La misma empresa, las mismas prácticas

Hoy se realizó un acto en solidaridad con los trabajadores despedidos en DANA Estructural, mientras que hace un año, en Dana Spicer sucedía algo similar.
(Analia Rodríguez - Red Eco) Buenos Aires - Los trabajadores de Dana Estructural realizaron este mediodía, junto a trabajadores de otras fábricas de la zona, un acto en Panamericana y Ruta 197, Gral. Pacheco. La decisión de llevar adelante esta actividad en solidaridad con los trabajadores despedidos en la puerta de la fábrica, fue tomada el lunes pasado luego de una reunión de coordinación en la que se decidió dar a conocer el conflicto que mantienen con la empresa de autopartes.
El sábado 17 de enero la empresa multinacional DANA Estructural despidió a 15 trabajadores, entre los que se encuentran cuatro candidatos a delegados a los que no se les permitió presentarse en las elecciones del 12 de diciembre de 2008.
Los trabajadores consideran que la patronal pretende hacerles pagar a ellos las consecuencias de la crisis económica mundial, además le informaron la decisión de la empresa a su gremio, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que hizo una denuncia en el Ministerio de Trabajo de José C. Paz contra los despidos. Reclaman ahora la reincorporación de los 15.
En tanto, el viernes 23 mantuvieron una audiencia en la cartera laboral donde no se resolvió nada y la patronal llamó a una nueva audiencia para mañana.
La empresa parece tener una política definida en el trato con los empleados y sus reclamos sindicales, ya que en enero de 2008 una situación similar se vivió en la planta de Grand Bourg, DANA Spicer, de este holding multinacional. 
En ese momento, la planta se encontraba con custodia policial y los despidos fueron dirigidos a parte del cuerpo de delegados y activistas que continuamente denunciaban y reclamaban por las condiciones de trabajo, los contratos irregulares y despidos.
Cuando se produjeron estas masivas desvinculaciones forzadas, los trabajadores iniciaron un acampe en la puerta de la planta que fue atacado por una patota del Sindicato de Mecánicos y Afines del Trasporte Atomotor (SMATA) y, de acuerdo a la opinión de los trabajadores, la cartera laboral puso todas las trabas posibles para no declarar la conciliación obligatoria. A la fecha, la Justicia falló a favor de varios trabajadores ordenando su reincorporación y otros esperan la resolución de sus casos.
Mientras tanto la empresa logró subir su productividad, realizar elecciones de delegados truchos, perseguir y despedir a los empleados que rechazaban a los "deletruchos" y eliminar las asambleas.
Para enviar adhesiones de solidaridad comunicarse a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Contacto: Roberto, candidato a delegado despedido: celular (011) 153 166 6710
Fuente: Trabajadores de DANA, El Roble, Anred
DMC Firewall is a Joomla Security extension!