores. Casualmente la rosa mosqueta que es muy abundante en nuestra Patagonia. A su vez, como corresponde a todo ciclo ecológico, ese ratón sirve de alimento a otros, que son los zorros, los pumas y las aves de rapiña como el águila y la lechuza. Lo que pasa es que se rompe el equilibrio ecológico a partir del momento en que los pumas son declarados plaga. Inclusive los gobiernos, tanto de la provincia de Chubut como de Neuquén y Rio Negro, recompensan a quienes cazan y presentan la piel de esos animales. A tal punto que hay una estadística del 2017, que indica que solamente en la provincia de Chubut se registraron 5.000 mil zorros colorados y 250 pumas cazados, que es una cifra bastante importante y que facilita que estos ratones puedan vivir más tiempo. La hembra en un período que va de noviembre a febrero puede tener 3 camadas de 5 ratones cada una y a los pocos meses de nacer el ratón hembra puede ya dar a luz, con lo cual tiene un alto nivel de reproducción. Imaginate si además no existen los predadores naturales que se alimentan de ellos, entonces aumenta la población de ratones. Eso es lo que los guardaparques nacionales y la Asociación de amigos de los parques nacionales, en un sesudo artículo ha descripto.

Eso por un lado, el ratón tiene la culpa pero hay alguien que la tiene de que el ratón pueda reproducirse de esa manera. Y efectivamente el virus habita los ratones. La particularidad que hay en esta epidemia es que por primera vez se ha detectado que son virus que pueden transmitirse entre seres humanos, cosa que no estaba registrada.

M.H.: Parece que hubo un caso en el año 1996 en El Bolsón. De una transmisión de persona a persona. Frente a este desarrollo del ratón producto de este desequilibrio que acabás de describir, ¿cuáles fueron las medidas adoptadas?

R.S.: Vamos entonces a la parte de medicina preventiva, de vigilancia epidemiológica. Las medidas son inexistentes. Hay una queja del gobierno de Chubut hacia Carolina Stanley, la actual ministra bajo cuya esfera está ahora el control de la salud. Esa oficina de salud, que es una Secretaría ahora, sacó un comunicado demostrando que habían hecho algo, que consistió en que armaron una base de datos, mandaron médicos residentes a la zona, calcularon medidas preventivas como barbijos y lo único más positivo y serio de esto fue que el Instituto Malbrán identificó los tipos de virus, eso sí es muy importante, conveniente y necesario. Pero todo lo demás son medidas de escaso valor, incluso mandar médicos residentes a una zona epidémica; esos médicos están en formación, los residentes por sí solos no están habilitados para intervenir. Esto demuestra la falta absoluta de interés de las autoridades sanitarias para combatir una epidemia de relativa gravedad.

M.H.: Corregime si este dato es incorrecto, tengo entendido que se eliminó la partida asignada para Chubut dentro del programa de control de enfermedades endémicas, que era de 1.800.000 pesos.

R.S.: Eso no lo sé. Yo lo que conozco es la queja del gobierno de la provincia de Chubut que ha tomado estado público, de la falta de interés de parte de las autoridades sanitarias nacionales. Lo que no conozco es la cuantificación. Es un dato importante el que estás dando.

M.H.: Hay una nota que se llama “De virus a arma biológica” que suscriben Mariana Escalada y Agustín Ronconi, que señala que en Argentina durante los últimos 5 años la cifra de muertes por hantavirus en Chubut se elevó a partir de que el gobierno en 2017 sub ejecutó en un 100% la partida asignada a dicha provincia dentro del programa de control de enfermedades endémicas. Esa es la cita precisa.

R.S.: Los casos de sub ejecución son innumerables. Investigando descubrimos que hay sub ejecución a nivel nacional. Lo que no sabía era de esto asignado a la provincia de Chubut. Pero la queja estaba hecha. Las medidas tomadas desde el comunicado oficial de la secretaría de Salud, dice exactamente lo que acabo de decir, que se han consensuado medidas preventivas y han aislado a los pobladores, como si estuviéramos en la Edad Media, como si fuera el siglo XIV o las cuarentenas que se hacían en la isla Martín García que era utilizada para los barcos con algún caso infeccioso en su tripulación.

Estas son medidas realmente muy precarias y que demuestran el desinterés en las políticas sanitarias. En estos días circulaba por las redes una foto de la campaña contra el paludismo que se hizo de 1946 a 1948 que en algunos casos participó personalmente el propio ministro de Salud que era Ramón Carillo; en esa foto se lo veía en el terreno viendo las cuadrillas que realizaban las tareas de saneamiento para el mosquito que transmite el paludismo. Algo bastante diferente a la actitud de las autoridades actuales. Muestra también una diferencia, la preocupación de uno y la despreocupación absoluta de los otros.

M.H.: Esto más allá del hantavirus, es preocupante porque se puede repetir con otros brotes epidémicos, estoy pensando en el dengue, el sarampión, por ejemplo. Aparte hay una publicidad que pone la responsabilidad en el particular. Culpar del dengue a la mamá por no haber limpiado de manera correcta el tacho de agua del perro, por ejemplo.

R.S.: Sí, y hay además otras fiebres virales como la chinkungunya y el zika. Que tienen sus transmisores que son animales o insectos y que la falta de prevención y de cuidado y saneamiento ambiental permiten que sigan existiendo. Tiene que ver con una política que se está implementando cada vez más, porque las políticas que se aplican a partir de la Cobertura universal de salud (CUS) no tienen en cuenta la faz preventiva porque no se puede facturar y cobrar, solamente son tomadas cuando hay una presión social que obliga al gobierno a llevarlas adelante.

 

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!