Red Eco Alternativo ***

A la espera de justicia, nueve años después

El miércoles 24 de octubre se conocerá la sentencia en el juicio por el crimen de Javier Chocobar y los intentos de asesinato de Andrés y Emilio Mamaní. Organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos convocan a una concentración para ese día, desde las 8.30, frente al edificio de Tribunales, ubicado en calle España al 400 de San Miguel de Tucumán.

 

El 12 de octubre de 2009 Javier Chocobar, integrante de la Comunidad Indígena Los Chuschagasta, fue asesinado mientras defendía el territorio de su comunidad, ubicado en Trancas, provincia de Tucumán.

El lugar donde se produjo el asesinato es un sector del territorio comunitario donde se encuentra una cantera de piedra laja que la familia Amín comenzó a explotar en 2008 por concesión del Estado provincial.

Ese mismo año, la justicia federal de Tucumán había otorgado una medida de protección judicial a favor de la comunidad. El fallo fue recurrido por el empresario Darío Amín y finalmente la Cámara Federal de Apelaciones de provincia dejó sin efecto la medida.

Ante esta decisión, Amín, junto a los ex policías Luis Humberto “el niño” Gómez y Eduardo José Valdivieso Sassi, entró y atacó con armas de fuego a los comuneros y comuneras presentes en el lugar. Como consecuencia, falleció Javier Chocobar, de 68 años, y resultaron heridos Andrés Mamaní (actual cacique de la Comunidad), Emilio Mamaní y Delfín Cata.

Nueve años después la causa llegó a la instancia de juicio oral y este jueves 18 de octubre se conocerá la sentencia contra Amín y los ex policías.

La semana pasada se llevaron adelante las audiencias de alegatos. La fiscal Marta Jerez de Rivadeneira señaló a Amín como autor material del asesinato de Chocobar e intento de homicidio contra Andrés y Emilio Mamani, y solicitó la pena de 18 años de prisión. En cuanto a Gómez y Valdivieso, consideró que no fueron partícipes necesarios sino secundarios del crimen, por lo que pidió una pena de 10 años para cada uno.

En cuanto a las querellas penales, la abogada Belén Leguizamón explicó en su alegato el recorrido histórico a partir del que la familia Amín llega al territorio de la Comunidad, remarcando la opresión histórica contra los pueblos indígenas. En este sentido, habló de la necesidad de que el tribunal considere estos crímenes en un marco político y jurídico indígena.

A su turno, su colega Pablo Gargiulo dio por tierra los intentos de los imputados de demostrar que ellos no habían disparado y dejó en claro su responsabilidad y las acciones que hicieron para lograr impunidad. Esto fue ampliado por el letrado Carlos Garmendia, que realizó un análisis de las responsabilidades de cada imputado, las pericias balísticas y el plan premeditado del crimen como un hecho para aleccionar a la Comunidad Indígena.

Las querellas coincidieron en pedir la máxima pena de prisión perpetua para los tres imputados por considerarlos partícipes necesarios del homicidio y de los intentos de homicidio.

Tanto la fiscalía como las querellas coincidieron en exigir la prisión inmediata de los tres acusados. Como era de esperar, las defensas de los tres imputados pidieron las absoluciones.

La sentencia se conocerá  el miércoles 24 de octubre, a partir de las 9, y la Comunidad Indígena Los Chuschagasta, la Unión de Pueblos de la Nación Diaguita y organizadores sociales, políticas y de derechos humanos convocan a una concentración en la puerta de los tribunales, ubicados en España al 400 de San Miguel de Tucumán, para exigir justicia para Chocobar y cárcel para sus asesinos.

Más información: https://justiciaporjavierchocobar.000webhostapp.com/

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!