Red Eco Alternativo ***

¿Quiénes generan inseguridad?

accion_ninez.jpgSegún los informes del relevamiento producido por las guardias del programa de protección de niñas, niños y adolescentes contra la violencia institucional “Acción Niñez” de La Plata, a la mayoría de niñas y niños que son demorados en la calle, o en comisarías, les fueron robadas pertenencias personales por parte de los uniformados. llí se revela que es una práctica común en las detenciones policiales a personas menores de 18 años, el robo de celulares, dinero, ropa deportiva, zapatillas y otros objetos por parte de los uniformados.

Contacto: Sara Canepa 0221-15-654-6006



“Según la legislación de niñez, las personas menores de 18 años  no deberían ser alojadas en comisarías, pero a esto se le suman las amenazas y robos por parte del personal policial”, afirma una operadora del programa.
Esta práctica también es denunciada por actores del sistema judicial. Julián Axat, defensor del Fuero Penal Juvenil, relató: "Hace tiempo se viene apreciando una modalidad en las detenciones policiales, tiene que ver con la denuncia de parte de muchos jóvenes que manifiestan que luego de las requisas se les quita dinero, celulares, gorras, llaveros, cigarrillos, etc; y luego no se deja constancia  de que las mismas fueron secuestradas como pertenencias. Se trataría de elementos en los que no está en duda el origen, son propios de los jóvenes y una mano negra los hace desaparecer."
El robo de pertenencias no está ligado a la sustracción de elementos que podrían ser considerados como “prueba”, sino al ejercicio de un abuso del poder, fruto de la impunidad del accionar policial. Axat lo clarifica: “Claro que muchas veces hay elementos que reclaman las víctimas o damnificados de supuestos delitos, siendo que en este último caso corresponde practicar los secuestros aún cuando el joven sospechado los reclame como propios.”
La presión policial que ejerce la demora en calle o traslado a la dependencia policial, sumado a las amenazas y robos que pasaron a conformar el folklore de las prácticas policiales fortalece un estigma social del joven, que lo configura como sujeto “no deseado” de la ciudad. “La desaparición o el eventual robo de pertenencias, es parte del sistema de hostigamientos policial que dice "si pasas por acá, te sacamos el celular y no lo ves más"; con lo cual funciona como una forma más de presión hacia los adolescentes "considerados peligrosos". Se evita que circulen allí donde el poder político, cierto sector comercial y "ciudadano" no los quiere ver”, afirmó el defensor.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd