La desprotección infantil, hoy y ayer

ninio_lavando_auto.png
Los estudios, recientemente publicados, sobre la población infantil y el diagnóstico socio-habitacional de la Ciudad de Buenos Aires muestran un cuadro de situación donde el 40 por ciento de las personas se encuentra vulnerable.

Así lo explica Ester Kandel, egresada de la carrera de Ciencias de la Educación de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, en una nota publicada por la agencia ACTA.
“Algunos datos significativos sobre las condiciones de vida son preocupantes, sin agua de red pública, villa y asentamiento y con niveles de pobreza en los que 5 de cada 10 chicos son pobres, con necesidades básicas insatisfechas y consecuentemente con cuadros de desnutrición”, dice.
El informe da cuenta de datos que describen esta situación: Vivir en un barrio con calles de tierra, que se inunda, donde hace frío; tener que compartir la pieza con hermanos y padres y a veces compartir hasta los colchones; colectivos que no entran al barrio y a veces ambulancias que tampoco lo hacen; opciones laborales acotadas y precarias; plazas sin juegos; pibxs encarceladxs o muertes prematuras por violencia, por pobreza, entre otros.
Además la situación se agrava con el consumo cotidiano de “paco” y el alcoholismo como otra forma de fuga que genera violencias de todo tipo.
Kandel agrega datos que refieren a la insuficiente intervención estatal y de lo limitada que se encuentran las perspectivas de los jóvenes: “Casi 60 mil jóvenes de la Ciudad se encuentran en situación de exclusión, desvinculados tanto del sistema educativo como del mercado de trabajo, con las tasas más altas en las comunas del sur de la ciudad. Y para los jóvenes que están incluidos en el sistema educativo y laboral, es difícil acceder a una vivienda propia y sólo pueden pagar un alquiler”.

Nota completa
Our website is protected by DMC Firewall!