Red Eco Alternativo ***

Pretenden desalojar el Tambo La Resistencia, con la fuerza pública

tambo_la_resistencia.jpgAsí lo indica un fallo judicial. Desde el Movimiento Giros resolvieron realizar un acampe frente a la sede de la gobernación de Santa Fé para evitar que se concrete la orden prevista para los próximos días. “Desalojar el Tambo La Resistencia no significa solamente perder la mayor unidad productiva del territorio, ni las viviendas container de los compañeros que allí vivimos, ni toda la cadena láctea que se viene trabajando con el dulce de leche, los quesos, la leche a 3 pesos, etc., sino que significa entregar para siempre las 250 has de Nuevo Alberdi. Una vez que eliminen al tambo, eliminan toda la zona rural de Nuevo Alberdi”, aseguraron.

Contacto: Juan Monteverde 0341-15-659-9820

La jueza Estella Maris Bertune pretende darle la posesión del tambo a Mario Jáuregui sin que el mismo sea titular del terreno y sin que haya probado a lo largo del expediente que tiene algún tipo de derecho sobre el mismo. Jáuregui no es el titular catastral del terreno donde se emplaza el tambo, sólo tiene, como en otros casos, falsas sesiones de derechos posesorios o comodatos que logró que vecinos firmen en 2007, en plena inundación, bajo extorsión y amenazas.
“Hace más de 5 años que militamos y trabajamos para encontrar alternativas para Nuevo Alberdi. De todas las maneras posibles, intentamos que la palabra y la política sean capaces de encaminar pacíficamente el conflicto. La ciudad es testigo de eso, y hoy por la inacción y complicidad del Estado nos encontramos en una violenta encrucijada que tiene sólo 15 dramáticos días para resolverse: el gobernador, y con él todo el poder político, deberá decidir de qué lado está. Si escuchó algo de todo lo que venimos diciendo y construyendo, de las alternativas que propusimos, de los debates y conquistas históricas que logramos y por ende decide la expropiación de las tierras del tambo como única forma de solucionar el conflicto. O si, por el contrario, toma la decisión política de enviar a la policía a desalojar y reprimir, judicializando un conflicto social y político y generando una tragedia ya anunciada. Son dos posturas ante la ciudad y ante la historia. Cada uno sabrá de qué lado quiere que lo encuentren”, manifestaron los integrantes del Movimiento Giros.
Ante esta situación, resolvieron desde el miércoles 5 de diciembre pasado realizar un acampe frente a la Sede de Gobernación a la espera de una urgente reunión con el Gobernador Antonio Bonfatti para poder presentarle los detalles del tema y escuchar qué decisión tomará.
“Además, el acampe funcionará como espacio para preparar la resistencia y donde la ciudadanía en su conjunto podrá llevar su solidaridad con el tambo, con el movimiento y el territorio. Desde allí se trabajará con diferentes referentes de la ciudad y la provincia para continuar buscando las maneras de evitar la represión y llegar a una solución de fondo, para lo cual ya está presentado desde hace un mes en la Cámara de Diputados el proyecto de expropiación de las 7,5 has del terreno del tambo, con la firma del diputado Oscar Urruty y Eduardo Toniolli”, explicaron.
El acampe continuará por tiempo indeterminado hasta conseguir las garantías de que no habrá represión y desalojo en 15 días y que se resuelva finalmente y después de tantos años la expropiación para, por lo menos, las tierras del tambo. De no encontrar una respuesta acorde en estos 15 días, regresarán al territorio para esperar y resistir este intento de eliminar a Nuevo Alberdi del mapa de la ciudad y al Movimiento Giros de la escena política.

Breve resumen del conflicto del tambo y sobre la ética del movimiento
“El primer intento de desalojo, ilegal, del tambo fue el 17 de diciembre del 2010. Al día siguiente de que Giros sancionara la histórica ordenanza del Ya Basta! en el Concejo Municipal y que convirtiera a Rosario en la primer ciudad del mundo en prohibir los barrios privados. Cuando el monopolio de la tierra veía que su burbuja especulativa se caía a pedazos y peligraba todo su proyecto. Los militantes no tuvimos ni tiempo para festejar semejante conquista, tuvimos que atrincherarnos una semana en el tambo para evitar la topadora ilegal. Jáuregui logró derrumbar una casa que había en el tambo, pero logramos frenar la demolición del aparato productivo.
Así, frustrada la vía ilegal de amenaza y desalojo violento por la resistencia del movimiento, Jáuregui y la empresa Cimar S.A. empezó la envestida judicial contra el tambo contabilizando a la fecha 7 juicios simultáneos.
Fue en ese marco que este movimiento decidió, cuando muchos pensaban que el camino iba por otro lado, profundizar la construcción territorial y radicalizar el proyecto político. Por decisión y por supervivencia tomamos una profunda decisión de la cual hoy estamos orgullosos: irnos a vivir varios compañeros que no vivíamos en Nuevo Alberdi al tambo La Resistencia. Vivir allí por dos cosas: para mejorar, profundizar y ampliar el proyecto del tambo como ícono de otro modelo de ciudad posible, como figura central de la Ciudad Futura; y por otro lado para estar en el frente de batalla que la situación ameritaba.
Es así que varios de los compañeros de mayor responsabilidad e historia en el movimiento nos fuimos a vivir al tambo. Construímos los primeros prototipos de vivienda en containers marítimos y hace casi dos años que allí estamos. Como nuestro proyecto político lo requería. La militancia como forma de vida y el decir y el hacer juntos.
Así es nuestro movimiento. Habla porque lo vive. Y así nos encuentra hoy el conflicto, con nuestra unidad productiva, con nuestro proyecto político y con nuestras casas. Así de genuina es nuestra construcción y así de preparados y decididos estamos.
Hemos hecho en estos largos años nuestros más grandes esfuerzos para evitar este desenlace. Al poder político no le importó nunca y hoy debe tomar obligado una decisión a todo o nada. Nosotros seguiremos firmes junto a nuestras convicciones de siempre en esta nueva y violenta etapa. Las cartas ya están mostradas, la ciudad las conoce, es hora de ponerlas sobre la mesa.
Es este el momento para que todos aquellos que apoyan al movimiento en su lucha apoyen de la manera que crean oportuno la resistencia. La batalla es: corporaciones privadas o territorios de todos. Allí estaremos con todos los que quieran ser parte”.
 

Logo agenda

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!