Denuncian vaciamiento del Banco Nación

Así lo hizo la Asociación Bancaria a través de un comunicado en el que señala que este lunes 11 de febrero, en coincidencia con el desembarco del representante del Fondo Monetario Internacional, se ha hecho público que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dispuso tomar 40.000 millones de pesos del Banco Nación para garantizar el pago de intereses de la creciente deuda. Esto se llevó a cabo obligando a la entidad a la suscripción directa de un Bono del Tesoro a tasa Badlar, mediante la Resolución 13/2019.

En el comunicado, desde el Secretariado General Nacional de la Asociación Bancaria señalan: “ante ello no podemos dejar de reiterar, como hicimos ante exacciones de capital dispuestas en los presupuestos nacionales, que tanto la gestión de ese Ministro, como la del Presidente del BNA, Javier González Fraga es en extremo irresponsable, despatrimonializa a la entidad, impone nuevos límites a su capacidad crediticia y sus posibilidades de responder a una crisis que inevitablemente sucederá habida cuenta la progresiva destrucción de nuestra economía real que afecta directamente la solvencia tanto de los tomadores de crédito, como del Estado, habida cuenta la caída en términos reales de la recaudación fiscal, y del propio sistema financiero.
Esta medida violenta, entre otras normas, la Ley 24.156 de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público que exige garantizar principios de regularidad financiera, legalidad, economicidad, eficiencia y eficacia en la obtención y aplicación de los recursos públicos.
La decisión, además, confluye con la irresponsable decisión del Banco Central de aumentar nuevamente en un 3% los ya altos encajes bancarios, que con grave riesgo admite que parte de esos encajes estén integrados por Bonos del Tesoro Nacional, restringiendo la capacidad crediticia de todo el sistema, ya prácticamente anulada por tasas de interés estratoféricas. Todas las experiencias de altas tasas de interés y aumento de encajes resultan en crisis económicas, y por ende de solvencia del sistema financiero.
Lo hemos advertido, la política de este Gobierno ya no es privatizar el BNA como en la década del 90, sino directamente vaciarlo para que su lugar sea ocupado por la Banca Transnacional.
Rechazamos y repudiamos estas decisiones que exigimos sean rectificadas con urgencia. Los bancarios no permitiremos la destrucción del Banco Nación.
Ratificamos pues, el estado de movilización, el alerta en relación a toda la banca pública, y por ello, también confluimos con distintas iniciativas multisectoriales reclamando el urgente cambio de este demencial esquema económico y financiero que empuja a la Argentina hacia el quebranto”.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd