Jornada cultural por todxs lxs pibxs de la calle

niosenjaulados2.jpg

La organiza la Asamblea Permanente por los Derechos de la Niñez este domingo 25 de julio, desde las 15, en la Plaza San Martín de La Plata, Prov. de Bs. As). El motivo, es que aseguran que aunque se manifieste con diferentes caras, la violencia hacia los chicos y chicas no cesó en estos dos años y resulta igualmente vergonzosa. Explican que a pesar de la existencia de un fallo judicial que impide detener a niños, niñas y adolescentes por contravención en la ciudad de la plata, continúan los apremios ilegales por parte de la institución policial. Los levantan de los lugares donde duermen, sólo por dormir, les queman los colchones, los golpean, los amenazan con quemarlos a ellos, si no “se marchan del centro de la cuidad”.
El comunicado emitido por la Asamblea Permanente por los Derechos de la Niñez continúa: “Mientras en la provincia se da un asesinato por gatillo fácil cada día y Luciano Arruga continúa desaparecido, los jóvenes son atacados por la policía cuando transitan o se reúnen en las calles. Sólo entre mayo y junio de 2020, en cuatro viernes se cometieron 44 detenciones de menores en la ciudad y fueron reprimidos con balas de goma por la institución policial, sin que todavía se haya clarificado quién dio la orden de estas represiones.
Los medios de comunicación continúan su campaña de “criminalización de la niñez pobre” y fomentan la visión social de estos niños y niñas como peligrosos, siendo el diario El Día, la publicación que acumula el 40% de las noticias que relacionan a los jóvenes menores de edad con el delito en todo el país. Sólo se refieren a ellos y ellas como enemigos potenciales de los que la sociedad adulta nos tenemos que cuidar. Son adultos los que les venden las drogas, los que les dan las armas, los que los introducen en la prostitución, los que los hacen desaparecer en las redes de trata de personas, y, en muchos casos, existe la connivencia de la policía en estos delitos.
Estos medios abonan el terreno y el imaginario social para que se exija “mano dura” para estos niños y niñas, y no hacen noticia de las situaciones de vulnerabilidad y riesgo a las que los mismos se enfrentan todos los días.
El Estado, que no implementa de forma efectiva las leyes destinadas a la restitución de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, también es “violento por abandono y omisión de sus responsabilidades”.
En un país donde 5.000.000 de niños, niñas y adolescentes viven por debajo de la línea de pobreza y mueren 27 bebés menores de un año por día, por causas evitables.
La falta de voluntad política se manifiesta en el vaciamiento del presupuesto destinado a implementar políticas de inclusión social para la niñez.
Y hablamos de cifras concretas: El Ministerio de Desarrollo social de la Provincia de Buenos Aires tiene asignado un monto de 2.246.000.000 pesos y de éstos sólo 275 millones se destinan para programas específicos de Niñez y Adolescencia. Para implementar el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, hay destinados sólo 47 millones. Asimismo, el municipio de la Plata recibió para este año un total de 5.700.000 pesos para la implementación de políticas para Niñez. A día de hoy sólo se utilizó el 20% de este dinero sin que se tenga idea de dónde han ido a parar los 4.000.000 restantes.
Estas decisiones políticas se traducen en que miles de niños y niñas no puedan acceder a programas de inclusión social por falta de presupuesto; los hogares convivenciales se vean obligados a cerrar sus puertas porque el dinero no alcanza; ni se implementen mecanismos de formación comunitaria y de control del destino de los fondos públicos, previstos para la construcción de una política integral de la infancia que permita modificar la prácticas tutelares y represivas del viejo paradigma del Patronato.
En la ciudad de La Plata, a pesar de la existencia de otro fallo judicial, del Juez Arias, confirmado por la cámara Contencioso administrativa, que obliga al Estado Provincial y Municipal, a restituir los derechos vulnerados de los niños y niñas en situación de calle, no hay un número mínimo suficiente de operadores de calle en el centro de la ciudad, el 0800 de niñez no funciona durante las 24 horas, el servicio local no dispone de dispositivos de urgencia las 24 horas; no se destinan partidas presupuestarias para implementar aspectos fundamentales de la Ley 13.298, como son la Comisión Interministerial, la Defensoría del Joven, y el Observatorio Social.
El único avance que observamos en la ciudad de La Plata, es el Consejo Local de niñez y adolescencia, que funciona con muchas dificultades, por el impulso de las organizaciones que trabajamos con niñez, y no por impulso del Municipio.
Y mientras este vacío de presupuesto se agudiza, este mismo Estado ausente se propone la baja de la edad de imputabilidad como medida que ya tiene media sanción en senadores, para combatir los problemas de inseguridad, sin tener en cuenta que de dos mil homicidios dolososos, los cometidos con participación de niños y niñas constituyen tan sólo el 0,2% del total, mientras que los adultos participaron en un 100%. No se van a terminar tales problemas bajando la edad y, sin embargo, se va a permitir que estos niños y niñas, que deberían tener a su alcance todas las medidas que les permitan su inclusión social, van a ser arrojados por el Estado al encierro y a una mayor estigmatización y marginación social”.
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd