Red Eco Alternativo ***

¿Clausurado?

A pesar de haber sido decidida la clausura, el megaemprendimiento inmobiliario “Colony Park” continúa con las obras en pleno Delta del Paraná.
(Débora Sayanes- Red Eco) Buenos Aires – Las obras continúan y el municipio no da respuestas a los vecinos damnificados. El megaemprendimiento sigue su curso a pesar que el año pasado,  el secretario de Inversión Pública, Urbanismo y Gestión Ambiental de Tigre, Antonio Grandoni, labró el acta clausurando el proyecto por "no contar con los respectivos estudios de impacto ambiental", sin embargo
 “Colony Park”, es un emprendimiento inmobiliario que implica la construcción de una urbanización cerrada de 300 hectáreas que está ubicado en el bajo delta del Paraná, frente al continente, sobre los ríos Luján, Canal Vinculación y el Arroyo Pacúen.
Allí la empresa pretende construir un barrio privado y para lograr su objetivo, en agosto de 2008 desalojó la población del arroyo Anguilas arrasando sus casas y plantaciones con topadoras y  adueñándose de un arroyo entero.
“La empresa  nos invadió nuestras propiedades, somos aproximadamente 20 familias isleñas del arroyo Anguilas,  destruyeron nuestras casas y plantaciones”, cuenta Roberto, integrante de los vecinos autoconvocados. 
Los mismos se encuentran en lucha para frenar las obras y defender sus derechos posesorios.  En junio presentaron una denuncia ante la Juez Dra. Sandra Arroyo Salgado del Juzgado Nº 1 de San Isidro, Secretaría Nº 7 a cargo del Dr. Federico Feldman, dentro de la Causa N º 2843, que lleva adelante la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1 a cargo del Dr. Alberto Adrián Maria Gentili. Se decidió la clausura del proyecto por parte del intendente Sergio Massa de la municipalidad de Tigre, pero las obras continúan.
El megaproyecto no sólo deja sin sus viviendas a familias enteras sino también está destruyendo 300 hectáreas de un medio ambiente altamente frágil: el ecosistema de humedal. El delta del Paraná es un extenso mosaico de humedales y paisajes singulares que alberga una rica diversidad biológica y cumple múltiples y críticas funciones en materia de recarga y descarga de acuíferos, control de inundaciones, retención de sedimentos y nutrientes.
Los rellenos que Colony Park está realizando impactan en los procesos de purificación del agua y la regulación de crecientes y pone en riesgo uno de los humedales más importantes del mundo, además utilizan la madera de los árboles que estas familias plantaron para la construcción de terraplenes del barrio privado, destruyendo, así, toda la vegetación preexistente, dificultando la navegación y la posibilidad de que las familias reconstruyan nuevamente sus hogares.
“Las consecuencias ambientales son gravísimas, el agua prácticamente desapareció, es todo barro que no nos sirve ni para lavarnos los pies”, afirma Roberto.
Hoy los isleños afectados directamente en el desalojo de su propiedad y en el daño ambiental colectivo en el ecosistema del Bajo Delta se encuentran esperando alguna respuesta del gobierno nacional y provincial  “para que frene semejante atrocidad. Siguen arrasando hectáreas y nadie hace nada” sostiene Roberto.


Mas información
Enrique:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  
Tel:  15-6220-8824
 

Logo agenda

 
Our website is protected by DMC Firewall!