Red Eco Alternativo ***

La presencia expulsiva del Estado

Buenos Aires Presente (BAP) es el programa del gobierno porteño encargado de brindar atención social inmediata a las personas en situación de calle. Sus trabajadores emitieron un comunicado en el que rechazaron las declaraciones realizadas por distintos funcionarios del área en los últimos días.

En primer lugar, el cuerpo de trabajadorxs precarizadxs del BAP expresó su solidaridad para con las personas que se encuentran en situación de calle, a quienes consideran los principales afectados y víctimas de las bajas temperaturas y de la “ineficacia de las políticas públicas implementadas por lxs funcionarios del Gobierno de la Ciudad”.

En este sentido, repudiaron las declaraciones del director general de Atención Inmediata, Mariano

Goyenechea, quien dijo que Sergio Zacarías, el hombre que murió de frío a cuatro cuadras de la Casa Rosada, “no aceptó” la ayuda que se le brindó, culpabilizándolo así de su propia muerte; de la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, quien afirmó que no comparte “la necesidad de abrir un estadio”, tal como lo hizo River, entre otros clubes de futbol, para que personas en situación de calle puedan dormir bajo techo y no a la intemperie; y del propio jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, quien sostuvo en reiteradas oportunidades que en los paradores de la Ciudad “hay lugar” y que la gente “no quiere ir”, desconociendo y encubriendo – en palabras de los trabajadores – el mal funcionamiento de los mismos.

Los trabajadorxs manifestaron además que muchas veces se encuentran en situaciones de precariedad para con ellos mismos y para con las personas que viven en la calle a las que les deberían llegar los recursos destinados desde el Estado: “Por ejemplo este año, inexplicablemente durante las primeras semanas del denominado ‘Operativo Frío’ tuvimos que salir a calle sin elementos como comida, abrigo y demás insumos. Desmentimos la existencia de 32 paradores (y por lo tanto de 2300 camas) así como de 45 móviles para abordar la problemática”.

En este sentido, afirmaron que el Estado no está ausente, sino que está presente de una manera desidiosa y expulsiva: “Lxs trabajadores repudiamos esta intención manifiesta de aplicar determinadas políticas públicas que no palian ni resuelven la problemática en sí. Instamos rápidamente a que se cambie la dirección de estas políticas públicas y a que se abra una línea de trabajo articulada con todas las organizaciones comunitarias, sociales y barriales, reconociendo su valioso aporte cotidiano para mejorar la vida de quienes se encuentran más vulnerabilizadxs. La calle no es un lugar para vivir, la calle no es un lugar para morir, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es responsable y debe tomar medidas inmediatas y dejar de relatar las situaciones que ocurren a diario como meros espectadores”.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!