Los adolescentes no son peligrosos. ¡Están en peligro!

A través de diversas acciones, desde varios puntos del país volvieron a manifestarse el rechazo al proyecto que propone el Gobierno Nacional de bajar la edad de imputabilidad penal. Red Eco Alternativo

(Red Eco) Argentina - El Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, anunció a principios de marzo, que entre mayo y abril el gobierno presentará un proyecto de ley que contemplará dos grandes ejes: la baja de edad de imputabilidad y la reforma del régimen penal juvenil. El ministro planteó que la edad bajaría a los 14 años para homicidios, violaciones y robos con armas, delitos que definió como “gravísimos” y “extremos”. Salvo el homicidio simple, los otros tienen efectos no solo en la calificación del hecho delictivo, sino también en penas más gravosas.

Frente a la intención de avanzar con el proyecto, organizaciones sociales y trabajadores por la promoción de derechos de niños, niñas y adolescentes de Bariloche emitieron un comunicado en el cual sostienen que los adolescentes “lejos de generar situaciones de inseguridad, viven en estado de vulnerabilidad por el achique y retraimiento de las políticas públicas y el aumento de la pobreza”.

Las estadísticas confirman el estado de situación que viven los jóvenes en esta ciudad: “Unos 12.000 niños, niñas y adolescentes viven bajo la línea de la pobreza; 4.000 de estos niños y niñas viven en la indigencia. O sea, los ingresos familiares no cubren las condiciones mínimas para una subsistencia sana. Casi el 40% de los adolescentes abandonan la escuela media antes de terminarla. De los casi 1.000 niños que nacen por año en Bariloche, 600 tendrán problemas habitacionales, sociales o económicos. La ciudad sureña encabeza la lista de denuncias en el 0-800 Drogas de la Provincia, la venta al menudeo en los barrios es a veces el primer y único empleo al que acceden los jóvenes. Las tramas que permiten este negocio se mantienen impunes y protegidas” manifestaron a través del comunicado.

Integrantes de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) mediante declaración N° 0037 expresaron el repudio a proyectos que tengan un abordaje represivo de las problemáticas sociales que lleva al niño y adolescente a cometer un delito o un flagelo.

Asimismo, solicitaron al Rector de la Universidad, Gustavo Crisafulli, que impulse una serie de acciones entre ellas: “proponer que las Universidades Nacionales se pronuncien de igual forma ante el avance de una iniciativa de ley que proponga juzgar a niños y adolescentes bajo el mismo sistema penal que los adultos; promover la utilización de los medios públicos, universitarios y no universitarios, para exponer la posición de académicos y juristas de esta institución que se han proclamado en contra de la iniciativa del Gobierno Nacional; que se solicite a legisladores y legisladoras nacionales que atiendan a la opinión de las Universidades Nacionales frente al posible tratamiento de un proyecto de Ley de esta índole en el Congreso de la Nación.”

 Además, resaltan que es necesario que se reflexione en el ámbito académico sobre el posicionamiento frente a la problemática por lo que convocan a la comunidad Universitaria a trabajar sobre esta cuestión en el aula, atendiendo a la relevancia que tiene la formación ciudadana en este ámbito académico y organizar ciclos de charlas con investigadores, docentes y organizaciones de la sociedad civil para debatir la construcción de un sistema de responsabilidad penal adolescente respetuoso de los derechos humanos.

En Mar del Plata, a comienzos del mes de marzo se constituyó el espacio denominado No a la Baja, replicando la experiencia de otras ciudades del país.  El objetivo del espacio es llevar adelante diferentes acciones políticas coordinadas entre las organizaciones participantes y campañas de difusión masivas para rechazar el proyecto impulsado por el Ministro Garavano y a su vez reclamar al Estado Nacional que se garanticen políticas públicas para que los niño/as tengan una vida digna. El trabajo del espacio estará abocado a amplificar la fuerza del reclamo atendiendo la particular situación de esta ciudad balnearia de la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, los trabajadores de los barrios Ramón Carrillo y Fátima de la ciudad de Buenos Aires denunciaron que los medios de comunicación utilizan diferentes herramientas para justificar la necesidad de bajar la edad de imputabilidad, estigmatizando a los niños y adolescentes de los barrios mostrándolos como personas peligrosas a las que hay que temer. “Los periodistas que decidieron poner los nombres de los niños en diarios y pantallas, violando sus derechos; haciendo caso omiso a todas las leyes de protección integral de la niñez y convenciones internacionales, son responsables de su suerte. Tristemente a estos medios les interesa mostrar sólo una parte de nuestra historia con una mirada sesgada y acusatoria” advierten en un comunicado.

Los trabajadores y trabajadoras afirman que esta lógica mediática es la que quieren revertir, y refuerzan el compromiso y trabajo que realizan cotidianamente con los niños y niñas de los barrios. “Sabemos que estos medios no aparecen cuando necesitamos que visibilicen un conflicto en el que se denuncia el mal accionar del gobierno (…) Tampoco hay ninguno que quiera mostrar las acciones que llevamos adelante diariamente en forma comunitaria entre vecinos, organizaciones e instituciones de los barrios para construir lazos solidarios, creativos y de trabajo colectivo en los espacios que compartimos y habitamos”

Trabajadoras y trabajadores de los barrios Ramón Carrillo y Fátima:  Contactos: Cecilia Vera: 15-6692- 4317/ Fernando Forlizzi: 15-3462-8923

Our website is protected by DMC Firewall!