Red Eco Alternativo ***

La desinversión mata

PAMI tiene más de 4 millones y medio de afiliados en el país, recibe una de las partidas presupuestarias más grandes, la número 6, con $57.820 millones en 2015. Sin embargo el mayor provecho de esos fondos se lo llevan las empresas privadas y los funcionarios corruptos que históricamente han administrado la obra social de los jubilados. Red Eco Alternativo


(Por Leandro Yanson para Red Eco) Rosario- Son cientos los casos de mala atención por falta de insumos,  por la falta de personal, que no se corresponde con el alto número de empleados en relación de dependencia. La ausencia de estos recursos tiene su origen en el uso político que las diferentes direcciones del PAMI han hecho de este organismo desde los 90.
El problema más grave llega cuando estas falencias traen aparejada la muerte de un paciente que requería atención médica. Son cada vez más frecuentes los muertos en el país por la falta de asistencia por parte de los institutos del PAMI, cuestión que no resulta sorprendente, debido a que cada día el vaciamiento que sufre la obra social se agrava.
La situación en Rosario
Que la falta de inversiones mata es un hecho harto conocido en la ciudad de Rosario tras la explosión del edificio en calle Salta que le costó la vida a 22 personas en agosto del 2013. En ese caso la Auditoría General de la Nación había informado que Litoral Gas no había invertido el dinero que era necesario para asegurar la integridad de las redes locales, cuestión que afectaba directamente al riesgo de explosión. Sin embargo la re concesión del servicio fue aprobada por Cristina Kirchner y su entonces jefe de gabinete Sergio Massa, que decidieron prolongar el negocio de Litoral Gas.
Los efectos se notan menos en el caso del PAMI, ya que hacen a situaciones más individuales, que no saltan a la vista durante la actividad cotidiana de la ciudad. Aún así se puede ver que el resultado de esta política hacia la obra social de los jubilados se traduce en grandes cantidades de despidos que se vienen llevando a cabo  (aunque todavía algunos casos no terminaron por ser resueltos), falta de medicamentos y de servicios, de camillas y sillas de ruedas.
Las famosas ambulancias
La mayoría de los fallecimientos no se debe a la mala praxis, ni a la falta de insumos, sino al retraso en las ambulancias que deben ir a recoger a los pacientes que sufren una urgencia. En Rosario, al igual que en el resto del país, el servicio está distribuido entre prestadoras, a pesar de los historiales de mal funcionamiento y corrupción que atravesó siempre este acuerdo.
En 2003 hubo un escándalo respecto de las 4 firmas que realizaban la prestación de las ambulancias debido a que, durante el traslado, se llevaban a varios pacientes en un mismo vehículo. Las empresas eran Emerger, que sigue siendo prestadora, Sanafé, del actual funcionario Roldivar Santacroce, Alfa y Americana.
Los problemas viejos no impidieron que la empresa Emerger continuase trabajando con PAMI, junto a Vittal. También continuaron las denuncias, no sólo por el mal servicio, sino por negocios relacionados con el narcotráfico durante la gestión de Máximo Zacarías, a quién le pesa una denuncia por utilizar el servicio de ambulancias para distribuir medicamentos de manera clandestina.
Las consecuencias sobre los trabajadores
Las complicaciones por la malversación de los fondos se extienden hasta afectar a los empleados de la obra social. Existe un escenario de fragmentación sindical en que 3 gremios diferentes nuclean a los trabajadores de PAMI; aún así, hay  consenso al momento de denunciar que muchos de los que cobran un sueldo no son realmente personas que realicen tarea alguna.
Sin embargo la precarización laboral, la inestabilidad de quienes son “contratados”, que no  pasan a planta permanente y los despidos, son situaciones corrientes, como quedó demostrado con el retiro de Carolina Madera, una delegada de la comisión interna de los trabajadores de PAMI Rosario.
A esto se suman problemas que afectan la salud de los propios trabajadores, como ocurrió en el Policlínico PAMI II de la ciudad. Allí un empleado resultó herido por el mal funcionamiento de un ascensor, a pesar de que a comienzos de 2014 se había contratado un servicio de mantenimiento mensual de los ascensores para camillas, es decir, los que se usan para transportar pacientes.  
El PAMI cumplió el pasado 13 de mayo 44 años de vida y casi en su totalidad ha estado intervenido por los gobiernos de turno. Intentos de cambios en la composición de su directorio apuntan a que no sea un ente público-tal como se estableció en su nacimiento- sino uno estatal. “Queda claro que se pretende legalizar la estatización del PAMI, que viene siendo durante su existencia caja de los gobiernos de turno ejercidas a través de más de 20 intervenciones desde su fundación. Es decir que se privilegia que sea dirigido por funcionarios elegidos por el gobierno de turno en lugar de propiciar que los representantes de los dueños del PAMI, trabajadores activos por un lado y trabajadores jubilados por el otro, sean elegidos por elección directa y secreta de cada sector”, afirma la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados.
Será quizás porque sus cuantiosos recursos, provenientes de un aporte que se retiene sobre los sueldos de todos los trabajadores en relación de dependencia y de los mismos  jubilados, lo colocan como la obra social que más recauda.

 

Logo agenda

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!